in

Teresa Vega era buena, consejera, optimista: afirman sus amigas

Teresa Vega asesinada en Mérida
Activistas y grupos feministas exigen se castigue a los autores del feminicidio de Teresa Vega, que hace recordar al de Emma Gabriela Molina Canto.- Foto de Megamedia

MÉRIDA.- Un silencio que sin palabras dice “aquí, ya nada será igual”, una quietud que estremece en el entorno: nadie sale, nadie dice, pero la incredulidad persiste. A Teresa Vega la vida le fue arrebatada, algo que muchos de sus amigos aún no pueden creer: ¿Por qué a ella le tenía que suceder?.

Difícil es imaginar que algo así podría suceder en Yucatán, dirían muchos, al considerar la entidad como uno de los lugares más seguros y de mejor calidad de vida del país.

La puerta del 185 de la calle 39, ahí casi al final de la avenida principal del Fracc. Gran San Pedro Cholul, escenario del crimen, hoy custodiada por agentes de la SSP, es una improvisada ofrenda colectiva, tributo que muchos rinden a quien fuera una mujer alegre, dinámica, positiva, optimista, segura de sí y feliz por ser madre de una bebita.

La muerte de la joven madre de 38 años de edad no es un hecho aislado, es la crudeza de una realidad en la que muchas mujeres transitan su vida, en su día a día; expuestas al abuso, la agresión. Una historia marcada por la violencia de pareja que se lleva con penitencial recogimiento en el silencio, o como ella decía “No pasa nada, todo está bien”.

Lee: Mujer asesinada en Mérida, ya había recibido amenazas por su exesposo

Quienes conocieron de cerca a Teresa Aurora Vega Cuellar, saben en este momento del horror, del dolor y de la indignación. Sus amigas, aquellas de su círculo más cercano, están devastadas, no dan crédito a lo acontecido.

Se ha ido la amiga buena, la de eterna sonrisa, la consejera, el alma de la fiesta, la que siempre tenía el comentario preciso en el instante oportuno, que tenía el chascarrillo a modo para romper el hielo en una reunión, la que inspiraba confianza, la fortalecida, la optimista, la que disfrutaba bailar aunque sea ella sola. Así la recuerdan quienes gozaron del privilegio de su fraterna amistad.

'Eramos amigas desde niñas'

Una de estas amigas accede a conversar con el Diario, al hacerlo es difícil para ella evitar que la voz se le quiebre, los hechos le han producido una profunda tristeza y desconcierto, pues hasta antes de aquel trágico viernes de la semana pasada, todavía chatearon y conversaron, hablaban de muchas cosas, nada que pudiera siquiera insinuar que estaba a punto de ocurrir lo inimaginable.

“Fue una de mis primeras amigas siendo niña y desde entonces fuimos muy cercanas” recuerda.

“Fue en la primaria, en la Ixcanziho en la entrada de Pinos, donde la conocí y recuerdo muy bien que era muy especial, efusiva y cariñosa, de esas personalidades raras que no siempre encuentras pero que te hacen sentir en confianza y disfrutar su compañía; era una niña que llegaba, te abrazaba, que le daba gusto verte y no reprimía esa alegría que siempre le caracterizó” comentó.

Lee: Con sepelio íntimo dan el adiós a Teresa Vega, madre asesinada en Cholul

“Ella era de Cuernavaca, su madre de ascendencia yucateca y cubana, y desde siempre mantuvimos una amistad muy bella que traspasó el tiempo y las distancias, de algún modo siempre existió un contacto entre ambas”.

“La complejidad de la situación legal por la cual estaba atravesando con respecto al padre de su bebita, no era un tema que sacara a relucir; sabíamos que vivía sola, que estaba distanciada del padre de su hija, pero nunca nos hablaba de algo que pudiera suponer una amenaza a su integridad física, a su vida, ella era una mujer que a cada rato decía: 'No pasa nada, no pasa nada' con tal confianza que en verdad era impensable que podría pasar algo” señaló.

“Adoraba a su hija, estaba feliz de tenerla a su lado en casa; su padre era un señor ya grande que siempre la apoyaba y la ayudaba en todo, pendiente de ambas, cariñoso, alguien siempre en quien apoyarse”, recordó.

Según se pudo averiguar Teresa Vega era ejecutiva de cuenta de una institución bancaria; a raíz de la pandemia hubo recortes de personal y perdió su trabajo; sin embargo a principios de éste año se reincorporó a otro banco que le ofreció un empelo similar, ahí estaba laborando hasta el día de los hechos.

Lee: Asesinan a mujer: su hija estaba junto al cuerpo

“Las amigas hacíamos continuas reuniones en su casa; pero con la llegada de su bebé ya no habían tantas y a raíz de la pandemia, prácticamente todo era vía chat y mensajes” dijo su amiga.

“Con su ausencia, hay un enorme vacío en su familia y su círculo de amigas; estamos todas consternadas y tristes, nos duele lo que ha sucedido, no creíamos que algo así podría pasar, la tenemos en cuenta en nuestras oraciones y claro que nunca la podremos olvidar” finalizó.

Escrito por Emanuel Rincón Becerra

Emanuel Rincón Becerra, reportero de la Agencia Informativa Megamedia (AIM). Es licenciado en Ciencias de la Comunicación con 30 años de trayectoria en periodismo; ingresó a Grupo Megamedia en 1994. Se especializa en arte, cultura, turismo, arqueología, vida empresarial, historia y  fotografía.

Suicidio en Mérida

Una joven de 16 años se quita la vida en la Emiliano Zapata Sur

tercera dosis pfizer

Pfizer dice que tercera dosis multiplicaría por cien protección contra Delta