Vuelve Mauricio Vila Dosal al Congreso estatal

Vuelve Mauricio Vila Dosal al Cogreso estatal
miércoles, 12 de enero de 2022 · 03:00

Medalla, 5 ausencias y reaparición

Por segunda vez, el gobernador Mauricio Vila Dosal acudió ayer al Congreso para presidir la sesión solemne en la que se entregó la medalla “Héctor Victoria Aguilar” al empresario José Manuel Díaz Rubio.

La primera vez que Vila Dosal acudió a la sede del Legislativo fue cuando se instaló el actual Congreso, con mayoría panista. El de ayer también fue su primer evento público desde el pasado 24 de diciembre, cuando acudió a Progreso por la llegada del crucero de Disney.

También por primera vez desde que se instituyó el reconocimiento de la medalla no asistieron los familiares que sobreviven del constituyente Héctor Victoria Aguilar.

Al igual que en la sesión solemne del domingo pasado, cuando se entregó el reconocimiento anual “Pánfilo Novelo Martín”, de nuevo no asistieron cinco diputados locales: una del PRI, otro del PAN, uno del PVEM y dos de Morena, por el Covid-19.

En la sesión Melba Gamboa Ávila, diputada del PAN y presidenta de la Comisión Especial Medalla de honor “Héctor Victoria Aguilar”, dio lectura a una semblanza del diputado constitucionalista Victoria Aguilar, “cuyas acciones inspiran e impulsan a mantener una ruta de progreso para el Estado”.

Luego, al exponer la trayectoria del recipiendario de la medalla, dijo que Díaz Rubio “es el vivo ejemplo de las aspiraciones humanistas de Victoria Aguilar y en ambos encuentran ese perfil por consolidar una sociedad comprometida con el orden, las leyes y su impacto en el avance y progreso”.

“Ambos tienen en su historial un gran bagaje de enseñanzas a las próximas generaciones”, indicó.

En su turno en la tribuna, luego de recibir la medalla de manos del gobernador, el homenajeado destacó que “Héctor Victoria Aguilar fue un yucateco visionario con hambre de justicia social, cuyas aportaciones a la Constitución de 1917 relativas a los derechos laborales han beneficiado a los mexicanos por más de un siglo”.

“Por la magnitud de este legado, su nombre, vida y obra se han inmortalizado en esta presea que hoy inmerecidamente se me otorga”, indicó.

Díaz Rubio recibió la medalla “por enaltecer el alma del pueblo yucateco con su labor humanista y filantrópica, así como por su trabajo desinteresado con el que comparte un mensaje de paz y caridad que cruzó fronteras a consecuencia de su labor en el transporte marítimo”.

Se afirmó en la sesión solemne que su pasión por el mar se materializó con la construcción del trimarán “Zamná”, con el que navegó mares y océanos para recorrer los continentes, llevando mensajes de paz y solidaridad.

El empresario señaló que si bien el Día Internacional de la Paz se conmemora cada 21 de septiembre, “es menester que todos los días las y los yucatecos mantengan vigentes con sus actos los ideales y valores que engloban tan importante fecha”.

“Solo así podremos conservar la paz que hoy caracteriza a nuestro estado”, dijo en su discurso.— David Domínguez Massa

Por su parte, se comprometió a seguir poniendo su “granito de arena” de la forma cómo lo sabe hacer y lo hecho a lo largo de su vida: con arduo trabajo y procurando que cada una de sus acciones se vea reflejada en un mejor Yucatán.

Enarbolando una pequeña bandera de la paz y recordando lo que significan sus tres círculos en medio (pasado, presente y futuro representados por el pensamiento, la palabra y la acción), Díaz Rubio expresó que “aún falta por hacer, particularmente en lo que respecta a la cultura de paz, salud mental y educación, pero tengan por seguro que este yucateco habrá de seguir trabajando más y de mejor manera para corresponder a la honrosa distinción que hoy me fue otorgada”.

Propuso que esta bandera, símbolo de nueve mil años de lucha por la paz en el mundo, se promoviera y se instalara en las escuelas de educación básica del Estado promoviendo su significado y que el próximo 21 de septiembre se enarbole con un evento simbólico en el Parque de las Américas.