in , ,

Acuerdo para proteger datos personales

Funcionarios del INE e integrantes del Colegio Nacional de Notarios en la firma del acuerdo en Ciudad de México

Con objeto de evitar la usurpación de datos personales, de la que se valen delincuentes para cometer estafas contra el patrimonio —como en el caso de la llamada mafia inmobiliaria en Yucatán—, el Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM) y el Instituto Nacional Electoral (INE) firmaron hoy un convenio de colaboración que permitirá a los notarios verificar en línea la autenticidad de las credenciales de elector que se les presenten en las solicitudes de sus servicios.

El acuerdo fue firmado en las instalaciones del INE en Ciudad de México y el acto protocolorio estuvo encabezado por los presidentes del instituto electoral, Lorenzo Córdova Vianello, y del Colegio, Armando Javier Prado Delgado.

Este convenio es sin lugar a dudas un paso adelante a la consolidación de una sociedad más democrática, más incluyente en donde el Estado de Derecho se preserve y en donde los derechos, de las y los mexicanos se salvaguarden, subrayó Córdova en el evento, al que asistieron  Enrique Irabién Arcovedo, presidente del Consejo de Notarios de Yucatán, y el consejero de ese organismo Fernando Vales Tenreiro.

Discurso de Lorenzo Córdova

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DE LA INTERVENCIÓN DEL CONSEJERO PRESIDENTE DEL INSTITUTO NACIONAL ELECTORAL, LORENZO CÓRDOVA VIANELLO, EN LA FIRMA DE CONVENIO DE COLABORACIÓN ENTRE EL INE Y EL COLEGIO NACIONAL DEL NOTARIADO MEXICANO, REALIZADA EN EL LOBBY DEL SALÓN DE SESIONES DE LA INSTITUCIÓN

Muy buenos días tengan todas y a todos.

Saludo con muchísimo afecto a las notarias y notarios que nos acompañan en este acto; a las funcionarias y funcionarios del Instituto Nacional Electoral, a nuestros colegas; y de manera particular, a don Armando Javier Prado, Presidente del Colegio Nacional del Notariado Mexicano.

A nuestros colegas, a nuestros homólogos dentro del notariado, digamos, los expertos electorales dentro del gremio, Adolfo, Alfonso, muchas gracias por acompañarnos aquí.

Por supuesto, a nuestro Consejero cumpleañero, al Consejero Baños, y al Secretario Ejecutivo, mi reconocimiento y aprecio.

La calidad que hemos logrado en el desarrollo de los procedimientos electorales ha trascendido la dimensión de la competencia democrática por los poderes públicos.

El perfeccionamiento alcanzado en la materia procedimental, aunque originalmente fue diseñado para darle universalidad al sufragio y certeza a las contiendas, se ha convertido, se ha traducido en herramientas indispensables para la convivencia, tanto entre particulares como para inyectarle certeza a la interacción entre la sociedad y las instituciones públicas y privadas de nuestro país.

Para decirlo de otra manera, lo que comenzó con un propósito eminentemente electoral hace 30 años, la construcción institucional procedimental y reglamentaria que ha normado la vida democrática en el ámbito electoral, hoy trasciende ese ámbito e impacta cotidianamente la vida de todas las mexicanas y mexicanos.

El modelo de comunicación política, por ejemplo, que proporciona información confiable y jurídicamente válida sobre lo que se transmite en la radio y la televisión, el Sistema Integral de Fiscalización, otro ejemplo, que garantiza la rastreabilidad de cada peso que ejercen los partidos y actores políticos, incluso al margen de las elecciones, y el registro de electores que ha generado la base de datos multibiométrica más grande y confiable y segura del Estado mexicano, de las y los mexicanos de 18 años y más, son tres ejemplos representativos de las contribuciones del sistema electoral a la convivencia social en el México moderno.

Y esto no ha sido un trabajo fácil, ni temporal, por el contario, es la consecuencia de un acucioso trabajo cotidiano que no tiene pausas. Es falso, simple y sencillamente, es desconocer la realidad, es desconocer el trabajo de esta institución pensar que el INE, que los órganos electorales trabajamos, somos órganos de temporal y trabajamos sólo cuando hay procesos electorales.

