Optimismo empresarial: el 2022, un año de recuperación para Yucatán

Enseñanzas y desafíos por el avance del Covid
viernes, 31 de diciembre de 2021 · 06:45

Líderes del sector privado yucateco manifestaron que las enseñanzas que deja este año con la pandemia permiten abrigar un optimismo; moderado de cara al año que está por comenzar.

En su opinión, los desafíos que ha representado el Covid y la reacción de las empresas para sortear los problemas hacen pensar que; aun ante las peores crisis, se puede salir adelante.

Los presidentes de la Canacome, Iván Rodríguez Gasque; de Canacintra, Jorge Charruf Cáceres; de la CMIC, Raúl Aguilar Baqueiro; de la Canirac, Roberto G. Cantón Barros, y del Cetur, Jorge Carrillo Sáenz, hablaron al Diario de lo que deja 2021 y sus expectativas para 2022.

Los entrevistados destacaron que muchas de las empresas yucatecas se tuvieron que reinventar para adaptarse a las nuevas condiciones del mercado. Pese a que hubo empresas que no se pudieron recuperar, otras lo hicieron con éxito.

El sector que está teniendo un repunte este fin de año es el turismo y las expectativas son favorables; pues se espera en el futuro cosechar lo trabajado en el Tianguis Turístico. Además, aprovechar las enseñanzas que deja la pandemia en los cambios de hábitos de los viajeros.

Reinventarse, la enseñanza clave que deja 2021

Para el sector privado yucateco, este año que concluye les dejó de enseñanza que es necesaria la innovación; la confianza entre el Estado, el sector privado y la sociedad es indispensable para enfrentar graves problemas como la pandemia, así como contar con colaboradores comprometidos con la empresa, y que con nuevos productos, como los que ahora hay en turismo, se puede salir delante de las crisis que se presenten.

En voz de los presidentes de la Canacome, Canacintra, CMIC, Canirac y Cetur, el gran cierre de este año que se está registrando les dará impulso para tener buenas expectativas en 2022 en el sector comercio.

En turismo esperan cosechar lo trabajado en el pasado Tianguis Turístico, en tanto los industriales tienen esperanzas en que se consolide el puerto de altura, los constructores planean seguir trabajando en la confianza hacia el Estado para captar más inversiones.

¿Qué fue lo peor para el sector privado en 2021?

Sobre lo peor del año que termina, los líderes empresariales locales destacaron los efectos de la pandemia y la cantidad de muertes que dejó, la escasa inversión del gobierno federal en Yucatán, la nueva cepa del Covid (Ómicron) y el cierre de negocios, sobre todo de aquellos que no se pudieron recuperar y siguen cerrados.

Con motivo del fin de 2021 y el pronto inicio de 2022, se les pidió a los líderes empresariales locales que respondan las siguientes preguntas:

¿Qué enseñanza le deja al sector el año que termina? ¿Qué fue lo mejor que le pasó? ¿Qué fue lo peor? ¿Cuáles son las expectativas para 2022?

En esta edición publicamos la primera parte de sus declaraciones.

Los industriales

Jorge Abel Charruf Cáceres, presidente de la Canacintra, respondió que una de las enseñanzas más importantes que deja este año es lo fundamental que ahora es reinventarse en todos los aspectos de la vida.

“Pero si se aplica estrictamente al sector industrial, este año fue uno de paradigmas rotos, dejar atrás muchos usos y costumbres y enfrentar situaciones inéditas”, apuntó.

Ante eso, la industria yucateca demostró su capacidad para reinventarse y salir adelante. Por ejemplo, empresas de alimentos se reinventaron para ser fabricantes de productos que estaban en demanda por la pandemia como el gel antibacterial, y así salir adelante en lo que los demás mercados retomaban su curso”.

También destacó la capacidad de la industria para adaptarse a los nuevos retos y realidades.

Mantienen estrictos protocolos

Según citó, las industrias de alimentos y bebidas tradicionalmente tienen protocolos de higiene muy estrictos, las de otros sectores reaccionaron rápido y replicaron esos protocolos en sus instalaciones para volverse espacios seguros de trabajo, lo que les permitió trabajar de manera constante durante la pandemia.

La reinvención industrial y capacidad de adaptarse a los nuevos retos y realidades permitió al sector industrial ser un jugador importante en la reactivación económica segura en el estado, y de esta forma convertirse en el motor en la recuperación de empleos en la entidad.

¿Qué fue lo mejor que dejó el 2021 al sector privado?

