“Sentí feo”, ''Nunca vi algo así'': testimonios de una tragedia en Ciudad Caucel

Testigos lamentan trágico final de una mujer en Caucel
martes, 30 de noviembre de 2021 · 06:00

Sentí muy feo y hasta ganas de llorar me dio”, relata Marilyn Martínez, al recordar el momento exacto en que Yarizbeth H.C. cayó desde una torre de alta tensión el domingo por la tarde en Ciudad Caucel.

Marilyn, quien vende jugos a un costado de la parroquia Santa Teresa de Calcuta, enfrente de la torre, llegó a su puesto pasando las 10 de la mañana, unos minutos después de que la mujer, originaria de Veracruz y conocida como Yaris, escalara la torre.

“Normalmente llego al puesto temprano en la mañana, pero ayer (por el domingo) otra abrió, y en que vine fue cuando vi que ya estaba arriba”, dice la joven.

Comerciantes locales, los primeros testigos

A un costado de Marilyn está un puesto de quesos, cuyo mostrador mira hacia la explanada de la iglesia en vez de la torre y por eso la pareja de encargados tampoco vio que la veracruzana se suba. “Como a las 10 ya nos damos cuenta que está allí”, dice uno.

A las 10:30 de la mañana, el fotógrafo del Diario Valerio Caamal regresaba a su casa, luego de cubrir más temprano un “plogging”, un partido de fútbol y una sesión de fotos con un pintor. Eran los únicos eventos de ese día y se preparaba para descargar sus fotos cuando vio que en redes sociales comenzaban a transmitir en vivo la escalada de la mujer. A los pocos minutos sonó su teléfono: le pidieron que acudiera a Ciudad Caucel, pues una mujer amenazaba con aventarse desde una torre de alta tensión de más de 40 metros de altura.

Para entonces, la acción de Yarizbeth no solo había llamado la atención de los vecinos sino de cientos de internautas. Entre las personas que siguieron el caso en redes estaba una vendedora de tacos de canasta enfrente del sitio, pero que ese día no acudió, pues le tocó trabajar a un primo. Fue precisamente su pariente uno de los primeros que comenzó a transmitir historias del suceso en su cuenta de Instagram.

Él estuvo aquí (en el puesto) hasta las tres y cuando vinieron por él fue un show para que salga porque la policía había acordonado toda el área”, dice la joven. “Cuando mi primo regresó (a la casa) nos dijo que no se tiró, por eso yo no creí cuando dijeron que se había lanzado”.

Yarizbeth se aventó de la torre a las 4:30 p.m., luego de que personal de la Secretaría de Seguridad intentara rescatarla.

La experiencia VS la empatía

El fotoperiodista del Diario logró captar la caída de la mujer, cuando rebota tres veces con los fierros de la torre y su llegada al suelo. “Por instinto tomé las fotos, pero luego que todo terminó empecé a temblar. Es algo impactante, nunca en mis veinte años como fotógrafo había visto algo así”.

A Marilyn, la caída la impactó mucho. “Se cayó bien feo. Nunca pensé que se fuera a arrojar, por un momento llegué a pensar que sí se iba a bajar, que iban a ayudarla. Fue como quedar en shock hasta ganas de llorar me dieron, a pesar de que no conozco a la persona”, señala Marlyn, quien todavía se estremece cuando recuerda el suceso.

Los vendedores de queso tampoco esperaban un desenlace trágico. “Sentí escalofríos. Fue horrible verla caer. Son momentos fuertes que no te esperas (…) Después que la abrazaron (los bomberos en un intento de rescatarla) pensamos que ella iba a poner de su parte y dejarse ayudar, sin embargo, no fue así. Es algo terrible. Sientes impotencia, sientes feo, sientes todo”.

Destacan labor de los rescatistas

La vendedora de tacos de canasta, por su parte, destaca la labor de los rescatistas.

“Es algo muy triste, empezando con ella, aunque haya sido su decisión, y ellos (los rescatistas), aunque sea su trabajo, también pusieron en riesgo su vida, y es terrible porque no te levantas un dominguito pensando que puedes morir”.

Otras Noticias