Explican impacto psicológico ante el regreso a clases

Explican impacto psicológico ante el regreso a clases
martes, 27 de julio de 2021 · 02:30

En todos los cambios siempre hay repercusiones, recordó la psicóloga Fanori Andrea Lozada Ríos, de la comisión clínica y de la salud del Colegio de Psicólogos del Estado de Yucatán, al referirse al regreso a clases de manera presencial en el próximo ciclo escolar.

A su vez, la psicóloga Guadalupe Janet Villanueva Durán, con maestría en Psicología Clínica y diplomado en Psicología Educativa, entre otras especialidades, expuso que desde el punto de vista psicológico, el mejor momento para que los niños regresen a clases es cuando los papás estén listos emocionalmente para enviarlos, pues la gestión emocional de los padres es una referencia para los niños con la cual gestionar sus propias emociones.

Por ello, los padres deben analizar las ventajas y desventajas de esta toma de decisiones, sopesando las necesidades de seguridad, salud, educativas, cognitivas y sociales de su hijo, añadió.

La psicóloga Fanori Lozada mencionó que las personas y los niños se han estado acostumbrando al aislamiento, “nos adecuamos a las situaciones”.

Entonces repercusiones emocionales o no (del regreso a clases), creo que también dependen de las condiciones de bioseguridad que tenga cada institución educativa, explicó.

La psicóloga Villanueva expuso que la infancia es una etapa de la vida en la que son más vulnerables psicológicamente y lo que ocurre alrededor influye mucho en el desarrollo psicoemocional y conductual.

Después de 17 meses de estar en casa debido a la pandemia se pueden generar muchos desafíos emocionales para los menores (de primaria, secundaria y preparatoria), pero no se puede generalizar.

¿De qué dependerá mucho que algunos tengan esos desafíos psicoemocionales? De su personalidad, de las vivencias que ha pasado durante la pandemia, si ha perdido a un ser querido debido a un contagio, o la tensión emocional en caso de que alguno de los familiares se haya enfermado y cómo fue el proceso de recuperación.

Ansiedad por el regreso a clases

Otro de los factores muy importantes que pueden impactar emocionalmente es la referencia que tengan de su familia respecto a la situación actual: si tienen papás que no gestionan bien su miedo al virus, a ellos les puede generar mucha angustia y ansiedad, sobre todo en los niños de primaria, que escuchan lo que sus papás dicen, la forma en que actúan, etcétera.

Entre las principales consecuencias emocionales que presentan está la ansiedad, en especial en los niños pequeños, al separarse de su familia después de casi año y medio de estar en casa con ellos.

Es como el niño de kínder que va a clases por primera vez, comparó. Pueden sentir ansiedad de que ir a la escuela no es seguro.

Durante todo este tiempo al niño se le ha explicado que estar en casa, en aislamiento, es la mejor manera de estar seguros y de pronto cambiarles la percepción de que es momento de ir a la escuela, de integrarse a los demás, claro con sana distancia, al niño le genera confusión de decir que ya no estará en el lugar seguro y a algunos sí les puede generar ansiedad.

Los niños que tienen más probabilidad de presentar ansiedad son los hijos de padres que tienen alguna característica de ansiedad, ya sea como rasgo o estado, indicó la psicóloga.

Al regreso a las aulas también pueden experimentar sentimientos de culpa porque hay niños que tienen miedo de contagiarse y contagiar a un familiar, sobre todo si éste es vulnerable.

Para el niño representa una gran responsabilidad cuidarse, tomar todas las medidas para no contagiarse ni a alguien más.

Tampoco se tiene algún seguro en cuanto a la modalidad. Se dice que irán a clases los niños cuyos padres así lo deseen. Los menores estarán poco confusos porque algunos estarán de manera presencial, otros en línea o de manera híbrida y eso de alguna forma genera desmotivación y estrés porque el niño ha escuchado que si cambia el semáforo regresará a clases en línea. Es como una adaptación continua.— CLAUDIA SIERRA MEDINA

También pueden sentir miedo y frustración en cuanto a las relaciones sociales con sus compañeros.

Es importante que los papás preparen a los niños para el regreso y explicarles sobre todo a los más pequeños que regresarán, pero el panorama es diferente.

Los niños que son muy sociales sentirán frustración porque verán que sus compañeros ya no están interactuando con ellos como lo hacían antes.

En los niños ansiosos puede generarse miedo en el momento de interactuar. Se darán cuenta que no es lo mismo que cuando dejaron de ir a clases presenciales y ahora regresan.

Enseñanzas

La especialista expuso que hay que ayudar a los niños a gestionar sus emociones y prevenir en lo posible repercusiones. Los papás deben preparar sobre todo a los más pequeños, enseñarles las medidas de autocuidado como el gel antibacterial y el uso correcto del cubrebocas; explicarles de manera tranquila y natural que las cosas no serán como antes.

Calma

Lo importante es que los papás no transmitan temor a los niños, pues si el papá es ansioso el niño se volverá ansioso, al tener la referencia e interpretación del papá, expuso.

Otras Noticias