in

Asoma gran desafío

La firma de la Declaratoria de Gobierno Abierto, apenas un paso más en el combate a la corrupción y la impunidad.— Llamados a evitar la manipulación en un órgano clave.

La firma de la Declaratoria de Gobierno Abierto en Yucatán, que se concretó hace más de una semana, es apenas un pequeño paso en el camino hacia la transparencia y una auténtica rendición de cuentas, manifiesta la iniciativa ciudadana ¡Ya Basta!

Un verdadero desafío se plantea ahora, dice el proyecto ciudadano: la integración del Secretariado Técnico, órgano que dará cauce a los temas que se abordarán dentro del modelo de Gobierno Abierto.

El Secretariado Técnico no es nombrado por el gobierno. En su seno debe tener a un representante de la sociedad civil que eligen por consenso las agrupaciones que han participado en el proceso.

Sus otros integrantes visibles son un representante del órgano garante de la transparencia, que en este caso es el Instituto Estatal de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (Inaip); otro del gobierno del Estado y uno más del Ayuntamiento de Mérida.

Se menciona únicamente al gobierno del Estado y el Ayuntamiento meridano porque son los únicos que han firmado la Declaratoria, pero también podrán estar representantes de las instancias que se vayan adhiriendo al documento, como pueden ser otros municipios y el Poder Judicial, explica Lízbeth Estrada Osorio, integrante del equipo promotor de ¡Ya Basta!

Y el riesgo, advierten los integrantes del grupo promotor del colectivo ciudadano, es que haya injerencia de las autoridades en ese organismo —o que al menos intenten intervenir— para tener un Secretariado Técnico a modo y afín a sus intereses.

Esta situación negativa ya tiene un antecedente en Tabasco, donde recientemente la Alianza Ciudadana para el Gobierno Abierto denunció una simulación en el proceso para integrar el Secretariado Técnico.

Compromisos de campaña

La Declaratoria, como informamos, fue firmada por el gobernador Mauricio Vila Dosal y el alcalde Renán Barrera Concha con el órgano garante. Como candidatos, ambos habían asumido ése y otros tres compromisos con ¡Ya Basta!, que fue la primera organización de la sociedad civil en subir el tema a la agenda pública como parte de las propuestas para el combate a la corrupción y la impunidad.

Además de la firma de la Declaratoria de Gobierno Abierto, los entonces candidatos suscribieron los siguientes compromisos, según se puede constatar en documentos del 5 de abril y 2 de junio de 2018:

—Adopción del Estándar de Contrataciones Abiertas.

—Creación de un programa integral para el fortalecimiento e incremento de ejercicios de Contraloría Social para los programas sociales, obras públicas, trámites y servicios.

—Cumplimiento absoluto y máxima publicidad de la nueva Ley de Responsabilidades Administrativas del Estado de Yucatán.

A la fecha, de acuerdo con ¡Ya Basta!, no son compromisos cumplidos. En unos casos no se han iniciado o están en proceso de cumplimiento.

Tres pilares

Blanca Estrada Mora, también integrante del equipo promotor de ¡Ya Basta!, recuerda que Gobierno Abierto es un modelo que descansa en tres pilares: participación ciudadana, transparencia y rendición de cuentas.

Blanca Estrada y Lízbeth Osorio fueron entrevistadas junto con Marysol Canto Ortiz y Nicolás Andrés Dájer —todos del grupo promotor de la iniciativa ciudadana— para conocer los pasos que siguen tras la firma de la Declaratoria de Gobierno Abierto.

Entre otras cosas, declararon lo siguiente:

—La firma de la Declaratoria es solo un paso, un acto protocolario para la fotografía.

—Ahora viene el gran reto, con la integración del Secretariado Técnico. Es un riesgo que la autoridad trate de conformar un órgano a modo para inclinar la balanza a su favor.

—El Secretariado Técnico tiene un papel importante dentro de Gobierno Abierto. De él dependerá la convocatoria a mesas de cocreación —término con el cual se define un proceso social, activo y creativo basado en la colaboración— para elaborar el Plan de Acción Local (PAL). En este plan se consideran los problemas comunitarios a abordar.

—Desde ¡Ya Basta! nos impusimos la tarea de dar seguimiento a este proceso. En el momento que los actores de gobierno pretendan imponer un Secretariado a modo lo vamos a señalar.

—Gobierno Abierto es un modelo que permite mayor participación y empoderamiento de la sociedad civil. El gobierno debe tener un papel receptivo y de honestidad para propiciar un diálogo horizontal con la sociedad, no un diálogo de supeditación o subordinación.

