Forcejeo entre Renán Barrera y Mauricio Vila enturbia el caso José Eduardo: analista

viernes, 20 de agosto de 2021 · 05:40

MÉRIDA.- En estos momentos existe un forcejeo político muy fuerte entre el alcalde Renán Barrera y el gobernador Mauricio Vila, ambos del PAN, que ha enredado y enturbiado, por desgracia, el caso de la muerte de José Eduardo Ravelo Echevarría, afirma el doctor Antonio Salgado Borge.

Todo se puede nublar a partir de la disputa entre estos dos personajes políticos, indicó. Mientras Vila aspira a ser precandidato presidencial, Barrera aspira a la gubernatura de Yucatán en las próximas elecciones.

Salgado Borge hizo esos comentarios en una entrevista en el programa de radio de la periodista Carmen Aristegui.

Ahí señaló que, a partir de nuevas piezas de evidencia, se puede plantear la hipótesis de que no fueron policías municipales de Mérida los que causaron la muerte de José Eduardo, sino agentes de la corporación estatal.

¿Qué policías fueron los responsables? ¿De qué corporación?, le preguntó la conductora.

Esa es la pregunta más relevante sobre el caso en estos momentos, dijo Salgado. Es una pregunta clave, porque inicialmente, cuando se conocieron los videos de policías municipales maltratando a José Eduardo en sus instalaciones, todo parecía indicar que habían sido ellos los responsables de haber torturado, violado y finalmente asesinado a José Eduardo.

Sin embargo, apuntó el doctor en Filosofía, colaborador editorial del Diario, a partir de nuevas piezas de evidencia es posible plantear la nueva hipótesis de que no fueron los municipales sino los estatales.

Hay dos piezas de evidencia principales que apuntan en el sentido de esa hipótesis, señaló. La primera viene en forma de una serie de videos, aparentemente más de 30 horas de grabaciones, que están en poder de la Fiscalía General del Estado. Esos videos ya habían sido referidos en un inicio por el alcalde Renán Barrera, cuando salió a defender a sus elementos policiacos.

Vídeos de la detención de José Eduardo

Yo he tenido acceso a esos videos, continuó Salgado, y todo parece indicar que sí  se sostiene lo que comenta el alcalde en el sentido de que José Eduardo no recibió malos tratos en las instalaciones de la policía municipal.

En esos videos también se observa que horas después del momento en que José Eduardo fue arrastrado como un bulto él se reincorpora, camina normalmente, se recuesta en el banco que está en su celda, con un lenguaje corporal y un tipo de movimientos que no corresponderían a una persona que ha sufrido este tipo de abusos.

Todo esto, indica el analista, no cuadra con la idea de que fueron policías municipales.

"Policía estatal", según la denuncia

La segunda pieza de evidencia, que creo es fundamental, es la demanda interpuesta por el propio José Eduardo, indica Salgado Borge. Tuve acceso a una copia de la demanda y ahí se aprecia cómo José Eduardo expresa que estaba caminando sobre la calle 47 cuando fue detenido por policías en una camioneta pick up negra con cintillos amarillos, que son las camionetas de la policía del gobierno del estado, por parecer sospechoso.

José Eduardo dice en esa demanda que al acercarse a los agentes que lo detuvieron se podría observar específicamente que en sus uniformes decía policía estatal, manifesta el analista.

El joven detalle todas las vejaciones que sufrió a manos de esos policías.

Es importante señalar que esto es una hipótesis; las evidencias deben ser analizadas por peritos, añade. La evidencia es tan fuerte que tendría que ser analizada por expertos.

Al final de su intervención, Salgado comentó que existe en este momento un forcejeo muy fuerte entre el alcalde Renán Barrera y el gobernador, ambos del PAN.

Te puede interesar: "¿Fueron policías estatales?", artículo de Antonio Salgado Borge

Esto ha enredado y enturbiado, por desgracia, el caso de José Eduardo, indicó. Todo se puede nublar a partir de la disputa entre estos dos pesonajes políticos. Mientras Vila aspira a ser precandidato presidencial, Barrera aspira a la guberntura.

Esto es importante porque ninguno de los dos personajes desea cargar con la responsabilidad de lo ocurrido, afirma. Sin embargo, independientemente de la disputa política, lo más importante es que considerar las evidencias con toda seriedad y llevar el caso hasta sus últimas consecuencias.

También es muy importante la intervención de la Fiscalía de la República, porque normalmente la Fiscalía de Yucatán es una institución al servicio del gobernador en turno. No se puede confiar en la independencia de esta institución para la investigación del caso, porque hay demasiado en juego políticamente.

Al Diario también le llegó el documento de la denuncia que presentó José Eduardo en la Fiscalía. Además de los conceptos referidos por Salgado, se pueden observar algunos puntos incongruentes entre lo que ha señalado la Fiscalía y lo que afirma el abogado defensor de los policías municipales, David Dorantes Cabrera, entre ellas:

1) José Eduardo dice que fueron policías estatales los que lo agredieron y violaron, pero desde el inicio se ha mencionado a elementos de la Policía Municipal como los autores de los hechos.

2) José Eduardo menciona el apellido de dos elementos policíacos que habría leído en sus uniformes (Méndez y Osorio), pero ninguno coincide con los de los policías municipales detenidos y posteriormente liberados.

3) José Eduardo describe a un policía “totalmente pelón”, pero ninguno de los detenidos coincide con esa descripción.

4) El joven veracruzano asegura que abusaron de él en dos momentos, pero en la Fiscalía se niega a que le practiquen un examen proctológico.

Megamedia

Otras Noticias