in

Apoyan un alza en los autobuses

La reducción del número de camiones del transporte ya afecta a los usuarios en Mérida. El sector privado pide una solución respecto al posible aumento de las tarifas

Que no afecte al usuario, piden al transporte público

Michel Salum Francis, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), declaró que está de acuerdo con que haya alza en las tarifas del transporte urbano siempre que no afecte al usuario, o bien que el gobierno aumente el subsidio a los concesionarios para que concluya el conflicto.

El también presidente de la Canaco pidió al gobierno que solucione este problema y “no patee la lata” a la próxima administración, ya que es un asunto urgente que le compete dejar resuelto.

El dirigente empresarial informó que ha tenido un acercamiento con los empresarios camioneros para hallar una solución al problema. Comentó que en este asunto hay que entender que no se debe afectar al usuario y que debe haber acuerdo entre el gobierno y la Alianza de Camioneros para el tema del subsidio.

Si bien hay un deterioro evidente en las unidades del transporte, precisó, también se registró un aumento del 70% del combustible, que es la materia prima para que funcione, en los últimos tres años y las tarifas no se han modificado; “por lo tanto, por esquema lógico de un negocio cuando sube el combustible en ese momento los insumos suben igual y tienen que vender más caro; es difícil entender como empresario que el precio del transporte no se ha modificado a pesar de que la gasolina y el diésel subieron un 70%. Así”, subrayó, “no hay dinero para dejar en mejores condiciones las unidades”.

Ante esta escena, insistió, sólo hay dos opciones: llegar a un acuerdo con el gobierno y que se subsidie de alguna manera o que aumenten tarifas.

Sin embargo, la calidad del servicio es deplorable, cuestionó el reportero.

“Pero una cosa es consecuencia de otra”, respondió. “Si no tienes dinero para invertir o capacitar, entonces, ¿cómo darás un mejor servicio? Se vuelve un círculo vicioso”.

Por otro lado, dijo que “no se puede patear la lata en un tema así” y que se tiene que mejorar la imagen de los camiones para no dar un mal aspecto al turismo que viene. “No es un tema que pueda aguantar mucho tiempo”.

En cuanto a que los usuarios sentirían un golpe a su economía si se diera un aumento pues quienes usan el servicio suelen ser personas con menos poder adquisitivo, opinó: “Hay que abogar por ellos, pero es donde el gobierno debe apoyar y ver cómo resolver el tema. Como empresario te puedo decir que cuando sube algo y no subes tus precios te vas comiendo tu utilidad”.

Asimismo, consideró que el aumento que demandan los transportistas “es una locura. De $8 a $13 es una diferencia abismal, porque se tiene que buscar un precio justo. También se debe ver la viabilidad del tema del transbordo, donde no se tenga que pagar un boleto completo o que sirva para más de un viaje al día”.

Sobre este tema Carlos Ramírez Aguilar, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria de la Construcción (AMIC) Yucatán, señaló que el servicio del transporte se debe mantener estable y mejorar, pese a los problemas que afronten los concesionarios.

Ante este panorama de transporte que se vive en la entidad, la AMIC exhortó a los concesionarios y al gobierno estatal a que lleguen a un acuerdo y evitar afectaciones a los usuarios. Añadió que aún están a tiempo de resolver el conflicto por el período vacacional, pues el uso de transporte tendrá más demanda cuando se inicie en pleno el ciclo escolar.

“Cuando se inicien las clases, la afluencia de usuarios aumentará en la diversas rutas, pues es el principal medio de transporte de los estudiantes”, dijo el líder empresarial.

“En la AMIC Yucatán creemos y tenemos confianza en que esta situación se resolverá de manera favorable, sin chantajes de por medio y privilegiando el beneficio del servicio para las personas que lo utilizan”.

“Si bien estamos a favor de que lleguen a un acuerdo y apoyen el transporte público, no estamos a favor de que las autoridades cedan a chantajes y que los concesionarios condicionen el incremento de tarifas”, subrayó.— Abraham Bote Tun

Ramírez Aguilar explicó que es primordial analizar la situación para tomar la mejor decisión que beneficie a todas las partes, concesionarios, autoridades y usuarios.

 

Transporte Conflicto

Más de lo que el presidente del CCE opina en relación con el problema del transporte.

Por lo usuarios

En cuanto a que los usuarios sentirían un golpe a su economía si se diera un aumento, pues quienes usan el servicio suelen ser personas con menos poder adquisitivo, Michel Salum Francis consideró que “hay que abogar por ellos (los usuarios), pero es donde el gobierno debe apoyar y ver cómo resolver. Como empresario te puedo decir que cuando sube algo y no subes tus precios te vas comiendo tu utilidad”.

Reportan mal olor en algunas colonias de Mérida

El Papa valora medidas contra abusos en Chile