Inés Gómez Mont y Álvarez Puga, su esposo: negocios turbios en la Península

miércoles, 29 de septiembre de 2021 · 07:20

Inés Gómez Mont y su esposo, ¿qué nexos tienen con la península de Yucatán?

[gallery link="file" columns="6" ids="958156,957619,958152,958155,958153,958158,958157"]

Ines Gómez Mont nació en Ciudad de México (1983) y su marido, Víctor Manuel Álvarez Puga, en Chiapas (1979), en estados distantes con la Península. ¿Cuál es el vínculo entre la pareja con Yucatán, Campeche y Quintana Roo?

La conexión de los esposos y sus negocios con las tres entidades del sureste de México es más estrecha de lo se presupone.

¿De qué acusan a Inés Gómez Mont y a su esposo?

Como Grupo Megamedia informó en sus diversas plataformas, la exconductora de televisión y el abogado son buscados por la Interpol a petición de la Fiscalía General de la República (FGR), por los delitos de peculado y de operaciones con recursos de procedencia ilícita, y delincuencia organizada.

A partir del 10 de septiembre pasado, la FGR emitió la orden de aprehensión en contra de los esposos, aunque en principio Inés respondió en su cuenta de Instagram que no tenían conocimiento de esa disposición legal.

Sin embargo, según el testimonio de una empleada del matrimonio, recibieron un "pitazo" y huyeron, al parecer a Estados Unidos, donde ambos tienen al menos dos costosas propiedades.

¿Por qué la Península de Yucatán está en el horizonte de Inés y Álvarez Puga, su esposo?

De acuerdo con datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), y más recientes de la Procuraduría Fiscal de la Federación, la región peninsular figura en el entramado de los negocios de Inés y Álvarez Puga.

A pesar de ello, la revelación de operaciones de procedencia ilegal por unos 3 mil millones de pesos que imputan a los esposos surge de un abogado del despacho Álvarez Puga & Asociados ante la Fiscalía Especializada en materia de Delincuencia Organizada (Femdo).

Te recomendamos: Inés Gómez Mont y su esposo, con orden de aprehensión por peculado

El letrado, testigo protegido de la FGR, confirmó que el bufete que dirige el esposo de Inés Gómez Mont tiene presencia en 45 ciudades del país, Estados Unidos, Centroamérica y Europa.

Y, sí, hay oficinas, al menos en teoría, en Mérida, Yucatán; Cancún, Quintana Roo, y Campeche y Ciudad del Carmen, Campeche.

¿Dónde están las oficinas de Álvarez Puga en Mérida?

Al menos en la capital yucateca, la información de internet sitúa el despacho Álvarez Puga & Asociados en el número 113 de la calle 19 del fraccionamiento Montecristo, en una exclusiva zona residencial y comercial meridana.

En contraste, en Cancún; en Ciudad del Carmen y en la capital campechana, respectivamente, no aparecen en línea las direcciones de los gabinetes jurídicos de la firma especializada en consultoría jurídica y fiscal mexicana, que fundó en 2000 el esposo de Inés Gómez Mont.

De hecho, la sede principal del despacho está en el número 443, pisos del 35 al 37 en un edificio de la avenida Santa Fe, en la delegación Cuajimalpa, la zona de mayor plusvalía de la metrópoli, aunque su sitio web: www.alvarezpuga.com.mx, está desactivado.

Mapa del despacho Alvarez Puga en Mérida
La dirección que se halla en internet del despacho Álvarez Puga & Asociados en Mérida, Yucatán.- Foto de Google

¿Qué transacciones hace el despacho del esposo de Inés?

En la península de Yucatán, según indagaciones de la Procuraduría Fiscal de la Federación, el despacho Álvarez Puga & Asociados creó decenas de empresas fantasmas para asumir las obligaciones laborales y nóminas de sus clientes, pero todo indica que sólo en el papel, en apariencia.

De esta forma, las investigaciones refirieron que las compañías fachadas las dirigían empleados de bajo nivel o personas no relacionadas con el bufete a los que sólo les pedían firmar cheques de transacciones financieras en blanco.