—Al margen de Gobierno Abierto, en ¡Ya Basta! nos propusimos impulsar también el modelo de Parlamento Abierto. Es otro punto importante en nuestra agenda al que daremos especial seguimiento, considerando que en el Congreso se aprueban presupuestos e iniciativas y todo se maneja a puerta cerrada.

Parlamento Abierto no significa solo una invitación a recorrer el edificio del Congreso. Tampoco son las visitas escolares al recinto.

—El diputado Alejandro Cuevas Mena cumplió al presentar un punto de acuerdo para que se adopte Parlamento Abierto. Se aprobó el punto de acuerdo y se le dio el trámite de rigor, pero nada se volvió a mencionar del tema.

—El 25 de marzo solicitamos por escrito a la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Poder Legislativo una reunión para hablar de ese asunto.

—Pasaron más de cien días y, al no haber respuesta, el 17 de este mes enviamos otro escrito en el que ratificamos nuestra solicitud. El viernes pasado nos contactaron para indicar que este miércoles 24 nos recibirán, al mediodía.— ÁNGEL NOH ESTRADA

El gobierno debe tener un papel receptivo y de honestidad para propiciar un diálogo horizontal con la sociedad, no un diálogo de supeditación o subordinación

Cuestionada estrategia anticorrupción

¡Ya Basta! pregunta: ¿Qué se sabe de las empresas fantasmas?

Con la lupa sobre el Sistema Estatal Anticorrupción de Yucatán (SEAY) como parte de su trabajo de observación y seguimiento, la iniciativa ciudadana ¡Ya Basta! deplora que una y otra vez se hable de la corrupción, pero hasta ahora nada se sepa de una investigación en torno a ese flagelo.

“Hay una serie de temas en los que no se ha hecho nada. ¿Qué revisión se conoce sobre el caso de las empresas fantasmas en las administraciones estatal y municipal anteriores?”, pregunta Blanca Estrada Mora, quien forma parte del equipo promotor del proyecto ciudadano.

“Y es que nos referimos a casos que han recibido mucha difusión”, agrega. “No hay nada que nos diga qué se está haciendo”.

Nicolás Andrés Dájer, otro integrante del grupo promotor, hace notar que la base medular del trabajo del Sistema Estatal Anticorrupción es el Comité de Participación Ciudadana, en cuya formación se involucró ¡Ya Basta! —como observador y vigilante— porque se trata de uno de los temas de su agenda.

También recuerda que del Comité de Participación Ciudadana sale el presidente del Comité Coordinador del SEAY, cuyo objetivo es establecer, articular y evaluar la política anticorrupción.

Otros integrantes del Comité Coordinador, subraya la profesora Estrada, son representantes del Instituto Estatal de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (Inaip), de la Contraloría estatal, de la Auditoría Superior del Estado, del Tribunal Superior de Justicia, de la Vicefiscalía Anticorrupción y del Tribunal de Justicia Administrativa.

Nicolás Andrés agrega que, además de quien preside el Comité Coordinador, en el Comité de Participación Ciudadana hay otros cuatro integrantes y no se explica por qué ninguno ha puesto sobre la mesa estos temas cuando tienen la voz y la facultad para ello y están llamados a hacer más.

“¿Quién del Comité de Participación Ciudadana ha hecho un señalamiento sobre las empresas fantasmas?”, interviene de nuevo Blanca Estrada.

Lízbeth Estrada Osorio, también integrante de ¡Ya Basta!, señala que debe haber una denuncia formal para que algún caso llegue al SEAY, pero eso no impide que se pongan sobre la mesa los temas de interés público, como ocurrió en el ámbito federal con un escándalo de espionaje telefónico.

Blanca Estrada hace hincapié en que al hablar de corrupción se centra este asunto en la esfera del gobierno del Estado y el Ayuntamiento de Mérida, pero nada se dice de los demás municipios y de lo que se hace para difundir en ellos los mecanismos de la transparencia y la rendición de cuentas.— ÁNGEL NOH ESTRADA

 Señalamientos

La iniciativa ciudadana dice que la sociedad se debe involucrar más.

Máxima publicidad

En la agenda de ¡Ya Basta! se considera la máxima publicidad de la nueva Ley de Responsabilidades Administrativas del Estado de Yucatán porque allí, dice el grupo promotor del proyecto ciudadano, se define qué es la corrupción, cuáles son algunas de sus modalidades, sus niveles de gravedad y las sanciones.

Un peldaño más

Es importante difundir esa ley, añade la organización. Conocerla es un avance más contra la corrupción y la impunidad.

Síguenos en Google Noticias

No se consultó el nuevo calendario escolar, señalan

AMLO arremete contra el Fondo Monetario Internacional