in

“Bajó la demanda de carne de res”

El sector ganadero resintió el impacto de la contingencia sanitaria

La Ugroy: Igual se afectó el precio del ganado en pie

Debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus, la demanda de carne de res bajó, lo mismo que el precio del ganado en pie, 15 por ciento aproximadamente en ambos rubros, dice el presidente de la Unión Ganadera Regional del Oriente de Yucatán (Ugroy), Esteban Abraham Macari.

Añade que a esto se le suma un aumento en el precio de los insumos de la actividad, derivado del alza del dólar, así como el inicio de la temporada de sequía.

Pese a este panorama, el dirigente cree que la ganadería no es de las actividades más afectadas por la emergencia, “porque la gente necesita comer y comprará carne. Están peor las industrias turística y restaurantera, aunque nosotros definitivamente necesitamos el apoyo del gobierno para poder salir adelante”.

Hasta ahora, afirma, solo hemos recibido ayuda de las autoridades estatales y nada del gobierno federal.

Según Abraham Macari, en las últimas semanas, y como consecuencia de la situación con el coronavirus, la demanda de carne disminuyó alrededor de un 15 por ciento por el cierre de la actividad turística en Quintana Roo.

Respecto al precio de los animales en pie, el dirigente señaló que en este momento el destete se cotiza entre 43 y 44 pesos por kilo, cuando hace poco estaba entre 46-47 pesos. Lo mismo pasa con los sementales. Antes valían cerca de $50,000 y ahora se pagan por ellos $45,000.

Comparado con los precios de marzo de 2019, observamos una caída en el precio del ganado en pie del 15%, aproximadamente.

Pese a estas bajas, el dirigente dice que la venta de animales continúa, incluso la de becerros a Estados Unidos, donde la frontera no se ha cerrado, lo que permite mantener todavía un “precio decente” del ganado vivo. “Si la frontera llegara a cerrar, entonces la situación estaría peor”.

Según el entrevistado, por efectos de la devaluación del peso aumentó el precio de muchos de los insumos ganaderos, que se cotizan en esa moneda, como el alambre, las semillas, las medicinas y los granos, como el maíz y la pasta de soya.

¿Cuáles serán las consecuencias de esta situación al corto plazo?, pregunta el Diario. “No tengo respuesta para eso, habría que esperar un poco más para opinar”, señala el líder ganadero.

De acuerdo con el dirigente, los apoyos del gobierno son fundamentales para sacar adelante a la ganadería en estas condiciones.

En este aspecto, dice, los ganaderos hemos recibido todo el apoyo del gobierno del estado, particularmente ahora con el alimento para la sequía, pero también esperamos el apoyo de la Federación.

El gobierno del estado no puede solo, necesita de la Federación y ojalá obtenga apoyo de ésta en esta contingencia, afirma.— HERNÁN CASARES CÁMARA

Ganadería yucateca

Por la contingencia sanitaria, la venta de la carne disminuyó, dicen ganaderos yucatecos.

Expectativa

“A ver si después de año y medio empiezan a caer algunos apoyos de la Federación, porque hasta ahora no hemos recibido nada", señaló el presidente de la Unión Ganadera Regional del Oriente de Yucatán (Ugroy), Esteban Abraham Macari.

Llamado

En este sentido, Abraham Macari hizo una llamado formal al gobierno federal “para darle una mano a los ganaderos y al campo en general”, actividades abandonadas desde el inicio de esta administración.

Plan

También se refirió a los problemas que enfrentan sus agremiados con los bancos, por sus créditos. En la Ugroy, dijo el ganadero, “estamos trabajando en un plan para tratar de ayudarlos, para diferir el pago de algunas mensualidades o darles otras ayudas, pero todavía no tenemos una propuesta completa”.

Síguenos en Google Noticias

Cartón de Tony: Kamikaze