Por cierto, y permítanme aquí una pausa para quitarle solemnidad al evento y darle un tono más festivo. Cuando a mí me pregunta qué hace el INE cuando no hay elecciones, contesto simple y sencillamente que no tengo ni idea, porque desde hace cinco años el INE no ha estado, no ha parado de hacer elecciones, estamos involucrados en una elección para hacer, no han terminado los procesos electorales de 2019 y, lamento decírselo a los compañeros, en septiembre arrancaremos los procesos electorales de 2020. Esa es la vida del sistema electoral.

Para dar una idea de la magnitud de ese trabajo, basta decir que el 80.5 por ciento de los casi 90 millones, 89.3 millones de registros contenidos en el Padrón Electoral cuentan con 10 huellas dactilares. Y el 19.5 restante, tiene las huellas de los dos dedos índices, de las y los ciudadanos inscritos.

En un par de años, hacia mediados del 2021, la totalidad de los registros del Padrón Electoral tendrán un registro decadactilar.

El convenio que firmamos el día de hoy tiene que ver con uno de esos instrumentos concebidos en sus orígenes para el ejercicio del sufragio, y que hoy se ha convertido en una herramienta indispensable para la vida cotidiana del país.

En efecto, la credencial para votar no sólo ha acreditado la identidad de quien la porta para el ejercicio de sus derechos políticos, sino que también se ha consolidado como el principal medio de identidad de las y los ciudadanos mexicanos.

Es tal el beneficio social que se ha desprendido de la confianza y calidad de los datos contenidos en la credencial para votar y de la base de datos que la sustenta, la del Registro Federal de Electores, que a la fecha hemos suscrito más de 40 convenios de colaboración con diversas instituciones del gobierno federal, instituciones financieras y fiscales, con el gobierno de la Ciudad de México, así como con instituciones privadas y de función social como el Colegio de Notarios de la Ciudad de México, hace apenas unos días, y del estado de Jalisco, entre otros.

Dicho de otra manera, la confianza y certeza que respalda la credencial para votar y las bases de datos que sustentan el Padrón Electoral, están sirviendo para proteger el patrimonio y la honorabilidad de las y los ciudadanos para contribuir al combate a la corrupción, para evitar la evasión fiscal, para facilitar la identificación de cadáveres cuya identidad es desconocida, así como para evitar el ingreso de dinero de fuentes no autorizadas en la competencia electoral. Y sí, también sirve para tener elecciones ciertas y confiables, incuestionadas e incuestionables como ha venido ocurriendo en los dos años previos al menos.

Debo señalar que esas contribuciones a la vida pública y privada, se desprender de convenios de colaboración similares al que hoy suscribimos con el Colegio Nacional de Notariado Mexicano.

Con el convenio que hoy suscribimos el INE pondrá a disposición, como ya Armando lo mencionaba, del Colegio, el servicio de verificación de datos contenido en la credencial para votar de las personas que la presente para realizar un trámite ante sus agremiados.

Dicha verificación, como ha sucedido en los otros convenios, garantizará rigurosamente la integridad y el derecho a la protección de los datos personales de quienes han confiado su información confidencial al INE. Y esto me importa subrayarlo, el Registro Federal de Electores, los datos que se entregan bajo el resguardo del Instituto Nacional Electoral en cada uno de los casi mil módulos que operan cotidianamente a lo largo y ancho del país, son fiel y celosamente resguardados por esta institución, y no entregaremos ni hemos entregado esa información a nadie, salvo bajo las rutas legales establecidas en la legislación electoral.

Es decir, por un mandato de juez competente, la mejor bóveda de resguardo de la información confidencial de las y los mexicanos, mayores de 18 años, ha sido y seguirá siendo el Registro Federal de Electores.

Para facilitar la instrumentación del convenio, el Instituto Nacional Electoral capacitará al personal que determine el Colegio en la operación del servicio de verificación y este Colegio se compromete a utilizar dicho servicio, única y exclusivamente para la validación de los tramites que se realicen ante sus agremiados en búsqueda de fe pública.

Es necesario subrayar que ninguna institución o persona vinculada con este convenio tendrá acceso a la base de datos del padrón y que la única base de datos es, de éste, y será manejada exclusivamente por el personal calificado por el INE para ello.

Permítanme aprovechar la digresión, venturosa digresión del Consejero Baños, para hacer un plan de reflexiones respecto de los tiempos que corremos, que corren y que hoy implican una amplia e incluyente reflexión colectiva.

