Alertan de altas tasas de interés en los préstamos

Alertan de altas tasas de interés en los préstamos
sábado, 15 de enero de 2022 · 04:45

Efectos de la inflación

MÉRIDA, Yucatán.— En esta etapa de la “cuesta de enero” los créditos son caros por efecto de la inflación, la carestía y las elevadas tasas de interés, por lo que contratar un préstamo requiere una decisión informada.

La maestra y consultora financiera Marisol Cen Caamal, colaboradora editorial del Diario, advierte que en estos momentos hay instituciones financieras que ofrecen ayuda para micro, pequeñas y medianas empresas, pero quien no conoce los términos bancarios y financieros se arriesga a pagar mucho más allá de las tasas de interés ofrecido y del monto del crédito contratado.

“Pasa mucho que las Mipymes cuando quieren conseguir un crédito, las empresas financieras los ofrecen de manera sencilla, pero el Costo Anual Total (CAT) es altísimo”, señaló.


También le podría interesar: "Citibanamex venderá la Casa de Montejo y otros edificios históricos"


“Hay instituciones que dicen apoyar el pequeño negocio, pero las tasas del CAT son entre 120% y 150% anual, es un montón de dinero. No veo que de esa forma quieran apoyar a las Mipymes porque pagarán un montón, allí se van todas las utilidades”.

“Lo primero que tiene que ver el solicitante de un crédito es el CAT y buscar las opciones que tengan un porcentaje bajo, no solo fijarse en la tasa de interés que te ofrecen. A veces te ofrecen cobrar una tasa baja, pero en el CAT te cobran una comisión muy alta que encarece el préstamo, lo primero es fijarse en el CAT”.

La consultora financiera no se arriesga a sugerir alguna institución bancaria, pues en su opinión no hay una en específico que sea buena; además, las condiciones del crédito dependen mucho de la situación del cliente y del historial crediticio que tenga.

Programas

La recomendación que sí hace, es que quien tenga la necesidad de contratar un crédito debe inclinarse por el que tenga el CAT más bajo.

“Hay algo que he visto en el mercado financiero, las Mipymes no han explorado los créditos de los programas de gobierno como los de Nacional Financiera, del gobierno municipal como Micromer, del gobierno estatal como las del IYEM y la Sefoet”, dijo.

“Los tres niveles de gobierno tienen programas de ayuda a las Mipymes y lo hacen mediante las secretarias y direcciones económicas. Si uno ingresa a la página web de Nafin puede ver que ofrece créditos con tasas muy bajas y dan algunos beneficios como prórrogas”.


También le podría interesar: "Cetes ¿Qué es y para qué sirve? ¿Es seguro invertir?"


“Nafin ofrece una tasa de 13% al año fijo, es una tasa muy baja en comparación con las instituciones financieras comerciales que cobran entre 120% y 150% de interés, es 10 veces más caro ese crédito”.

La maestra Cen Caamal destacó que las Mipymes pueden buscar créditos en la banca de segundo piso por medio de Nafin, que tiene esos fondos financieros, pero faltan que los pequeños empresarios se apoyen de esos créditos que tiene el gobierno porque tienen tasas muy bajas y no los conocen.

Se le preguntó si es mejor pagar poco en mucho tiempo el crédito o pagar mucho en el menor tiempo.

“Depende del flujo del efectivo que tenga, siempre que vayamos a contratar un crédito hay que ver liquidarlo lo más rápido posible. Si el flujo de efectivo de la empresa no genera lo suficiente para pagar mucho, pues no, hay que ver que tenga la capacidad de pago”, señaló.

“Pagar más rápido con una mayor cantidad es pagar menos intereses, esos pagos chiquitos, de poquito en poquito, tardas más y pagas mucho más en términos de interés”, apuntó.

Igual sugirió que el acreditado no debe caer en las tácticas de que ofrecen tasas muy bajas, porque siempre hay que sospechar cuando ofrecen una tasa bastante baja, probablemente sea un fraude.

Por ello, hay que revisar la base de datos del Sipres de la Condusef, donde una persona puede checar si alguna institución financiera existe, está regulada y si tiene quejas o no.

Es fácil navegar en este sitio https://webapps.condusef.gob.mx/sipres/jsp/pub/index.jsp, solo se ingresa el nombre de la financiera y aparece su historial.

“Los tres niveles de gobierno ofrecen apoyos empresariales, puede haber tasas bajas si el crédito viene del gobierno, pero hay que tener cuidado porque los estafadores crean páginas falsas, es mejor buscar páginas oficiales seguras”.

“Ya está pasando con el Banco de Bienestar, donde se están cometiendo fraudes de créditos y este banco no los está dando. Los estafadores aprovechan usar el nombre de instituciones oficiales para cometer sus ilícitos”, advirtió.


También le podría interesar: "¿Los billetes rotos pierden su valor?"


En el caso de créditos personales y para trabajadores asalariados, la consultora financiera explicó que mucha gente que no tiene liquidez por la crisis económica o por falta de un empleo acude a las casas de empeño conocidas para sacar créditos rápidos y de montos pequeños.

En realidad el pequeño crédito resulta carísimo en ocasiones, con un pago de más de 400% al año porque el pago mensual del crédito de 4% o incluso más.

“Al trabajador asalariado le falta explorar el crédito Fonacot. Esta institución antes solo daba créditos para electrodomésticos y artículos para el hogar, pero ahora maneja créditos para lo que necesites y las tasas que cobran son menos caras que usar la tarjeta de crédito”, informó.—

Recursos Crédito

La consultora financiera Marisol Cen Caamal trata el tema de las tasas de interés.

Tasas

“Fonacot tiene muy buenas tasas de interés. Los créditos de nómina ahorita los encontramos a tasas de 40% a 60% al año, está bastante caro; el Monte de Piedad cobra en promedio el 60% al año. El de Fonacot depende del nivel de endeudamiento, pero ofrece créditos con un CAT de 26.7% al año. Este porcentaje de interés ninguna institución financiera te lo dará en estos momentos, te ayuda a salir de un problema, pero si es con alguna institución financiera privada terminas complicando tu situación económica”.

Tarjeta

La maestra Cen Caamal dijo que la inflación actual tiene un efecto natural en el mercado financiero, propicia que suban las tasas de interés de los créditos, hace que todo se encarezca. El crédito ya pactado a una tasa ya no se cambia, pero usar la tarjeta de crédito para autofinanciarse sí complica la situación porque tiene una tasa de interés alta.

Otras Noticias