En cuanto a lo mejor, consideró que uno de los puntos a destacar para el sector industrial yucateco fue que al participar en la Convención Nacional de Delegaciones Sectores y Ramas de Canacintra en Tampico, y fruto del trabajo en equipo y coordinado de la delegación yucateca y aliados, se ganó la sede para que esta entidad reciba por primera vez a los industriales más importantes de todo el país en esta convención para el próximo año.

En opinión del dirigente de los industriales locales, este evento ayudará a consolidar Yucatán como la capital industrial del sureste, y pone al estado en el mapa industrial de México y el mundo.

De lo peor, sin dudar Charuf Cáceres citó que los efectos de la pandemia fueron un duro golpe a todos los sectores, pero lo importante es seguir participando en una recuperación económica segura y sobre todo, avanzar en la vacunación que va de la mano del avance en la economía.

Lee también: El 2022, año de restauranteros

Las expectativas del sector son positivas, continuó, los niveles de empleo del sector industrial ya son superiores a los de prepandemia en Yucatán, también las exportaciones están en niveles similares a prepandemia.

Esto habla de que los productos con el sello “Hecho En Yucatán” colaboran en la recuperación económica, al activarse los mercados internacionales, apuntó. Las fábricas en Yucatán ya funcionan a toda su capacidad y eso genera beneficios en todos los sectores.

Es importante seguir avanzando en temas prioritarios de alto impacto como la llegada de gas natural en cantidad y calidad suficiente para generar energía, eso se traduce en que los productos “Hecho en Yucatán” sean cada vez más competitivos en los mercados nacionales e internacionales, y el Estado se siga fortaleciendo como polo de atracción de inversiones nacionales y extranjeras.

Por otro lado, también mencionó la consolidación de la ampliación del puerto de altura de Progreso, que haría de Yucatán un estado aún más competitivo en costos logísticos, cubriendo las necesidades que se generen del crecimiento importante que tiene el estado, consolidándolo como la puerta de entrada y salida de la región.

Comercio formal

Iván Rodríguez Gasque, presidente de la Canacome, dijo que la enseñanza que deja 2021 es que a pesar de las dificultades siempre habrá luz al final del túnel, lo que va ligado con lo mejor que pasó este año: las vacunas.

En lo personal, la experiencia de ver de cerca las caras de alivio de las personas de la tercera edad al recibir su primera dosis de vacunación en las instalaciones de la Cámara de Comercio, que fue una de las sedes de esta campaña, fue algo muy gratificante.

Creo que lo peor de este año fue el lamentable número de fallecidos que tuvimos por la pandemia; leer que hubo 15 muertos, 20 o el número que sea... el impacto que tiene en una familia el fallecimiento de uno de sus seres queridos es sin duda lo más difícil que todos los yucatecos tuvimos que enfrentar este año”, afirmó.

De cara a 2022 con mayor optimismo

Para el líder de los comerciantes locales, si la nueva cepa Ómicron se sigue comportando como hasta ahora (más contagiosa, pero sin aumentos significativos en hospitalizaciones y fallecimientos) “la expectativa para el 2022 es positiva a pesar de los retos, ya que en general todo el sector empresarial está ávido de retomar proyectos y seguir creciendo como lo veníamos haciendo en nuestro estado hasta 2019”.

Sin duda 2021 fue un año con mucha complejidad, veníamos de un 2020 que fue totalmente incierto y al inicio de este año seguíamos con muchas dudas de lo que vendría; sin embargo, ya veíamos las primeras señales de luz con la aplicación de las primeras vacunas en algunas partes del mundo desde enero y a los pocos meses en Yucatán”, añadió.

El dirigente recordó que el sector del comercio, servicios y turismo fue de los más afectados en el plano mundial, y por supuesto Yucatán no fue la excepción.

Por ello, el primer semestre fue muy retador para todos y en especial para estos sectores, pues a pesar de las primeras vacunaciones apenas entraron a un breve período de mejoría a principios de mayo hasta que llegó la variante Delta que nuevamente complicó las cosas.

El turismo

Jorge Carrillo Sáenz, como presidente del Consejo Empresarial Turístico (Cetur), compartió que la enseñanza de este año que termina fue desarrollar nuevos modelos de productos turísticos, ya que hoy día los turistas viajan en grupos pequeños (para no estar tantos dentro de un autobús con muchas personas) y lo que principalmente buscan son actividades turísticas al aire libre.

Es por eso que hoy ofrecen ese tipo de experiencias bajo la nueva modalidad, y es algo que se ha tenido que desarrollar por la pandemia (Continuará).

Lee también: Compromiso con restauranteros de Valladolid

Más de