Soplan vientos de cambio, eso es incuestionable e innegable. Es deber de todas y todos encauzar esos aires en la ruta del fortalecimiento de la democracia, no de su erosión, debilitamiento, es decir de su regresión. La historia, la historia de la humanidad, la historia de la democracia en los últimos 300 años, nos enseña como poco a poco, paulatinamente, esta forma de gobierno ha ido consolidándose como el mecanismo civilizatorio con el cual las sociedades recrean sus diferencias en paz y disputan el poder político de manera incluyente y respetuosa, tolerante de todos, pero también nos enseña esta historia, de casos ominosos en donde, cuando no se cuida la democracia, la democracia puede llegar a acabarse.

Estos son tiempos de un debate serio e informado, en el que no sólo se analicen sin prejuicios, ni falsas premisas, las propuestas que distintos actores están poniendo sobre la mesa, pero, sobre todo, que se analicen ponderan sus implicaciones y consecuencias.

No es la primera vez en nuestra historia que se han planteado cambios al Sistema Electoral pero también la historia nos en enseña que muchas veces esos cambios, venturosos si se observan en su conjunto el proceso de transición a la democracia, para bien México hoy es un país democrático a diferencia de lo que ocurría hace apenas 30 años. Hemos de encontrar ejemplos en donde las premisas que sustentaron los cambios realizados, no sólo no se cumplieron, sino corrieron en dirección contraria.

El mejor ejemplo es el sistema electoral funcional, pertinente, complejo, sin duda, pero que ha permitido que en los últimos dos años tengamos las mejores elecciones de la historia del país, que nació bajo la premisa del abaratamiento del costo de las elecciones y eso no fue así, lamento decirlo, pero no fue así.

El Consejero Baños ha puesto un par de puntos sobre la mesa de cómo las propuestas que hoy se plantean para abaratar elecciones, por el contrario, pueden volverlas incluso más caras. Así que es tiempo de reflexionar, de discutir con seriedad, con apertura, con inclusión, pero sobre todo con altitud de miras para calcular las implicaciones de las propuestas que se ponen en la mesa.

A veces la memoria histórica es breve y ello induce al olvido y al error, por eso es indispensable recordar que fueron la inclusión y la apertura, la creación de garantías legales e institucionales para que el voto cuente y se cuente bien, como el Padrón Electoral, por cierto, la autonomía de los órganos electorales y la homologación de las reglas de la competencia a nivel nacional, los ejes a través de los cuales se articuló el tránsito de la democracia en México.

No debemos olvidar que la palabra de orden de nuestra transición a la democracia fue la certeza y el mejor ejemplo de lo que significa la certeza, la construcción mejor elaborada de lo que significa la certeza, es el Padrón Electoral y es ese instrumento que nos permite sustentar convenios como los que hoy hemos suscrito.

Reducir los costos de las elecciones que, sin duda, es algo deseable, pero si ocurre minando las reglas, los procedimientos y las instituciones que construimos para inyectar certeza por un tema de costos, es no tener claras las prioridades y abrir la puerta a un pasado superado cuando apenas hace 30 años, vuelo a insistir y no hay que olvidarlo, las elecciones eran el principal de los problemas sociales y políticos que aquejaban a nuestro país.

Nadie y en esto quiero ser enfático, hemos discutido mucho esto las y los consejeros del Instituto Nacional Electoral y hay una coincidencia total en este sentido, nadie está en contra de la austeridad, pero lo primero en materia electoral, no nos equivoquemos, es cuidar la certeza.

Si algo ha caracterizado a nuestra transición, es la autonomía de la autoridad electoral, la consolidación de los mecanismos de inclusión y de representación proporcional, la apuesta por fortalecer y recrear el pluralismo y la ruta incremental en el ejercicio de los derechos.

Hoy, con el convenio que suscribimos estamos incrementando los derechos de las y los mexicanos. Gracias al uso del Padrón Electoral, como un mecanismo de autenticación, de verificación de la identidad de quienes acudirán a las oficinas de los notarios, podemos combatir el robo de identidad y con ello garantizar el derecho patrimonial y de identidad misma de las y los ciudadanos.

Hoy estamos maximizando derechos a partir de un instrumento que ha sido clave, el pilar de la construcción de la certeza en materia electoral, pero también en el ámbito de la convivencia social, como señalaba.

Confío en que las historias y procedimientos de éxito de la democracia mexicana, los sigamos considerando un patrimonio de la nación; no son un patrimonio de una institución, no son un patrimonio de un partido, no son un patrimonio de un sector de la sociedad, son un patrimonio de todas y todos los mexicanos, pero tenemos que seguirlos protegiendo y no los debemos interpretar como hechos preestablecidos, como datos hoy prescindibles de nuestra apuesta hacia el futuro.

