in ,

Abril y mayo, meses infernales para Yucatán

Abril y mayo, históricamente, son los períodos más calurosos en Yucatán. En el quinto mes del año los registros superarían los 40 grados

Si abril culminaría con valores excesivamente calurosos, en mayo próximo habría registros más altos, dos grados por arriba del promedio normal.

De acuerdo con las perspectivas que elabora el Servicio Meteorológico Nacional, abril terminaría con medio grado o un grado más cálido del reporte promedio de 34.6, con lo que probablemente los últimos días del mes culminarían ligeramente por encima de los 35 grados.

Con esas condiciones, el siguiente mes, según el promedio mensual de temperatura máxima estatal, de 35.1 grados, y los mapas meteorológicos se prevé que en el centro y sur de la Península haya temperaturas hasta de dos grados por arriba del reporte histórico.

Abril “ardiente”

“La red meteorológica del estado cuenta con algunas estaciones que aportan algunos datos desde la década de los años 70, pero la mayoría ofrecen censos a partir del 2000. De acuerdo con los registros de los últimos 19 años, durante la mayor parte de abril, al menos durante 18 días, se inscriben temperaturas con valor de 35 grados o más. Las estadísticas lo demuestran, ya que en los últimos 30 años hay anotaciones de 46 grados para el mes de abril en la entidad”, señala Sareti Cardós Pacheco, meteoróloga del Centro Hidrometeorológico Regional de Mérida de la Conagua.

“En abril de este año en comparación con el de 2018 hubo mayor frecuencia de frentes fríos a la Península, lo que redujo los valores de temperaturas máximas y repercutió en el promedio mensual. En abril de 2018 se reportaron 22 días por arriba de los 35 grados, y en este mes del año actual, en el que tres frentes fríos afectaron la región, hubo 18 días con temperaturas superiores a los 35 grados y un día con más de 40 grados, el viernes 12 de abril”, abunda.

Ingeniería Física egresada de la Facultad de Ingeniería de la Uady y con estudios en Meteorología tropical por el Centro de Predicción del Tiempo de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) en Maryland, Washington, la especialista indica que de las 69 estaciones meteorológicas en Yucatán, cuatro fueron las que reportaron 46 grados, la temperatura máxima para abril en municipios del oriente, poniente y en la zona centro-sur de la entidad.

“En el interior del estado, la temperatura máxima de abril se registró en Abalá, con 46.5 grados, en el lejano 1975. El segundo registro más alto de 46 grados fue en Buctzotz en 1982. Después de 16 años, el mercurio ascendió a ese mismo valor en dos comunidades: primero en Kuxeb, perteneciente al municipio de Chemax el 5 de abril de 1998, y en Halachó el 17 de abril de 1998. La última ocasión fue en Sotuta, el 27 de abril del 2007, hace 12 años”, precisa la meteoróloga.

En el caso de la capital yucateca, en la estación del Observatorio Meteorológico de Mérida, refiere que se estableció 43.6 grados como récord de temperatura máxima el 26 de abril de 2015. La segunda más alta fue de 43.1, en cuatro ocasiones: el 30 de abril de 1971; el 23 de 1991, y el 8 y 17 del mismo mes en 1998, conforme a información de la Conagua Yucatán y de los archivos de Diario de Yucatán.

El ambiente para despedir abril será caluroso a pesar de que para los últimos días del actual mes, el viernes 26 y sábado 27, afectó el frente frío número 53 que aunque no ocasionó evento de norte sí precipitaciones, sobre todo en el oriente del estado.

“A pesar del sistema, en el colofón de abril predominarían los valores de 36 a 40 grados, lo que dejaría en promedio para el mes un estimado de 35.5 grados este mes. En abril de 2018 el promedio general fue de 33.9 grados”, anticipa la experta.

Mayo caluroso

La estela de bochorno que dejará abril, de acuerdo con las predicciones del Servicio Meteorológico Nacional, se prolongaría al menos en los primeros 20 días de mayo, particularmente en los municipios del Cono Sur, el noroeste y centro de Yucatán, donde tradicionalmente hay registros de mediciones extremadamente calurosas, que alcanzan los 40 grados o más.

“Son varios los municipios de Yucatán donde hay reportes históricos de temperaturas predominantemente calurosas; es decir, de más de 40 grados. Sin embargo, el récord de calor le corresponde al municipio de Tekax. Un análisis anual de los valores máximos, del período 2000 a 2018, revela que las regiones con mayor intensidad o canícula son el centro, noroeste y el sur de la entidad”, reitera la ingeniera Sareti Cardós.

