Mérida

Señales de avanzar hacia energía barata

Apuntan efectos de las sanciones posibles a Rusia
sábado, 21 de mayo de 2022 · 01:57

Hay elementos que hacen pensar que el mundo tendrá acceso a energía barata en el mediano plazo, pues pese a la nueva sanción que se quiere imponer a Rusia para prohibir la importación de su petróleo a la Unión Europea, otras naciones como Irán, Arabia Saudita, Venezuela, Irak y Kuwait han planteado la posibilidad de aumentar sus producciones para responder a la demanda.

Esto significa en conjunto una producción de siete millones de barriles diarios.

Así lo expuso Alex Fusté, economista en jefe de Andbank, al ofrecer la conferencia “El mundo de los mercados y otras cosas”, en un enfoque al mercado actual de la energía y lo que se espera para los próximos meses y a dos o tres años.

El experto planteó dos escenarios: en uno el precio de la energía puede mantenerse alto debido a la escasez de petróleo por la probable prohibición de la UE de comprarle petróleo a Rusia, y por la reducción en la producción de las refinerías en China, por las medidas de sanidad que impuso.

El otro, que considera más probable, es de acceso a una energía barata, derivado de la producción que buscan aumentar países con alto potencial de producir varios millones de barriles de petróleo más por día.

En relación con los factores a corto plazo, señaló que el precio de la energía puede mantenerse alto o incluso subir un poco más, debido a que la UE trabaja para imponer más sanciones a Rusia y prohibir la importación de petróleo de ese país al territorio.

Si eso sucede, todo el consumo europeo tendrá que buscarse afuera, donde el producto es finito y limitado, lo que hará subir el precio del petróleo en el corto plazo.

El paquete de sanciones que prepara la UE, incluida la prohibición ya citada, no se ha dado aún porque Hungría ha frenado esta medida mientras busca garantías para su propio suministro, ya que actualmente el 75% de sus necesidades es cubierto mediante un oleoducto que proviene de Rusia y no quiere prescindir de ese petróleo.

Las decisiones en la UE deben tomarse de manera unilateral, por lo que la UE está presionando a Hungría para que en la cumbre que se efectuará a finales de mayo se aprueben las nuevas sanciones a Rusia.

Alex Fusté, detalló que países como Alemania han dicho que aunque no se apruebe en forma unánime, lo que sí pueden hacer de ese modo es dejar de consumir petróleo ruso, y ese país anunció que eso harán este año.

Hoy día, dijo, hay buques que transportan crudo de reservas nacionales estratégicas de Estados Unidos a Alemania, de manera que han encontrado la solución a sus necesidades de petróleo.

El ponente consideró que Putin se ha metido en un lío y está convencido de que cada día se arrepiente más y empieza en forma clara, evidente y visible a dar muestra de cierto arrepentimiento, con sus respuestas a esta maniobra de la UE de abandonar la dependencia de la energía rusa, que es un golpe muy duro, “no se pueden imaginar cuánto”.

Luego explicó que un precio alto de la energía también puede darse por las reducciones en la producción que China mantiene en sus refinerías, aunque se espera que esto se normalice y vuelvan a importar crudo, lo que hará que el precio se estabilice.

Asimismo, destacó que en el largo plazo, pero no tan largo porque se vislumbra en tan solo algunos meses o un período de dos a tres años, habría acceso a una energía barata, lo que es posible debido a diversas circunstancias que ya se están dando.

Él puntualizó que ha habido un acercamiento con Irán, que está pidiendo el levantamiento de las sanciones que tiene impuestas para que le permitan meter crudo al mercado, trato sobre el cual el Ministro de Relaciones Exteriores de la UE ha dicho que las negociaciones son satisfactorias, por lo que hay altas probabilidades de que Irán pueda salir al mercado con todo su potencial.

Un alto funcionario de Irán ha dicho que están dispuestos a duplicar sus exportaciones. Ese país produce 4.4 millones de barriles por día, de los cuales la mayoría se consume domésticamente y un millón son exportados.

En dos o tres años puede aumentar a seis millones de barriles por día, “en el pasado ya lo hizo”, de manera que la exportación sería de dos millones o dos millones y medio de barriles.

“Irán volvió al tablero de juego como la potencia petrolera que es”.

Todo ello, aunado a una baja en los estándares ambientales de la UE para permitir instalaciones de producción energética verde, de plantas fotovoltaicas y molinos de viento, considera que acelerarán la construcción de las mismas, lo que también redundará en una baja en el precio de la energía.

Por último, resalta que una visión bajista en el precio del crudo es una buena noticia para el ambiente general económico y de los mercados financieros.— IRIS CEBALLOS ALVARADO