in

Apagones frecuentes

El crecimiento de la demanda eléctrica de la Península supera al promedio nacional

No solo preocupa demanda eléctrica por el Tren Maya

La construcción del Tren Maya ocasionaría un aumento en la demanda de energía eléctrica en la Península en los próximos años, sobre todo en Cancún y la Riviera Maya, que no podrá ser atendida con la infraestructura actual, según fuentes consultadas.

Si no aumenta la capacidad de generación y de transmisión y distribución de electricidad en la zona, aumentará la frecuencia de los apagones y la CFE no podrá responder a las nuevas solicitudes de servicio luego de 2022, además de que, por el uso intensivo de diésel —a falta de gas natural en la región— las tarifas de luz subirían mucho en esa parte de la Península, afectando a la industria turística.

Un informe del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), al que tuvo acceso Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, advierte que con el proyecto del Tren Maya se espera una mayor afluencia turística en la Península de Yucatán y en especial en la zona de Cancún y la Riviera Maya lo cual, dice el documento, “puede producir incrementos en la demanda mayores a lo pronosticado, que no podrán ser atendidos con la infraestructura actual de trasmisión durante la época de verano”.

Pero no solo preocupa el Tren Maya. De acuerdo con Santiago Casillas Arzac, socio de KPA Energy Solutions, experto en el tema, consultado en Ciudad de México, la demanda de energía eléctrica en la Península crece al 4% anual, mientras el crecimiento promedio de la demanda en el resto del país es de 2.5% a 3% anual.

Esto se debe, añade, al crecimiento inmobiliario explosivo, sobre todo en Cancún y Mérida, donde se construyen plazas comerciales, hoteles, multifamiliares, etcétera, con sistemas de aire acondicionado, que son grandes consumidores de energía.

Según el informe del Cenace, el año pasado la demanda máxima de energía en Cancún y la Riviera Maya fue de 864 MW, aunque la línea de transmisión que abastece del fluido eléctrico a la zona y que parte de Valladolid tiene una capacidad límite de 825 MW.

Esto ocasionó que estas líneas trabajen varias horas arriba de su límite, ocasionando un mayor riesgo de apagones.

Para evitarlo, la CFE echó mano de su capacidad local de generación de energía, que asciende a 213 MW, a través de centrales de generación de turbogas de baja eficiencia en Punta Nizuc, cerca de Cancún. Esas plantas usan diésel como combustible, lo que encarece el costo de generación, explica Casillas Arzac.

El problema, añade, se agrava porque, aunque el Cenace considera entre sus principales prioridades atender la creciente demanda eléctrica de Cancún y la Riviera Maya, el proyecto planeado para aumentar la capacidad de transmisión en dichas zonas tiene una fecha estimada de entrada de operación en abril de 2023.

Para ese año, dice el entrevistado, el Cenace pronostica una demanda máxima en la zona de 1,120 MW que, en caso de no disponer de infraestructura adicional de transmisión y de soporte de tensión, “para las condiciones de demanda de verano se requerirá de la sincronización de toda la generación de turbogas instalada en la zona de Cancún, cuya aportación neta será de 213 MW”.— HERNÁN CASARES CÁMARA

Según el informe del Cenace, entre 2019-2022 se tienen solicitudes por 173.6 MW y se espera que estas solicitudes crezcan, ya que la Semarnat aprobó una Manifestación de Impacto Ambiental que permite el desarrollo de complejos turísticos residenciales en la región llamada “Costa Mujeres”, al norte de Cancún.

En ese lugar, según la Semarnat, se espera la construcción en los próximos 15 años, de 27,000 habitaciones.

Por la expectativa de crecimiento de los desarrollo turísticos, el propio Cenace considera que a partir de 2022, si no se toman las medidas necesarias, “ya no será factible aceptar la conexión de nuevos centros de carga, ni siquiera operando al 100% las plantas de turbogas y cobrando elevadas tarifas”.

Experto Zona

Santiago Casillas Arzac, socio de KPA Energy Solutions, habla de la demanda en la zona.

Solicitudes de conexión

Si el proyecto para ampliar la capacidad de generación y transmisión en 2023 se atrasa, las autoridades prevén, indica Casillas Arzac, que incluso usando toda la generación de turbogas instalada en esa zona se dejarían de suministrar 75 MW, debido a que entre Cancún y la Riviera Maya se está presentando una alta incidencia de solicitudes de conexión de centros de carga.

Crecerían

Según el informe del Cenace, entre 2019-2022 se tienen solicitudes por 173.6 MW y se espera que estas peticiones crezcan.

Clubes rotarios se suman a campaña contra la hepatitis

En la verdad está su éxito