“Este mayo, de acuerdo con las predicciones, y las experiencias y registros de años atrás habría más días con calor en comparación con abril. El promedio mensual es de 37 grados, pero si se toman en cuenta las previsiones del Servicio Meteorológico Nacional se elevaría la temperatura dos grados, a unos 39 o más, que sería el promedio para Mérida. En el resto de la entidad los valores oscilarían de 35 a 36 grados, con excepción de aquellas zonas donde regularmente se incrementa el calor, en comparación con estadísticas de 2018”, detalla la profesional.

Así, históricamente, según datos de 19 años de la Conagua Yucatán, a partir de 2000, los principales o más relevantes municipios donde se concentran los máximos valores son, en el sur: Tekax, Peto, Ticul y Cantamayec. En el noroeste: Mérida, Conkal y Progreso, y en el centro: Motul, Conkal y Mocochá.

Y amplía los argumentos, al señalar que son diferentes los factores que intervienen para que se presenten esos escenarios, como las condiciones climatológicas del establecimiento de sistemas de alta presión en el Golfo de México y la península de Yucatán, el ingreso de aire cálido proveniente del Mar Caribe, y las circunstancias ambientales como los incendios forestales que pueden aportar mucho calor a zonas donde se ubica alguna estación meteorológica.

“Con esas condiciones se esperaría que mayo próximo se tenga el mismo comportamiento histórico, con menos frentes fríos. La proyección que se observa en los mapas climáticos es que será más cálido y más seco por la ausencia de masas de aire gélido que lleguen a la Península, a pesar de que durante esta temporada se pronosticaron 50 frentes fríos, ya hubo tres más. Lo que sí podría suceder es que a finales de este mayo el comienzo de la temporada de lluvias o el ingreso de ondas tropicales podrían reducir las elevadas temperaturas que se prevén”, explica la ingeniera Cardós Pacheco.

Además, destaca la meteoróloga, los 20 primeros días de mayo, según las predicciones, habría temperaturas altas, muy cálidas, con un promedio de 37 a 38 grados, según los valores históricos del promedio estatal, aunque los últimos 11 días del mes descendería el mercurio a un registro que no se podría anticipar, pero que de acuerdo con las anteriores experiencias sería de más de 35 grados, en el último tramo de mayo.

“Basados en las anotaciones de 24 estaciones en el estado que dan sus reportes diarios, y el resto cada tres meses, los valores que corroboramos en mayo de 2018 fue de un promedio de 35.6 grados, y según los pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional, ascendería dos grados, a 38 o 39 grados este año en el caso de Mérida. En el interior de la entidad, si tomamos a Peto como punto de referencia más cálido, habría unos 36 grados en la parte final de mayo y de 37 en adelante para las dos primeras semanas”, reitera Sareti Cardós.

La joven meteoróloga recuerda que el valor histórico más elevado de temperatura en Yucatán fue de 47 grados el 16 de mayo de 2005, en la comisaría de San Diego Buenavista, a unos 70 kilómetros de la cabecera municipal de Tekax, que según datos del censo poblacional, en ese año habitaban 126 personas. La segunda temperatura más cálida, según archivos de Diario de Yucatán, fue en mayo de 1998 en el municipio de Abalá, cuando el termómetro llegó a 46 grados.

En Mérida, de acuerdo con citas hemerográficas del Diario, en mayo la temperatura máxima récord fue de 43.5 grados y se reportó en tres ocasiones. En el 24 de marzo de 1957, el 12 mayo de 1958 y el 27 de mayo de 2009. En los dos primeros casos ese registro se tomó en el barrio de La Mejorada, donde funcionaba una de las seis estaciones de la Comisión Nacional del Agua de la capital yucateca. La segunda marca histórica más alta fue de 42.5, en mayo de 1978, hace 41 años.

Medición del calor

Aunque el advenimiento de las nuevas tecnologías de informática son empleadas en su labor, la meteoróloga yucateca dice que los valores de temperatura se miden por medio de termómetros, que responden a las nociones de los seres humanos sobre lo que es caliente y lo que es frío. El termómetro no permite medir transferencias de calor y por ende, no calcula el calor en términos absolutos.

“La propiedad que utilizan los termómetros es la dilatación térmica. Estos equipos deben ser muy sensibles y exactos, es decir que de forma rápida indiquen las pequeñas variaciones de temperatura. En los observatorios meteorológicos hay termómetros especializados para medir los valores extremos en un período, a los que se les conoce como termómetro de ‘máxima’ o de ‘mínima’ y tienen características muy particulares para saber los valores más altos o bajos, respectivamente”, concluye la ingeniera Cardós Pacheco.— Carlos F. Cámara Gutiérrez

=
Meses de abril y mayo, los más calurosos en Yucatán

Meses de abril y mayo, los más calurosos en Yucatán

Sismo en Honduras

Sismo frente a las costas de Honduras se percibe en Quintana Roo