Violencia obstétrica: estas son las prácticas que se castigan en Yucatán

viernes, 6 de agosto de 2021 · 14:43

Se dice que la llegada de una nueva vida al mundo es siempre una bendición, especialmente cuando esta es añorada por los nuevos padres, quienes durante semanas han soñado con el día en que su bebé llegue al mundo.

No obstante, el parto es en sí un camino que implica dolor y esfuerzo por parte de la madre, por lo que éste debería darse en las mejores condiciones y con una guía de profesionales de la salud, libre de cualquier señal de violencia.

¿Qué es la violencia obstétrica?

Sin embargo, la realidad en México, uno de los países con altos índices de violencia contra la mujer; coloca a las madres en una difícil situación en la que podrían ser víctimas de violencia obstétrica. Aquí algunos puntos para reconocerla, según lo establecido por el Código Penal del Estado de Yucatán.

Dicho código establece que la violencia obstétrica puede ser ejercida por el personal médico, paramédico, de enfermería y administrativo de las instituciones de salud pública o privada.

Cabe aclarar que la violencia obstétrica tampoco es exclusiva del momento del parto, pues ésta comprende también puerperio o  emergencias ginecológicas de  niñas, adolescentes y mujeres.

¿Cuándo se comete violencia obstétrica?

Imagen del Observatorio Nacional de Violencia Obstétrica en México. Foto de referencia

Los puntos que, de acuerdo al Código Penal en Yucatán, establecen que se comete el delito de violencia obstétrica son:

  • I.- Cuando no se les atienda o brinde la atención oportuna y eficaz, de manera injustificada.
  • II.- Altere el proceso natural del parto de bajo riesgo, a través del uso de técnicas de aceleración, sin obtener su consentimiento voluntario, expreso e informado o, en su caso, de la persona que ejerza la patria potestad, tutela, guarda o custodia sobre la niña, adolescente o la mujer.
  • III.- Practique el parto por cesárea, no obstante existir condiciones para el parto natural. Esta práctica solo se dará con el consentimiento voluntario, expreso e informado o, en su caso, de la persona que ejerza la patria potestad, tutela, guarda o custodia sobre la niña, adolescente o la mujer, a menos que estas pongan en riesgo la vida del producto o de la madre.
  • IV.- El tratante no puede acosar o presionar física, psicológica u ofensivamente, con el fin de inhibir la libre decisión de su maternidad.
  • V.- Obstaculice el apego del niño o la niña con su madre, sin causa médica justificada, a través de la negación de la posibilidad de cargarle o de amamantarle inmediatamente después de nacer,.
  • VI.- Aun cuando existan los medios necesarios para la realización del parto vertical, las obligue a parir en forma distinta a la que sea propia de sus usos, costumbres y tradiciones obstétricas, a menos que estas pongan en riesgo la vida del producto o de la madre.

Me pusieron un anticonceptivo que no quería, ¿qué hacer?

De acuerdo a los puntos anteriores, los profesionales de la salud podrán recomendar e informar a la madre sobre métodos anticonceptivos, que no representen un daño a su salud; pero no podrán obligar a someterse a procesos de esterilización o anticonceptivos que no ha solicitado.

Gritar puede servirte de ayuda para liberar la tensión y el dolor por las contracciones, el médico no puede prohibirte hacerlo si tienes dolor. Foto de referencia

Es importante destacar, que como paciente tienes el derecho a una atención digna y justa, por lo que la decisión de cualquier tipo de tratamiento no deberá ser consultada con el familiar, a menos que estés incapacitada para hacerlo (estar sedada, inconsciente u otros conceptos).

¿Cuáles son los castigos por violencia obstétrica?

Las penas por el delito de violencia obstétrica dos a cinco años de prisión y de cien a quinientos días-multa, y a quien incurra en los supuestos descritos en las fracciones IV y V será sancionado con prisión de uno a tres años y de cien a trescientos días-multa.

En caso de que por cualquiera de las conductas anteriormente citadas se ocasione la muerte de la madre o del producto o ambas, se sancionará con prisión de cinco a diez años y de mil a dos mil días-multa.

¿Dónde puedo denunciar la violencia obstétrica?

Para denunciar cualquier tipo de violencia obstétrica puede ser a través de:

  • La Comisión Nacional de Derechos Humanos (Teléfono 01800 715 2000).
  • Comisión Nacional de Arbitraje Médico (01800 711 0658) .
  • El ministerio público que se localice cerca al hospital o clínica donde te atendieron mal.

Relacionadas: La maniobra de Kristeller: una forma de violencia obstétrica, que es común

El "tacto": ¿Qué es y por qué no debo permitirlo durante el parto?

Otras Noticias