Uady

Informe sobre la Uady le detecta potenciales cargas económicas

jueves, 27 de enero de 2022 · 01:03

“Si bien la Universidad Autónoma de Yucatán estima que no enfrentará una situación de déficit financiero para el cierre del ejercicio fiscal 2021, de no tomarse medidas preventivas en los próximos años enfrentará mayores problemas para cubrir sus obligaciones”, advierte un reporte sobre la situación financiera de la casa de estudios recibido en diciembre pasado.

En el documento que emitió un comité técnico de diferentes instituciones y asociaciones plantea que la principal carga financiera para la universidad es el pago de las pensiones y jubilaciones con el presupuesto ordinario.

La revisión de la situación financiera de la Uady fue realizada por la subdirección general de educación superior de la Secretaría de Educación Pública del gobierno federal, a través del Comité Técnico conformado por la citada subdirección general; la dirección general de Educación Superior Universitaria e intercultural, de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (Anuies) y la Asociación Mexicana de Organos de Control y Vigilancia en Instituciones de Educación Superior A.C, autorizada mediante el acuerdo de Consejo Universitario de fecha 11 de enero de 2021.

El reporte elaborado por un comité técnico es denominado Resultados del diagnóstico financiero para la Universidad Autónoma de Yucatán.

Manuel de Jesús Escoffié Aguilar, director general de Finanzas y Administración de la casa de estudios, leyó el informe que recibieron el 10 diciembre de 2021 de la Dirección General de Educación Superior Universitaria e Intercultural, en la sesión extraordinaria a distancia realizada ayer del Consejo Universitario.

Cargas para la Uady

Otra carga es que la ampliación de la matrícula y de programas académicos ha estado disociada de la evolución del presupuesto que le han otorgado a la casa de estudios, ya que éste no ha crecido acorde al crecimiento.

Mientras que la matricula atendida creció un 10 por ciento de 2016 a 2021, el presupuesto público disminuyo en términos reales en un 4.5 por ciento.

Otro factor importante está representado por prestaciones que están encima de las otorgadas por la SEP como es el pago del subsidio al Impuesto sobre la Renta para los trabajadores que si bien está en proceso de desaparición todavía representa una cantidad importante del presupuesto ordinario.

El informe del Comité Técnico describe todas las medidas financieras que la Universidad ha tomado con relación a los contratos colectivos para enfrentar la disminución real del subsidio público y de manera muy especial las medidas de austeridad implementadas a partir de esta administración de 2015 a 2021.

De esta última se derivan ahorros importantes sin los cuales la universidad no hubiera podido cerrar año con año su ejercicio financiero en forma equilibrada tales como reducir la compensación el rector y algunos otros uncionarios; congelar las compensaciones del rector, de directores generales, de uncionarios de confianza en la administración central; de directores, secretarios y jefes de unidad de postgrados de escuelas y facultades.

Eliminación de compensaciones semestrales por productividad, eliminación de apoyos a funcionarios y a vales de despensa y gasolina; descuento del ISR correspondiente a la compensación del rector, directores generales y demás funcionarios de la administración central y de escuelas y facultades a pesar que de conformidad con los contratos colectivos de trabajo tenían el derecho de que la universidad les cubriera este impuesto.

Eliminación de la compensación vitalicia a todos los que todavía la percibían y otras medidas de ahorro generadas por el Plan de Austeridad de la Universidad Autónoma de Yucatán.

Estas medidas generaron de manera efectiva en el año 2021 un ahorro estimado de 32 millones, 162, 774.47 pesos.

Y Considerando las medidas anteriores a 2021 que hubiera impactado en 2021 de no haberse tomado, un ahorro adicional de 62 millones, 5,141. 78 pesos.

El informe del Comité Técnico plantea en el apartado de conclusiones y recomendaciones entre otros aspectos lo siguiente:

“Se considera un acierto el hecho de que las autoridades de la universidad hayan recurrido a la Sub Secretaria de Educación Superior a fin de presentar su información financiera de manera clara y abierta para su análisis por parte del grupo técnico sin que la institución se encontrará en una situación de déficit financiero que requiere el apoyo inmediato de la Federación y del gobierno del Estado a través de ampliación líquidas para el cierre del ejercicio fiscal 2021 sin embargo de acuerdo con la información presentada por la Universidad Autónoma de Yucatán y la disponible en la Sub Secretaria de Educación Superior y el equipo técnico considera que la universidad tiene que continuar realizando acciones para su saneamiento a fin de dar viabilidad a su situación financiera.

Este grupo reconoce la actitud de la Universidad Autónoma de Yucatán para adelantarse a una situación insostenible de déficit financiero como viven otras universidad públicas estatales con medidas de austeridad que si bien impactaran en el saneamiento financiero se deberán complementar con otras de mayor alcance para este propósito las cuales ya están contempladas por la Universidad pero que vale la pena subrayar.

Entre otras medidas adicionales recomendadas por el comité técnico se encuentran: continuar negociando con los sindicatos la modificación gradual a las prestaciones que exceden al convenio de apoyo financiero de la SEP particularmente la eliminación total del sub sido del Impuesto Sobre la Renta que corresponde a los trabajadores, lo que además impactara en igualar las remuneraciones por el mismo trabajo realizado.

Continuar con las reformas al régimen de pensiones y jubilaciones de la Universidad y con los estudios actuariales para la evaluación del pasivo financiero; proponer a la dirección general de educación superior universitaria e intercultural la reasignación de montos presupuestales para servicios personales y gastos de operación de acuerdo con la situación real de la derogación de la universidad por capítulo de gasto.

Con respecto al control interno recibieron del grupo técnico nueve recomendaciones para fortalecer el sistema de control interno institucional. Al respecto es importante mencionar que el grupo técnico que elaboró el diagnostico tomo estas recomendaciones del informe de resultados preliminares que emitió en agosto de 2021 la Auditoria Superior de la Federación, con motivo a la auditoría realizada a cuenta pública 2020 de la Uady en particular a la verificación de los cuestionarios de control interno que aplico pero no consideró las aclaraciones que en su momento la Uady presento y por lo tanto no considero que de un total de 9 recomendaciones 5 fueron atendidas y solventadas en la reunión de auditoria en septiembre de 2021 y solo 4 quedaron pendientes y sobre estas últimas cuatro se plantearon acciones a realizar en el último trimestre de 2021 y en el año 2022.

En la sesión de Consejo Universitario, el doctor José de Jesús Williams, rector de la Uady propuso a la doctora Eugenia del Socorro Guzmán Marín como directora del Centro de Investigaciones Regionales Dr. Hideyo Nogouchi, como parte del punto 8 de la sesión que fue la designación del director de la institución universitaria mencionada en la que se explicó el proceso a las dos aspirantes al puesto.

El periodo que dirigirá será de 26 de febrero de este año al 25 de febrero de 2026.

La doctora Guzmán es la actual coordinadora académica del centro de investigaciones mencionado.

Por decisión unánime el Consejo universitario aprobó la propuesta del rector.

En el orden del día se tomó protesta a Carlos Castro Sansores como consejero en el décimo noveno del Consejo Universitario.

También se presentó la propuesta de calendario escolar 2022-2023, días inhábiles y procesos para ingresar como estudiante de la casa de estudios que también fueron aprobados.

Los aspirantes a pertenecer a la casa de estudios iniciarán procesos de admisión en febrero de 2023, en este futuro periodo escolar.