La reforma electoral no debe improvisarse ni mucho menos imponerse, como reiteradamente varias voces hemos venido sosteniendo a lo largo de esta semana; desde la Secretaria de Gobernación hasta los consejeros electorales y los notarios sentados hoy en esta mesa.

Estamos hablando de las reglas del juego democrático y la disputa civilizada por el poder, en esto, se requiere además de una profunda deliberación, también un amplio conceso y el acuerdo de todas las fuerzas políticas, no entender esto puede significar abrir la puerta a la descalificación futura de las elecciones, precisamente por causa de las reglas, no podemos permitir que en el futuro alguien descalifique las elecciones por reglas que no fueron debidamente consensuadas y pactadas, algo por cierto que ya vivimos en el pasado.

Sin duda el nuestro, nuestro sistema electoral es perfectible y es pertinente que trabajemos juntos para ello, pero como lo dije hace un par de días al inaugurar los foros de la discusión sobre la Reforma del Estado y la Reforma Electoral en la Cámara de Diputados, pero cambios mal planeados, mal procesados o abiertamente mal intencionados pueden implicar una regresión antidemocrática y si algo nos enseña la historia, es que a la democracia, como decía, hay que cuidarla permanentemente.

O cuando menos nos demos cuenta, eventualmente sin quererlo, la habremos perdido, antes de concluir, permítanme agradecer en nombre de los consejeros y consejeras electorales, el interés del Colegio Nacional de Notariado Mexicano, para suscribir este convenio, quiero reiterar que para INE, la relación con el gremio de los notarios representa una alianza estratégica.

La historia de nuevo lo enseña que, invariablemente contribuye a la legalidad y la certeza de los procesos electorales y que sus funciones están llamadas a contribuir al buen funcionamiento del Estado de Derecho en nuestro país.

Termino de veras con una reflexión sobre el andamiaje electoral de nuestra democracia. Buena parte de los logros que hemos obtenido en clave democrática, explican el carácter acumulativo e incluyente de cada cambio, si algo ha caracterizado las reformas en los últimos 40 años ha sido la búsqueda de la inclusión, la maximización de los y las ciudadanos y el conceso como método de su aprobación.

Hoy con este convenio estamos refrendado el rol social que tiene el Padrón Electoral, que tiene la información contenida en éste, hoy con este convenio se abre también una oportunidad para una reflexión que acompañando la premisa de los tiempos que corren y a la que el INE se adhiere de abaratar los costos de la función pública y poder destinar los recursos que son necesarios para atender los grandes problemas nacionales.

Resulta como decía el Consejero Baños, inviable construir, pretender construir, una base de datos de las y los mexicanos, cuando ya la tenemos, funciona y funciona bien. Es el Padrón Electoral y la Cédula Electoral como lo ha demostrado su uso, reiterado a lo largo de décadas, hoy se llama Credencial para Votar con Fotografía.

Tenemos un problema con los menores de edad, sin duda. La manera más racional de enfrentar ese déficit en términos de identidad que todavía tenemos, es que la institución en la que la sociedad mexicana ha invertido tantos recursos y que ha cumplido su tarea en términos de llevar una base de datos confiable y segura, el INE sea el responsable de credencializar a los menos de edad.

La infraestructura la tenemos, los módulos en las que las y los ciudadanos depositan y confían al INE sus datos personales, son conocidos y reconocidos como una instancia de la que la propia sociedad se ha apropiado.

Los mecanismos de salvaguarda, de infraestructura informática, el personal que depura cotidianamente esa base de datos, ya labora y cumple su función en el INE. Lo único que nos faltaría es una base legal y el costo marginal que implicaría el plástico, la expedición de plástico, para que nuestras niñas, niños y jóvenes menores de 18 años pueda acceder como hoy, lo tienen los ciudadanos la plena garantía de su derecho a la identidad.

Este convenio es sin lugar a dudas un paso adelante a la consolidación de una sociedad más democrática, más incluyente en donde el Estado de Derecho se preserve y en donde los derechos, de las y los mexicanos se salvaguarden, por eso, estimados amigos del Colegio Nacional de Notariado Mexicano, muchísimas gracias por la confianza depositada en el INE y seguiremos trabajando juntos, muchas gracias.

-o0o-

República al día

Los Raptors se proclaman campeones de la NBA y hacen historia