in

Acusaciones por los votos

Policías estatales custodian el Palacio Municipal de Kanasín luego de los disturbios causados por los resultados de las votaciones

En Kanasín hay tensión ante el conteo de actas

En medio de acusaciones, gritos, empujones y un despliegue policíaco se inició ayer el conteo de las actas de los votos de la jornada electoral del domingo pasado en Kanasín.

El Consejo Municipal, en el fraccionamiento Héctor Victoria, amaneció custodiado por cerca de 50 policías fuertemente armados para repeler una agresión.

El candidato de Nueva Alianza, Francisco Vera Ávila, denunció que gente ligada al PRI está amenazando de muerte a simpatizantes de su partido para que desistan de su lucha por que se organicen nuevas elecciones.

También indicó que el día de las votaciones la Policía jugó a favor del tricolor debido a que sus representantes fueron detenidos sin motivo alguno y grupos de vándalos amenazaban a simpatizantes del Panal. “Aquí hubo un robo”.

Aunque aseguró que aceptaría su derrota si se comprueba que los votos le favorecieron al candidato priista William Pérez Cabrera y que sus votos no se le sumaron al PRI.

“Lo que no se vale es que el PRI esté tratando de violentar a Kanasín”, dijo.

Por segundo día consecutivo, el Palacio Municipal estuvo rodeado por granaderos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y las actividades se paralizaron.

Convoy de agentes de la SSP y de la Policía Estatal Investigadora recorrían el municipio con la finalidad de evitar disturbios.

Personas ligadas al PAN en el municipio adelantaron que impugnarían la elección porque estuvo plagada de anomalías que favorecieron al PRI.— David Chan C.

Una obsesión que perjudica

Confirman primera ejecución en Cancún en la que entierran a la víctima