in

Aprovechan el asueto

Decenas de personas visitaron el puerto de Progreso

Salen a comprar al Centro y van a pasear a la playa

Comunidades

El día de asueto con motivo del inicio de la Independencia de México tuvo una buena afluencia en el centro de Mérida y el malecón del puerto de Progreso, pero con distintos fines.

En Mérida los ciudadanos salieron con fines laborales y de compras en su mayoría, y en el puerto de Progreso de recreación y convivencia en familia, pero con las restricciones sanitarias para la prevención de contagios de coronavirus.

Reporteros del Diario realizaron recorridos en el centro de Mérida y el malecón de Progreso para constatar la movilidad en este período de reactivación económica y día de asueto en la “nueva normalidad”.

En Mérida fue clara la disminución de la movilidad peatonal por el día inhábil, pero que tuvo un impacto en el servicio de transporte público porque los concesionarios, como ocurre en días inhábiles o domingos, redujeron el número de unidades de transporte, lo que ocasionó que muchos usuarios esperaran más para llegar a sus centros laborales.

Hubo paraderos con baja actividad, por ejemplo, la zona de ascenso de rutas del Oriente, en la calle 63, de la 50 a la 46, estaba solitaria por momentos y sin gente ni autobuses, lo mismo que la zona de ascenso de la calle 55 entre 48 y 50. En los paraderos de rutas del Poniente y Sur también hubo muy pocos pasajeros.

Todo lo contrario ocurrió en las zonas de ascenso de las rutas del Norte, donde por momentos se vieron filas de 10 a 20 personas que esperaban impacientes la llegada del autobús y reportaron que “hoy sí tardaron demasiado”. Sin embargo, uno de los “checadores” de horarios recordó que, como es día inhábil, los concesionarios retiran la mitad de sus unidades por la baja en la demanda y porque no todos salen al trabajo o sus diligencias habituales.

En cuanto a la actividad comercial, los negocios del Centro tuvieron clientela y se vio intenso movimiento peatonal por la mayoría de las calles donde se concentran los diferentes giros.

Respecto al panorama del puerto de Progreso, se vio mayor movimiento en comparación con semanas anteriores, incluso en temporada veraniega, y esto se debe a la reactivación económica más amplia a raíz del Acuerdo de Reapertura Económica Segura de Yucatán, que firmaron el gobierno del Estado y el Consejo Coordinador Empresarial el 28 de agosto pasado, y a los reportes de la disminución de contagios y muertes por coronavirus.

Restaurantes y hoteles ubicados frente al malecón tradicional e internacional tuvieron muy buena afluencia de comensales y se vieron por lo menos unos 40 vehículos de turismo aparcados en calles cercanas, aunque los visitantes también llegaron en automóviles, bicicletas y motocicletas.

Las playas permanecen cerradas al público y en las del malecón aún no retiran las vallas metálicas ni las cintas restrictivas, pero eso no impidió que algunas personas entraran a tomar sombra en las palapas. Sin embargo, de inmediato fueron invitadas a salir por personal de un hotel que reclamó que esa infraestructura y parte de la playa está concesionada al negocio de hospedaje.— Joaquín Orlando Chan Caamal / Carlos de la Cruz Montes de Oca

Pagarán más por deuda

La Universidad Vizcaya, lista para iniciar el curso escolar digital