Tren Maya: Mantienen la lucha por tierras ejidales

Ya son tres meses del bloqueo al Tren Maya en Halachó
viernes, 14 de enero de 2022 · 04:30

Ya son tres meses del bloqueo al Tren Maya en Halachó

Ejidatarios de Halachó están por cumplir tres meses de bloquear los trabajos del Tren Maya en el tramo que pasa por dicho municipio, esto como medida de presión para que las autoridades realicen nuevos avalúos de las 27.05 hectáreas cedidas al proyecto por parte del ejido y de cuya opacidad en el proceso se acusa al ex comisario ejidal y la propia Procuraduría Agraria.

Fue el 27 de octubre pasado cuando una treintena de ejidatarios bloquearon las obras que entonces se llevaban al cabo a un kilómetro de la ex estación de ferrocarriles del municipio de Halachó, argumentando que ellos no habían otorgado permisos para vender las tierras, pues aseguran el proceso realizado por el entonces comisario ejidal Fabián Yerves Huchim estuvo viciado desde un principio, pues no se realizaron las asambleas correspondientes en las cuales, se dijo, se aprobaba la venta.

Los ejidatarios cerraron los accesos a las obras e invitaron a los trabajadores a retirarse del sitio, pues estaban ocupando tierras ejidales que no habían sido entregadas de manera legal.

Fernando May Sosa, quien representa a los ejidatarios inconformes por esta situación, en entrevista con el Diario, indicó que a casi tres meses de bloqueo la única demanda que han visto satisfecha provino del ejido mismo al destituir, en noviembre ppdo. en asamblea, al comisario ejidal y nombrar a David Rey Rodríguez Canul.

Por lo que respecta a la demanda de un nuevo avalúo de las tierras, de esto aún no se tiene respuesta por parte de las autoridades involucradas.

Te puede interesar: Poco avance del Tren Maya, una causa del relevo en Fonatur

Sigue el bloqueo de obras del Tren Maya en Halachó

Como se recordará, la inconformidad de los ejidatarios de Halachó, cuyo padrón de 8,000 integrantes tiene graves inconsistencias debido a que cerca de la mitad de quienes ahí aparecen han fallecido y muchos más no viven en el municipio, se originó cuando se averiguaron los montos que el proyecto Tren Maya pagaría por los terrenos por donde pasaría el tendido ferroviario y la enorme disparidad que hubo entre los costos de la tierra de Halachó respecto a los municipios vecinos de Maxcanú, Yucatán y Becal, Campeche.

En Becal, los ejidatarios recibieron por 19 hectáreas cedidas, 20 millones de pesos; en Maxcanú por 27 hectáreas, el proyecto pagó al ejido 40 millones de pesos, pero por un número similar a este último de tierras en Halachó solo se pagaron cuatro millones de pesos, lo que provocó la inconformidad de los ejidatarios que acusaron a su autoridad ejidal de la opacidad con que esto se manejó.

Hasta ahora la protesta se ha limitado al bloqueo de las obras del Tren Maya en el llamado “Tramo Tres”, son casi tres meses en que el proyecto no ha avanzado, pues no se permite que los trabajadores realicen su labor. En términos generales la protesta ha sido pacífica y hasta cierto punto respetuosa.

Las nuevas autoridades ejidales ya interpusieron ante la Fiscalía General del Estado denuncias penales en contra del ex comisario ejidal y la Procuraduría Agraria por la forma en que se dieron las cosas y un faltante de dos millones de pesos que presuntamente se entregaron al comisariado y no aparecen.

Lee: Vagones del Tren Maya: así serán por dentro y por fuera (fotos)

Fernando May Sosa, quien representa a los ejidatarios inconformes, dijo que la protesta se ha sostenido debido a que es una causa justa a la que cada vez se suman más personas que entienden la gravedad del problema; de hecho algunos que viven fuera de la entidad ya están más al pendiente y mantienem comunicación y apoyo con sus compañeros que están haciendo las guardias.

Luego agregó que la salida de la magistrada Lilia Isabel Ochoa Muñoz del Tribunal Unitario Agrario de Distrito 34, con sede en Mérida, y el relevo en Fonatur, donde deja la titularidad Rogelio Jiménez Pons y ahora es encabezada por el tabasqueño Javier May Rodríguez, causa cierto desconcierto, pues no saben cuáles podrían ser las implicaciones de esto para su causa o la posición que tomarán los nuevos titulares tanto del tribunal agrario como de Fonatur.

“Lo que esperamos es que quienes entren al relevo en estos cargos, se conduzcan con justicia y empatía, revisen el caso y entiendan los motivos de la protesta y generen las condiciones para una solución al conflicto”.

“No nos oponemos al Tren Maya, pero tampoco estamos dispuestos a que se nos engañe en cuanto a los avalúos de nuestras tierras; queremos un pago justo para cederlas”, comentó.

May Sosa anticipó que si bien la toma de las obras ha venido poniendo presión a las autoridades en el asunto, pues mientras la construcción avanza a buen ritmo en Maxcanú y Becal, el avance en tramo de Halachó es nulo, también es evidente que los ejidatarios tendrán que tomar nuevas medidas para ser escuchados. Anticiparon que en los próximos días los ejidatarios podrían cerrar la carretera de Halachó, a la altura del parador turístico, a fin de que sus demandas sean escuchadas y se logre una solución del conflicto.

Más de

Otras Noticias