in

“No le encuentro ningún chiste”

Karla Cerda

Como broma muy pesada califican a unos mensajes

Como una supuesta “broma” de muy mal gusto y cuyo autor debe recibir un castigo ejemplar, calificaron estudiantes del Campus de Ingenierías y Ciencias Exactas de la Universidad Autónoma de Yucatán las amenazas de un tiroteo que trascendió por un intercambio de mensajes en WhatsApp.

Entrevistados al azar en dicho campus, los estudiantes señalaron haberse preocupado por las amenazas que propiciaron se cerrara el campus el pasado lunes.

Para Juan Francisco Fuente Aguilar, estudiante del tercer semestre de ingeniería química, la actitud del “bromista” fue muy mala, ya que preocupó a todos, pues es algo que ha ocurrido en otros lugares, en otros países, y esto puede generar una controversia.

Opinó que la facultad tomó medidas adecuadas y fue muy importante para mantener la calma y la seguridad. “Estuvo correcta la medida de suspender clases, uno puede decir que se trata de una broma, pero es mejor prevenir a que llegue a pasar de esa forma. Hay bromas pesadas, pero ese tipo de bromas de amenazar con balazos no es algo que se deba hacer entre compañeros, si dicen que fue broma pequeña no le encuentro ningún chiste”, dijo.

Ya sea expulsión o cárcel sería una medida buena, porque estamos hablando de que pueden atacar a un grupo de personas, y aunque él dice que fue una broma, no podemos saber si pudo o no hacerlo, pero gracias a las medidas se pudo evitar. Sí debe haber un castigo, más aún porque ya estamos en facultad, en una universidad.

Alarmante

Karla Cerda, estudiante de Ingeniería Industrial Logística, opinó que fue una broma, pero fue algo que antes no se veía y por lo mismo alarmante. “En la escuela no se había visto nunca un caso así, aunque sea por broma, que este niño estuviera diciendo que podía venir y causar daños en la institución alarmó a nuestros padres, a nosotros, la verdad la mayoría no asistimos”.

Comentó que fue una broma muy desagradable, porque así como fue broma también pudo ser algo cierto.

“Lo que no pasó ayer puede pasar en cualquier hora del día o en cualquier día del mes, estuvo demasiado mal lo que hizo”, dijo.

¿De dónde viene esto?

“Según lo que sé es que vio la película de The Joker y le dio pie a él para hacer este tipo de bromas.

¿Se habla de castigos?

“Mínimo debe ser la expulsión, pues después de esa broma estando él aquí sí nos tiene algo alertados, haya sido broma o no, estando aquí nos causa un poco de conflicto, se habla mínimo de una expulsión, pero no sabemos hasta ahorita, lo que sí sabemos es que está siendo vigilado y no sabemos cómo estén las cosas”, comentó Karla.

¿Es común ver este tipo de cosas en internet?

Aquí en Mérida yo no había escuchado un caso así, por tanto a nosotros como a nuestras familias sí nos alarmó, tanto si es broma o no. Sé de otros lugares, pero nunca aquí en Mérida.

Fue más allá

Para Alberto Aguilar Cocom, estudiante de ingeniería Mecatrónica, entre los estudiantes se suele frecuentar ese tipo de bromas, pero opina que el de la Facultad de Matemáticas lo llevó más allá, ya que nunca aclaró que era una broma, y sí alarmó a la mayoría de las personas.

“Yo llegué a pensar que era de verdad y me preocupé, pero también pensé que era broma, y entre esas dos era mejor prevenir ya que se pueden hacer esas bromas siempre y cuando se quede entre amigos, pero ese se pasó”, dice.

Alberto considera la expulsión como buen castigo, porque cree que muchas personas ya no se sentirían seguras con su presencia, independientemente si fue broma o no.

“También pienso por el chavo, pero debió primero pensarlo antes de hacerlo”, comentó.

Impacto

Jessica Matú, de Ingeniería Química, opinó que antes de que se divulgara debieron tomar en cuenta el nivel de gravedad al que podía llegar este tipo de comentarios entre su grupo de amigos y saber con quién compartirlo y que tengan la confianza y sepan que es una broma.

“Yo si me preocupé, porque realmente no se sabe lo que esté pasando en la mente de cada persona y no se sabe si puede ser real por el nivel que se tuvo en que se viralizó, me enteré por grupos de WhatsApp y mi familia se asustó”, dijo.— Luis Iván Alpuche Escalante

Indicó que el castigo está a cargo de la escuela y si debiera recibir un castigo muy alto, pero eso depende de la escuela.

Salma Ruiz Ortega, estudiante de la ingeniería en alimentos opinó que no son comunes este tipo de cosas aquí y nunca había escuchado que una persona hiciera algo así.

“Si fue una broma, fue de muy mal gusto, igual el chico no hablaba en serio, pero tampoco va a decir aquí tenía mis armas cuando ya lo tenían evidenciado. Si fue broma o hablaba en serio, no lo podemos saber, fue muy malo, todos estaban muy alterados, sobre todo los papás, muchos de mis compañeros no querían venir porque sus papás les decían que no”, comentó.

Salma comentó que ayer (por martes) pasó la directora y dijo que ya todo estaba controlado y estaban viendo qué medidas tomar.

“Mi papá se enteró por redes sociales y me preguntó que si estaba todo bien y yo le dije que sí, igual no me hizo muchas preguntas porque, según él, aquí todo es muy tranquilo, pero los papás de mis compañeros sí estaban muy alterados”, platicó la estudiante.

Recordó que todo pasó el domingo y ese mismo día como a la una de la madrugada les avisaron que no había clases.

¿Amerita expulsión?

“Una expulsión no sé si estaría bien, yo lo que creo que debería haber es apoyo psicológico, ayer lo comentábamos, él lo que necesita es ayuda, no que lo estemos atacando, porque se siente más atacado, igual otras universidades le van a cerrar las puertas por lo mismo, el bullying en redes sociales, y aunque ya está evidenciado, está marcado, es más correcto un apoyo psicológico”, comentó la joven.

Indicó que algunos dicen que ya estaba expulsado, otros que ya no era alumno y unos más que todavía estaba en la facultad, ella no lo conoce.

“No es una broma, en Estados Unidos si alguien dice algo así lo toman muy serio, aquí como nunca pasa, entonces dijeron que era una broma, pero sí había gente muy alterada”,dijo.

Comentó que se han dado casos donde quien amenaza sí lo cumple, además según los “screenshots” (capturas de pantalla), este niño estaba muy seguro de lo que iba a hacer, pero todavía había una duda, y si sus amigos lo tomaron en serio y estaban preocupados, era por algo.

“Imagina como lo tomamos los demás”, dijo.

Estudiantes Parecer

Salma Ruiz Ortega, estudiante de la ingeniería en alimentos, también dio su opinión.

Alterados

“Si fue una broma, fue de muy mal gusto, igual el chico no hablaba en serio, pero tampoco va a decir “aquí tenía mis armas” cuando ya lo tenían evidenciado. Si fue broma o hablaba en serio no lo podemos saber, fue muy malo, todos estaban muy alterados, sobre todo los papás, muchos de mis compañeros no querían venir porque sus papás les decían que no”, comentó.

Batalla contra el cáncer

Intenta abusar de encargada de tienda