in ,

Prácticas emergentes

Usuarios esperan la llegada del autobús en el paradero de la calle 59 con 54 sin guardar la distancia social

Propuesta para la movilidad en los tiempos del Covid

La contingencia alteró la vida cotidiana y reveló muchos de los problemas que presentan las ciudades, por ello la necesidad de aplicar prácticas emergentes en el tema de movilidad urbana y espacios públicos, señaló Silvana Forti Sosa, coordinadora del Laboratorio Urbano de la Universidad Modelo (LUM), en la presentación de las propuestas de esa institución para Mérida.

Ángel Barrera Febles, coordinador de seguridad vial de LUM, precisó que analizaron la distribución de casos de Covid en Mérida y Valladolid y observaron varias situaciones.

En el caso de Mérida, la mayor concentración de casos de coronavirus se registra en el Oriente, Poniente y Centro de la ciudad, y señaló que esto es por factores como la desigualdad y la planeación urbana de la ciudad.

Hay una desigualdad social y territorial, muchos no cuentan con trabajo estable, tienen limitado acceso a servicios y condiciones urbanas, debido a la centralidad urbana, de manera que se desaprovecha la escala barreal que hoy es importante ante el fenómeno que se está viviendo, explicó.

Cuando la concentración de servicios y comercios es en un solo punto favorece más el contagio, agregó, al igual que cuando se trata de una casa de interés social.

Eduardo Pérez, coordinador de movilidad urbana de LUM, sentenció que una manera de mantener la sana distancia es dotar de infraestructura temporal en los puntos de mayor afluencia de peatones, como mercados, restaurantes, espacios de recreación, entre otros.

Un ejemplo es el subcentro de la colonia Mulsay, que proponen convertir los cuadros de estacionamientos en zonas para peatones y ciclistas, esto junto con medidas como determinar zonas en las que los vehículos no puedan ir a más de 30 kilómetros por hora.

Eduardo Monsreal, colaborador de LUM, precisó que la instalación de ciclovías es de bajo costo, pues se propone hacerlo con marcas de pintura en el pavimento, conos y tambos, por ejemplo, al igual que la ampliación de las banquetas.

Para hacer esto se propone utilizar las calles más anchas a fin de facilitar el tránsito entre colonias, fraccionamientos y comisarías.

En cuanto al transporte público, detalla que la idea es garantizar el distanciamiento entre personas, ya que se identificaron 30 puntos de gran concentración de usuarios por este motivo. La propuesta es la redistribución de puntos de ascenso y descenso, contar con tramos de carriles preferenciales para el transporte público, reubicación de zonas de ascenso y descenso de taxis y mototaxis para garantizar el distanciamiento entre pasajeros de taxis y pasajeros de transporte público y la ampliación de área peatonal en tramos con alta afluencia de pasajeros, especialmente en los tramos de banqueta en los que se realizan los ascensos y descensos, entre otros.— Iris Ceballos Alvarado

Las propuestas planteadas se sugieren aplicar en los subcentros, es decir áreas donde hay clínicas, escuelas, comercios en los que por ende se registra mayor concentración de personas, y se requerirá de mayores espacios para mantener la sana distancia.

 

Berchelt regresa con un nocaut en el sexto