Estos son los efectos por consumir cristal

El CIJ explica los efectos del uso de ese estimulante
domingo, 22 de agosto de 2021 · 00:30

El CIJ explica los efectos del uso de ese estimulante

 

Mayor energía, pérdida del apetito, insomnio y una frecuencia compulsiva por repetir el consumo, en un proceso inicial, son los principales efectos de consumir la droga conocida como cristal, da a conocer la doctora María Isabel Delgado Centeno, especialista del Centro de Integración Juvenil (CIJ) del Estado.

Cuando su consumo es más frecuente, añade, el efecto secundario es un delirio paranoide.

La especialista indica que el cristal es un estimulante sintético que resulta de modificar la molécula de la anfetamina, una droga de uso médico con indicaciones muy precisas para obesidad mórbida y narcolepsia.

“En los laboratorios clandestinos modifican esta molécula estandarizada y aprobada por la Cofepris, y da por resultado esta droga estimulante sintética, cuyo principal efecto es generar energía mayor, pérdida del apetito, insomnio y una frecuencia compulsiva por repetir, en un proceso inicial”.

Como hemos informado, en redes sociales y páginas web circula un vídeo que muestra al joven José Eduardo Ravelo Echevarría —muerto en circunstancias que aún se dilucidan en investigaciones ministeriales— bajo los aparentes efectos de enervantes. En el vídeo admite que consume la droga conocida como “cristal”.

Cuando el consumo del cristal es más frecuente, el efecto secundario es un delirio paranoide, señala la Dra. Delgado Centeno.

En solo dos años, el cristal desplazó a la cocaína como la segunda droga más consumida en Yucatán (detrás de la mariguana), informa por su parte Víctor Roa Muñoz, director del CIJ estatal.

El consumo del cristal, que resulta al modificar la molécula de la anfetamina, usada en tratamientos de obesidad mórbida y narcolepsia, pasó de 21% en 2019 a 40% en 2020, y por cada 10 hombres que la consumen hay 4 mujeres.

El incremento del consumo, explica, se debe a varios factores. Uno es que hay mucha oferta de la sustancia, que es altamente adictiva y tóxica. El abaratamiento es otro factor, pues se puede conseguir hasta por $50.

“En Yucatán hay un consumo fuerte. Hay como modas y el consumo de cristal ahora está muy presente en el territorio nacional”, señala.— Iván Canul