Feria del Panucho

Así se vivió la Feria del Panucho 2022 en Kanasín (Fotos)

lunes, 16 de mayo de 2022 · 00:00

Panuchos y salbutes de pavo, carne molida y relleno negro degustaron ayer cientos de personas que se dieron cita en el parque principal de Kanasín como parte de la Feria del Panucho, que reunió a personas de todas las edades, desde bebés en brazos hasta gente de la tercera edad.

Desde una hora antes del inicio del evento, que dio comienzo a las cinco de la tarde, se comenzó a formar la fila para ingresar al área donde se instalarían los puestos que ofrecieron los panuchos y salbutes de manera gratuita.

Una línea de más de 400 personas esperaba su turno de entrar cuando el reloj aún no marcaba las seis de la tarde. Y es que los vecinos de Kanasín, y algunos de Mérida, no desaprovecharon la oportunidad de degustar estos clásicos antojitos.

Feria del Panucho en Kanasín, evento familiar

Se vio a familias con niños y ancianos, jóvenes y adultos porque, sin importar la edad, si algo que gusta a los yucatecos son los panuchos y salbutes.

Los puestos de comida se instalaron en tiempo y forma y minutos antes de las cinco de la tarde, los 34 puestos de loncherías que suelen ofrecer sus servicios en Kanasín, ya estaban apostados y listos alrededor del parque principal para comenzar a servir el producto.

Cada puesto tenía para ofrecer 200 panuchos y 100 salbutes, para un total de 300 piezas, ya que a cada persona al ingresar se le entregaba de un ticket que le daba derecho a un plato con dos panuchos, uno de pavo y uno de carne molida, y un salbut de relleno negro, por lo que en total se iban a obsequiar 10,200 panuchos y salbutes.

Silvia Cen May fue una de las primeras personas en saborear los antojitos, pues como persona de la tercera edad se le dio preferencia, al igual que a otros adultos mayores. Contó que fue con su familia, cinco personas, pero sus acompañantes aún no entraban, seguían en la fila de ingreso.

Ella vive en Mérida, pero se enteró del evento y quiso asistir con su familia, pues saben de la fama de los panuchos y salbutes de Kanasín. Indicó que años atrás solía acudir con su familia a comer a la Susana Internacional.

Entre los comensales estaba una mujer con sus tres hijas de 6, 7 y 12 años, quienes viven en Kanasín desde hace tres años, pero son oriundas de Chiapas.

La madre Yumi Sánchez compartió que era la primera vez que comían panuchos y salbutes, pues con la pandemia no salían y no habían probado estos clásicos antojitos yucatecos, que dicen son muy diferentes a lo que se come en su tierra natal.

El panucho de carne molida fue el que más le gustó, mientras que sus hijas tímidamente empezaban a probar las diferentes opciones.

¿Cómo estuvo la Feria del Panucho en Kanasín?

Muchos vecinos de Kanasín se dieron cita para disfrutar de los antojitos de la Feria del Panucho, una actividad que promovió el Ayuntamiento de ese municipio como parte de la reactivación económica del lugar.

Una de esas vecinas fue la señora Andrea Aguilar, quien recibió su plato con sus dos panuchos y salbutes y en lugar de sentarse en las mesas que se instalaron prefirió ir a sentarse en un arriate del parque bajo la sombra de frondosos árboles. Ahí degustó el platillo.

Ella compartió que el salbut de relleno negro es su favorito, por lo que lo dejó para lo último para saborearlo más. Acudió acompañada de su mamá, Adalberta Chan Cen, una señora de edad avanzada, que para su mala fortuna está un poco enferma y no pudo degustar los panuchos y salbutes.

Su hija contó que ellas nacieron en Kanasín y han vivido ahí toda su vida, les gustan mucho los antojitos yucatecos, tan es así que unas dos veces a la semana van a comer al mercado los panuchos de pavo y los salbutes de relleno negro y también empanadas.

Estaban emocionadas de que por primera vez se efectuara una Feria del Panucho en el lugar.

Germán Pech Mena, de la lonchería “12 de diciembre”, una de las que ofreció sus servicios en el evento, manifestó que estaban muy contentos de participar, sobre todo porque en este momento el local donde laboran está en remozamiento de manera que les cayó en buen momento la contratación del Ayuntamiento para esta singular feria.

Asimismo, precisó que llevan 20 años en el negocio de los antojitos yucatecos.

Para el evento de ayer, dijo que colaboraron 10 personas en la producción, desde hacer los guisos como el pavo asado, la carne molida y el relleno negro, hasta cocer, picar, cortar y preparar la cebolla, lechuga, zanahoria y betabel.

En el puesto cinco personas participaron en la elaboración al momento de los panuchos y salbutes, que se frieron ahí mismo para ofrecerlos calientitos a los comensales.

Se previó que el evento terminara a las 11 de la noche, o antes si el producto se acababa.

En los bajos del palacio municipal se tuvieron espectáculos artísticos, por lo que algunas personas se quedaron en el sitio a disfrutar de la música y los bailes.— IRIS CEBALLOS ALVARADO