in

Adopta Cbtis 120 al kanisté

Alumnos del Cbtis 120 siembran diversos árboles en el plantel ubicado en la colonia Chuburná. Hubo degustación del fruto del árbol kanisté

Disfrutan del fruto comestible y de sus varias propiedades

Con la firme convicción de que los árboles son importantes para la vida, maestros y alumnos del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios 120, “Emiliano Zapata Salazar” investigaron, buscaron y rescataron especies que por diversos motivos se dejaron en el olvido.

Es el caso del kanisté, árbol presente en la escuela cuyo pequeño fruto posee muchas propiedades alimenticias que, sin embargo, pocos han saboreado por falta de difusión.

Como ejercicio del área de ecología, alumnos, maestros y administrativos degustaron el fruto y se recabaron opiniones al probarlo. Desde sabor a mamey, zapote y mango, hasta puré de papá respondieron algunos encuestados; al revelarles el nombre y la fruta, los degustantes se asombraron.

“Queremos rescatar esos sabores que nuestros ancestros conocían y los mayas saboreaban al consumirlo como alimento”, comentó Álvar Alfie Bojórquez Briseño, jefe del departamento de Investigación y Desarrollo de Proyectos Académicos del plantel ubicado en Chuburná de Hidalgo.

Dijo que hoy día está de moda comer “light” o ligero, y el kanisté posee pocas calorías a pesar de ser dulce, por lo que les vino la idea de reforestar el Cbtis 120 con este árbol que dio de comer por siglos a nuestros ancestros, pues de no tomarse acciones como ésta, desaparecería de la Tierra.

Bojórquez Briseño comentó que en la escuela hubo varias campañas de reforestación en las que participaron 187 alumnos de diversos semestres y se plantaron 50 árboles frutales, como naranja agria, limón y chile habanero; ahora se recolectan las semillas de kanisté para sembrar.

El proyecto ecológico se llama “Siembra y cuida tu árbol frutal” y lo encabeza el director Ramanujan Gómez Herrera, y los maestros de Ecología Carmen Luna Bolón, Karla de Lourdes Alvarado Sánchez y José Alcocer Masa.— Luis Iván Alpuche Escalante

El objetivo es involucrar a toda la comunidad estudiantil en el cuidado de las áreas verdes y fomentar la protección del planeta.

“Con acciones como ésta, los maestros del área de ecología sembraron la semilla del amor por la naturaleza en los alumnos, quienes participan con mucho entusiasmo, pero lo más importante es seguir para que germine y sea parte de la cultura cotidiana en los futuros jóvenes que integrarán a la sociedad yucateca”, dijo el académico.

Las plantas se siembran en todo los espacios donde hace falta área verde y sombra para que sea frecuente el cuidado y la supervisión.

“A lo largo de su semestre, los jóvenes vigilan el riego y cuidado de lo que sembraron para que en el futuro se disfrute de los maravillosos frutos que la naturaleza nos otorga”, dijo el jefe del departamento de Investigación y Desarrollo de Proyectos Académicos del Cbtis 120.

La meta

El objetivo es involucrar a toda la comunidad estudiantil en el cuidado de las áreas verdes y fomentar la protección del planeta. “Con acciones como ésta, los maestros del área de ecología sembraron la semilla del amor por la naturaleza en los alumnos, quienes participan con mucho entusiasmo. Las plantas se siembran en todos los espacios donde hace falta área verde y sombra.

Leones sigue en la cima de la Sur tras su victoria

Cartón de Tony: Cuando la fortuna sonríe