Triunfo de colonos deja en evidencia a la corrupción en Yucatán

Llamado vecinal tras un fallo: no se dejen intimidar
miércoles, 1 de diciembre de 2021 · 06:45

Llamado vecinal tras un fallo: no se dejen intimidar

Representantes de colonos de los fraccionamientos Del Arco y Vista Alegre manifestaron su beneplácito por la sentencia del Tribunal Unitario Agrario del Distrito 34 que los favorece y protege de la mafia agraria e hicieron un llamado a otros vecinos que atraviesen por problemas similares: “No se dejen amedrentar”.

También indicaron que la resolución a su favor y los factores que la rodearon exhiben un alto nivel de corrupción en los litigios agrarios, pero también evidencian una actitud ética de la magistrada Lilia Isabel Ochoa Muñoz, quien sentó un precedente a pesar de una serie de presiones de la red que está detrás de los despojos de tierras y de las extorsiones a propietarios de predios en Yucatán.

Mafia agraria, al descubierto en Yucatán

Ayer publicamos que el Tribunal Unitario Agrario (TUA) del Distrito 34, con sede en Mérida, propinó un nuevo revés a la mafia agraria que opera en Yucatán al declarar improcedentes las demandas del ejido de Chuburná contra vecinos de los fraccionamientos Del Arco y Vista Alegre, que desde 2017 se enfrentaban a la amenaza de perder sus casas.

La resolución es consecuencia de un recurso de revisión que interpusieron los colonos ante una primera sentencia favorable al núcleo agrario de Chuburná, que reclamó la restitución de la superficie donde hoy se asientan esos fraccionamientos.

Ya impugnaron

El fallo de la magistrada Ochoa Muñoz no está firme aún. Según se averiguó, la representación jurídica del ejido de Chuburná presentó ayer también un recurso de revisión, que el tribunal local turnará al Tribunal Superior Agrario.

El Tribunal Superior podrá ratificar o modificar la sentencia, aunque los vecinos confían en que se mantendrán los conceptos y se impondrá la razón sobre el atropello.

La representante legal del ejido es Rebeca Buenfil Méndez, quien ha sido señalada como la cabeza visible de una mafia que, según un acuerdo del TUA que se dio a conocer en marzo pasado, involucraba a personal del tribunal y de otras dependencias del ramo.

Entrevistados sobre la reciente resolución, Russell Santos Morales, Diego Molina Rojas y Víctor Sabido Córdoba manifestaron, en representación de los vecinos de Vista Alegre y Del Arco, que la decisión de la magistrada del TUA envía un mensaje: la unión hace la fuerza.

Integridad

“Hacemos un llamado a la sociedad a que tenga cuidado y no caiga en manos de gente como Rebeca Buenfil”, manifestó el ingeniero Santos Morales. “La sentencia pone en evidencia actos de corrupción... No es un triunfo de la justicia, porque ésta siempre debe prevalecer, sino que es resultado de un acto de ética y de integridad de la magistrada Lilia Ochoa, quien hizo un estudio objetivo del caso”.

Los entrevistados recordaron que son más de cien propietarios de casas que fueron demandados por el ejido, con el propósito de extorsionarlos, y cinco han fallecido desde que se inició esta lucha legal para defender su patrimonio, en 2017.

En cuanto al contenido de la sentencia, precisaron que la magistrada enfocó el estudio a los requisitos que debe reunir una demanda de restitución de tierras, y al no cumplirse declaró la improcedencia. En su revisión consideró no solo pruebas que ya constaban en el expediente sino también planos e información solicitada a otras dependencias, como el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), así como consultas a documentos de instancias como el Padrón e Historial de Núcleos Agrarios del Registro Agrario Nacional, jurisprudencias y tesis jurídicas, entre otros elementos.

Puntos básicos

Básicamente se verificaron tres puntos, con base en la demanda:

  • 1) Que el núcleo agrario Chuburná es el propietario del terreno cuya restitución reclama.
  • 2) Que los demandados tienen la posesión de los predios.
  • 3) Que los terrenos en litigio están debidamente identificados y que existe identidad entre los que se reclaman y los que tienen en su poder los demandados.

En ninguno de los tres casos se acreditaron los hechos expuestos por la parte actora, de acuerdo con los conceptos expresados por la juzgadora, en los que abundaremos en próxima edición.

Mafia Más detalles

La pesadilla de vecinos de los fraccionamientos Vista Alegre y Del Arco se inició en 2017.

Primeros avisos

Ese año recibieron notificaciones de un juicio que promovió en su contra el ejido de Chuburná, representado por Rebeca Buenfil Méndez, exvisitadora de la Procuraduría Agraria en Yucatán.

Privados desde 1913

Hay evidencias registrales de que los terrenos cuya restitución reclama el núcleo agrario Chuburná son propiedad privada desde 1913 y nunca apareció, hasta 2017, algún campesino que los reclamara como suyos.

Para “sacar dinero”

En el expediente han intervenido dos directivas del comisariado ejidal. En la primera era presidente Baltazar de los Reyes Huchim, quien en una ocasión comentó a la magistrada Lilia Ochoa Muñoz que el ejido ya no tiene tierras y la única forma de “sacar algo de dinero” era mediante los juicios contra los colonos.