Seis amparos contra el tren

Jueces federales nos dan largas, señala activista
viernes, 12 de febrero de 2021 · 05:00
Jueces federales nos dan largas, señala activista La Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch Xíinbal ganó recientemente un amparo porque el Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo y Administración declaró infundada la queja de Fonatur contra el juzgado federal que concedió la suspensión de obras del Tren Maya, por falta del estudio completo del Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA). Sin embargo, ese amparo es apenas uno de los seis que el colectivo ha promovido contra el proyecto federal. Tenemos dos suspensiones ganadas contra el Tren Maya, explicó el profesor Pedro Uc Be, integrante de ese colectivo indígena. “La suspensión de obra nueva que nos fue notificada hace unos días es por falta de información que no quiso dar Fonatur respecto a la MIA; la otra tiene relación con el Covid porque aun cuando está crítica la pandemia, la gente sigue trabajando en tres turnos”. “Hay una contradicción del gobierno federal con el exhorto de que nos quedemos en casa porque hasta el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador vino a apresurar los trabajos”, refirió. “El amparo que nos concedieron tiene que ver con que no se están respetando las medidas sanitarias impuestas por el mismo gobierno en esta emergencia de salud”. Pedro Uc informó que los otros cuatro amparos son más robustos en cuanto al sustento de las demandas porque tienen que ver con la destrucción del patrimonio cultural, y el cual no han querido resolver los jueces federales porque se han declarado incompetentes para hacerlo. “Los jueces federales de Yucatán y Quintana Roo se han declarado incompetentes y alargan el proceso. Ahora nos piden ratificar las firmas para retardar el proceso, pero estamos cumpliendo”, dijo. “Estos jueces no han querido tomar en serio los amparos que están robustos, están más claras las violaciones a los derechos de los pueblos originarios y están dando largas para que no caminen”.

La naturaleza

Otro amparo es sobre la destrucción del medio ambiente, la contaminación del agua y por las licitaciones que realiza Fonatur, pues no está facultada para hacerlo en materia de comunicaciones y quita facultades a la SCT. Fonatur, explicó el profesor, no puede estar haciendo una construcción de esta naturaleza, lo debe hacer la SCT. “Es ilegal que Fonatur lo haga y esté licitando las obras. Los jueces federales no le quieren entrar al estudio y solución de esos amparos”. Actualmente el recurso más robusto está en la sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que tampoco no ha querido darle curso. Pedro Uc sostiene que este amparo tiene que ver con la defensa del patrimonio cultural y del medio ambiente. Los jueces federales de Yucatán se declararon incompetentes y lo turnaron a la Corte donde está en espera de su admisión y estudio. “La construcción del Tren Maya nos está despojando del patrimonio histórico y cultural con la destrucción de vestigios arqueológicos”, dijo el activista. “Hay más de 20,000 vestigios que han encontrado en la ruta y no hay ningún estudio del INAH que determine qué está pasando con esos sitios históricos, si necesitan protección para que los respeten, si hay que rescatarlos o los están destruyendo”. “No nos alegra mucho la suspensión que nos notificaron hace unos días porque no habla de una suspensión definitiva, sino de suspensión de obra nueva y Fonatur alega que no hace obra nueva, sino que rehabilita la vía existente”, señaló. “Los jueces juegan con estos argumentos, pero si vieran el trabajo que se hace debería parar todo porque sí están construyendo todo nuevo”.

Viviendas

Guadalupe Gutiérrez Cáceres, del colectivo Tres Barrios, lucha junto con unas 300 familias que pueden perder sus propiedades en los barrios Santa Lucía, Camino Real y La Ermita en Campeche porque el tren usará la antigua vía ferroviaria que atraviesa la ciudad. Como es de mayor dimensión, el Tren Maya requiere una ampliación de 15 metros por lado, lo que afectaría parte de las casas que se ubican frente a las rieles.— Joaquín Chan Caamal El colectivo Tres Barrios se amparó contra el desalojo forzado y contra el trabajo que realizan los trabajadores del Tren Maya aun en medio de la pandemia. El colectivo ganó provisionalmente el amparo y el Juzgado Primero de Distrito de Campeche sentenció que no podrá continuar el proceso de desalojo mientras dure la contingencia. La próxima audiencia está programada para este lunes 15. En su demanda, los vecinos campechanos piden que las vías férreas se reubiquen fuera de la ciudad.

Discutirán el proyecto

La señora Gutiérrez Cáceres informó que el miércoles 17 el colectivo Tren Barrios organizará el diálogo “Tren Maya, vivienda y desalojos forzosos”, el cual se transmitirá a las cinco de la tarde por Facebook Live. Participarán el licenciado Kalycho Escoffié Duarte, del grupo jurídico Kanan Derechos Humanos, y ella representando a Tres Barrios. La abogada Celeste Patiño será la moderadora de este diálogo virtual.

Más de