in

Acuerdo luego de robar ropa

El juez de Control del primer distrito judicial del sistema penal, Rómulo Antonio Bonilla Castañeda, presidió la continuación de la audiencia inicial en la que el apoderado legal de una empresa y el imputado llegaron a un acuerdo reparatorio por el delito de robo calificado, informa un boletín.

Con ello, de cumplimiento inmediato se extinguió la acción penal.

En el Centro de Justicia Oral de Mérida, el juez de control presidió la continuación de la audiencia inicial, en la que se resolvería la situación jurídica del hoy imputado.

Sin embargo, al iniciar la sesión la defensa y la parte denunciante anunciaron al juez que habían llegado a un acuerdo reparatorio y que con eso quedaban satisfechas las partes.

De acuerdo con el Código Nacional de Procedimientos Penales, los acuerdos reparatorios son aquellos celebrados entre la víctima u ofendido y el imputado que, una vez aprobados por el Ministerio Público o el juez de control y cumplidos en sus términos, tienen como efecto la extinción de la acción penal.

Las partes acordaron que el imputado realice una disculpa pública, el pago de 1,500 pesos, mismo que se realizó en la audiencia, y la prohibición de que el imputado se acerque a las tiendas de esa empresa.

El juez de control comprobó que se cumplieran las condiciones para el trámite del mismo y que las partes estén de acuerdo con el acuerdo, por lo que lo aprobó.

El 7 de enero pasado, aproximadamente a las 11:30 horas, el hoy imputado entró en el departamental Coppel de Plaza Oriente, ocultó dentro de su ropa dos pantalones de mezclilla y salió sin pagar, pero fue visto por empleados que dieron parte a la Policía y lo detuvieron con los objetos sustraídos.

 

Hombre detenido tras violento robo en una gasolinera de Mérida

Ejercitarse en la pandemia