Acusación por personas alcoholizadas en el transporte público de Yucatán

lunes, 8 de noviembre de 2021 · 15:54

MÉRIDA, Yucatán.— Con la disminución del número de casos confirmados de coronavirus en la entidad, la reactivación comercial va en aumento, lo que se observa incluso en el incremento del número de usuarios del transporte público en todo el Estado.

Además de la pandemia, los usuarios del servicio de transporte público enfrentan otros riesgos o situaciones irregulares, que se han tolerado durante años, y que en algunos casos, han causado incluso la insensibilidad de los propios pasajeros.


También le podría interesar: "Choques consecutivos en el periférico de Mérida: 9 vehículos involucrados"


Una de esas situaciones, que en últimas fechas se ha denunciado incluso a través de las redes sociales, es la admisión en los colectivos y autobuses de personas en estado inconveniente, y que incluso acceden a los vehículos con botellas de licor que continúan ingiriendo en el interior de las unidades.

[caption id="attachment_980374" align="alignnone" width="1200"]Ley de Tránsito de Yucatán La Ley de Tránsito de Yucatán prohíbe el acceso de personas en estado de ebriedad a las unidades del transporte público[/caption]

¿Qué dice la Ley de Tránsito?

De acuerdo con el Reglamento de la Ley de Tránsito y Vialidad del Estado de Yucatán, que en su Título Noveno se refiere a las Normas generales de tránsito, señala en su Capítulo II, de los derechos, obligaciones y prohibiciones de los peatones; el Artículo 170, dice que el peatón tiene prohibido:

Inciso VII.- Abordar en estado de ebriedad o bajo la influencia de estupefacientes o psicotrópicos, vehículos del servicio público de transporte colectivo de personas.

Tanto las autoridades, como los permisionarios y los operadores del transporte público tienen la obligación de vigilar el cumplimiento de estas normas, así como los usuario del servicio deben denunciar en su caso la irregularidad, de no hacerlo, los propios pasajeros se exponen a situaciones que pueden derivar en faltas graves o situaciones que podrían salirse de control.


También le podría interesar: "Se registra un robo en un comercio del centro de Mérida"


Acusación de acoso

En fechas recientes, una persona que utilizaba el transporte público de la ruta Mérida-Seyé fue víctima de acoso sexual por parte de una persona en estado de ebriedad que había accedido al vehículo sin que el operador se lo impidiera.

De acuerdo con la versión de la afectada, el hombre subió al vehículo llevando una mochila en la que guardaba presuntamente una botella de licor que continúo ingiriendo durante el trayecto del viaje.

El ataque

La joven añadió que el vehículo se encontraba con pocos pasajeros y, en un momento dado, el hombre se cambió de lugar y se sentó junto a la mujer a quien intentó tocar las piernas; la reacción de la afectada fue inmediata, empujó al sujeto y levantando la voz le exigió alejarse de ella y dejarla de molestar.

A pesar de la petición de la mujer, el hombre se habría quedó sentado junto a ella, sin tocarla pero aún amenazante; la insistencia de la mujer lo habría obligó a quitarse de ese lugar y sentarse en otro asiento del autobús.


También le podría interesar: "Hallan sin vida a dos mujeres en distintos puntos del poniente de Mérida"


[caption id="attachment_980376" align="alignnone" width="1200"]Ley de Tránsito de Yucatán La Ley de Tránsito de Yucatán prohíbe el acceso de personas en estado de ebriedad a las unidades del transporte público[/caption]

Víctima sin ayuda

La víctima del acoso comentó en su denuncia que, el enfrentamiento con el hombre fue desagradable pero también lo fue darse cuenta que ninguna de las personas que viajaban en el vehículo intentó auxiliarla y, peor aún, que el operador del autobús continuó se camino sin ofrecer a la mujer ayuda, ni denunciar al sujeto, quien pudo llegar a su destino y bajar de la unidad sin ningún problema.

Llamado a denunciar

La mujer hace un llamado a las autoridades, concesionarios y operadores del transporte público a poner más atención en esta situación irregular, que pone en riesgo la seguridad de los pasajeros, y llama a los usuarios a no quedarse callados y denunciar las irregularidades que se cometen en el servicio del transporte de pasajeros.

Otras Noticias