Por ejemplo, The New York Times publicó que la FGR y la Fiscalía del Estado de Chiapas encontraron "millones de dólares en ganancias potencialmente 'ilícitas' relacionadas con la firma Álvarez Puga.

Ello afectó a cientos de empresas, grandes y pequeñas, que "ahora pueden ser responsables de millones de dólares en impuestos atrasados".

¿Cómo operaron las empresas fantasmas?

De manera similar a procedimientos denunciados en gobiernos anteriores en Yucatán, el maestro Hernán Gómez Bruera, profesor investigador del Instituto Mora, en un artículo en internet explicó que el esposo de Inés Gómez Mont "llevó el modelo de subcontratación y la venta de facturas a otro nivel durante la década de 2000".

El analista político, internacionalista y especialista en América Latina afirmó en un artículo en el portal lapoliticaonline.com, que Álvarez Puga fungió como uno de los principales operadores financieros, primero en Chiapas y Puebla y después en otros estados, para llevar al cabo prácticas de evasión fiscal y lavado de dinero.

"Álvarez Puga es probablemente el mayor facturero del país en lo que respecta a desvío de recursos públicos".

"Por años se encargó de ocultar dinero mal habido de políticos y empresarios y uno que otro miembro de la delincuencia organizada, mediante la creación de decenas de empresas fantasma y cuentas bancarias volátiles que desparecían ante la menor investigación, tras ser utilizadas para triangular recursos y bancarizar el dinero".

¿Y las pruebas del actuar ilegal del esposo de Inés?

En la carpeta de investigación contra Víctor Manuel -FED/SEIDO/UEIORIFAM-MEX /0000758/2019- se evidenció que por medio de las empresas "Servicios Opcionales Antequera", "Grupo Hamcer", "Corporativo Vicral", "Grupo Adenso" y otras personas morales, cómo operaron Inés Gómez Mont y Álvarez Puga.

Además, se enlistaron, con fechas de creación más recientes, "Arromlop", "Rancel", "Modeno", "Comcelint", "Gupea", "Tangamanga", creadas meses antes de ejecutar transacciones millonarias a partir de septiembre de 2016 y en 2017. Todas las firmas y personas físicas que se apuntaron están en la lista negra del SAT.

De igual forma se detalló el diseño de una estructura financiera para blanquear dinero por medio de empresas fantasmas que tenían como dirección fiscal, principalmente Ciudad de México, urbes del estado de México, Chiapas, Querétaro, Jalisco, Guerrero, San Luis Potosí, Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

También, en otros países como en Estados Unidos, Guatemala, Panamá y Colombia. Hasta ahora no se mencionó alguna nación europea.

Los "querubines" y ¿fin del negocio 'Alvarez-Gómez Mont?

Tras una década de operar con libertad y obtener cientos de millones de ganancias sin reportar al fisco, el despacho Álvarez Puga y asociados, según recuentos periodísticos y datos de la carpeta de indagaciones, en 2010 el SAT intervino el bufete por presunta defraudación fiscal y lavado de dinero.

A pesar de ello, no hubo repercusiones incluso cuando en abril de 2010 las oficinas del despacho se catearon por la entonces Procuraduría General de la República. Seis años más tarde, continuaron las pesquisas, ahora a cargo de la Seido, que desestimó el proceso.

Pero, en 2018, y pese a la resistencia de algunos políticos y capitanes de negocios ligados a la 4T, precisó el maestro Gómez Bruera, se reanudó la investigación del caso al que se le llamó "querubines", por los rostros que los implicados, familiares, socios y amigos presumían en fotos en redes y revistas sociales.

Así, con la orden de aprehensión que obsequió un juez federal, el emporio de Inés Gómez Mont y su esposo, Víctor Manuel Álvarez Puga, se cimbró hasta los cimientos, y hoy se transformaron de protagonistas del jet set mexicano a prófugos de la justicia.

Te puede interesar: Caso Inés Gómez Mont: juez ordena detener a 10 implicados