in

Avance en tres prioridades

El gobernador Mauricio Vila Dosal entrega una beca económica a un estudiante. En cien días

Primeros frutos en educación, inclusión y salud

Más impulso a la educación, mayor atención a las mujeres y personas con discapacidad, y mejores servicios de salud son acciones fundamentales en los primeros 100 días de la administración del gobernador Mauricio Vila Dosal para mejorar las condiciones de las familias que usan o requieren servicios de estos sectores, según se informó.

A fin de respaldar el desarrollo académico de los niños y jóvenes yucatecos, en este período 32,681 estudiantes de los niveles primaria, secundaria, preparatoria y universidad recibieron becas económicas y de otras modalidades, entregadas por medio del Instituto de Becas y Crédito Educativo estatal (Ibecey), con una inversión superior a $24 millones.

Además, mediante el programa Crédito Educativo, el Ibecey apoya a nueve alumnos con recursos de $428,560, entregando préstamos personales para que puedan cursar o concluir sus estudios, reduciendo así los índices de deserción escolar y dar igualdad de oportunidades para todas y todos los jóvenes.

Para dar las mismas oportunidades a todos los ciudadanos de la entidad, el gobierno estatal creó dos nuevas dependencias, la Secretaría de las Mujeres y el Instituto para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, a fin de ofrecer mejor atención a las necesidades de estos sectores de la población.

A través de la Secretaría de las Mujeres se trabaja para prevenir y combatir la violencia contra las ucatecas, ofreciendo atención psicológica, así como asesoramiento jurídico y de trabajo social a través de los Centros Municipales de Atención a la Violencia contra las Mujeres, informa un comunicado.

Aunado a lo anterior, en los tres primeros meses de la actual administración, los 12 centros ubicados en 10 municipios del estado ya ofrecieron 5,054 servicios de atención psicológica, jurídica y de trabajo social a 1,298 mujeres.

Asimismo, se dio atención a 470 denuncias y se emitieron 369 órdenes de protección a igual número víctimas, a fin de salvaguardar la vida e integridad de mujeres en situación de violencia.

Con la firme meta de crear conciencia, así como de capacitar a la población y funcionarios públicos sobre los derechos e integración social de las personas con discapacidad, se creó el Instituto para la Inclusión de las Personas con Discapacidad, con lo cual se cumple con la promesa de campaña de crear un organismo gubernamental que vele por este sector de la población, a la vez que contribuya activamente a la generación de una sociedad incluyente.

El 3 de diciembre pasado, en el marco del Día Internacional de las Personas con discapacidad, se decretó la creación de este Instituto que, desde el 1 de enero, está encargado de difundir y hacer valer sus derechos, atender sus necesidades a través del diseño de políticas públicas y captar propuestas, por medio de la consulta a ellas mismas, a sus familias, organizaciones de la sociedad civil y expertos.

Haciendo valer el firme compromiso de acercar la atención médica en todo Yucatán, el 29 de octubre pasado, el mandatario estatal puso en marcha el programa “Médico a domicilio”, con el cual más de 16 mil familias yucatecas en situación de vulnerabilidad se han beneficiado con la presencia de doctores y la entrega de medicinas hasta las puertas de sus hogares.

Con el apoyo de seis brigadas, cada una conformada por un médico, una enfermera, un nutriólogo, un trabajador social y un promotor de la salud, se han visitado 16,000 hogares de personas con discapacidad, adultos mayores, aquellas en condiciones de abandono, así como mujeres embarazadas que no cuenten con un programa de control prenatal, quienes por diversas razones no pueden acudir a sus consultas en hospitales y centros de salud.

Esta innovadora iniciativa no sólo brinda atención médica digna a los pacientes, sino también les otorga los medicamentos necesarios para mejorar su condición, lo que representa un alivio económico para sus familiares, ya que en la mayor parte de los casos les es imposible adquirirlos por sus bajos ingresos.

Además, para que la población del interior del estado cuente con mejores espacios de atención, Vila Dosal anunció los trabajos de rehabilitación de casi 60 unidades médicas y centros de salud, labores que comenzaron con los Centros Ambulatorio para la Prevención y Atención del Sida y otras enfermedades de transmisión sexual, de Salud e Integral de Salud Mental; los tres con sede en Valladolid, así como en otros seis que se distribuyen de la siguiente manera: cuatro en el municipio de Tizimín, uno en Uayma y una más en Tixcacalcupul.

El gobierno estatal inició en estos primeros 100 días con la expansión de la atención médica especializada en el estado con la adquisición de un tomógrafo con tecnología de punta para el Hospital General de Valladolid, que beneficiará a más de 334,000 habitantes del oriente de Yucatán, lo que marca una nueva era en el mejoramiento de los servicios de salud en la entidad.

El equipo es capaz de ejecutar estudios de tórax en un tiempo estimado en siete u ocho segundos y de cuerpo entero en un periodo de 12 ó 13 segundos. También, dispone de aplicaciones para la reconstrucción en tres dimensiones (3D), análisis de flujo sanguíneo cerebral, pulmonar, dental y colonoscopia (CT), gracias a ello los pacientes y sus familias ya no tendrán que viajar hasta Mérida para realizar este tipo de evaluaciones, traduciéndose en un ahorro de dinero al ofrecerse a un costo más bajo comparado con centros particulares, y de tiempo, al no tener que desplazarse hasta la capital del estado.

Para brindar un mejor acceso a los servicios de salud, el mandatario estatal entregó también 150 vehículos de traslado médico a los 105 municipios, con los cuales los habitantes de cada uno de ellos ya cuentan en sus localidades con apoyo para acudir a sus centros de salud para sus citas y exámenes.

A lo anterior se suma la entrega, que realizó el gobernador en diciembre pasado, de equipamiento médico por más de 7.7 millones de pesos, conformado por cuatro ambulancias completamente equipadas para el Centro de Salud de Progreso y los hospitales comunitarios de Ticul y Peto, así como el general de Tizimín, para ofrecer atención en situaciones de emergencia, beneficiando a más 292,000 habitantes.

De igual manera, Vila Dosal entregó electrocardiógrafos a estas cuatro unidades médicas y para los hospitales generales de Tekax, Valladolid y “Doctor Agustín O’Horan” de Mérida, así como el de la Amistad Corea – México y el Materno Infantil.

Aunado a esto, los centros médicos ticuleño, vallisoletano, tizimileño y tekaxeño recibieron un equipo conocido como carro rojo, respectivamente, mientras que al O’Horan se adjudicó dos unidades de este tipo, que se utilizan en la atención urgente de pacientes con problemas del corazón.

Todas estas acciones tienen en sus cimientos la generación de condiciones para que todos los yucatecos tengan una vida digna, así como crear una sociedad en la que todos, sin importar condiciones, puedan gozar de los mismos derechos.

Defiende modelo de salud mental

David Bowie

Lanzarán un inédito de Bowie