in

Bajó la venta de carne de cerdo por su precio elevado

Hasta 40% cayeron las ventas de carne de cerdo a raíz de aumentos que comenzaron en el primer trimestre del año

Aunque hace aproximadamente mes y medio se frenaron los aumentos en el precio de la carne de cerdo, las ventas se han desplomado en un 40 por ciento, afirma Salvador Quintal Larrocha, presidente de la Alianza de Abastecedores y Tablajeros del Estado de Yucatán, A.C.

En algunos sectores de Mérida, admitió el dirigente, el kilogramo de cerdo se vende a 110 pesos. En otros se puede adquirir en $98 ó $100.... Por el precio, la gente ya busca otras opciones.

El salario mínimo vigente este año es de $141.70. Si el trabajador adquiere con ese sueldo un kilogramo de cerdo —tomando como referencia los 110 pesos— y agrega un kilo de tortilla —aplicando los $24 que ya cobran muchas tortillerías— entonces solo le quedarán siete pesos con 70 centavos, sin considerar que también tiene que invertir en gas y en ingredientes de cocina.

El alza en la carne de puerco es considerable si se toma en cuenta que a fines de diciembre se vendía a $82 ú $84 el kilogramo. Es decir, hay un aumento de más de 25 pesos —con la referencia de $110 que se cobra en algunas colonias— en un semestre.

En abril pasado, el líder de los abastecedores explicó que el incremento se debía a que los productores subieron —en cuatro semanas consecutivas— el precio a los animales en pie, lo cual obligaba a los tablajeros a reflejar el aumento en la venta al público.

Entrevistado ayer, Salvador Quintal indicó que después de abril se hizo un ajuste más.


Por su precio, el consumidor mira a otras opciones

Las ventas de la carne de cerdo están “terribles” porque, ante el elevado precio de ese alimento, la gente busca otras opciones, dice Salvador Quintal Larrocha, presidente de la Alianza de Abastecedores y Tablajeros del Estado de Yucatán, A.C.

El dirigente explica que a raíz de las alzas en el cerdo, que se frenaron hace aproximadamente mes y medio, las ventas han caído en un 40 por ciento.

Recuerda que los aumentos fueron resultado de ajustes continuos de los productores porcícolas. En total fueron cinco en corto tiempo.

A una pregunta, señala que el precio de la carne es diferente en cada zona. Por ejemplo, en una parte del poniente y en el norte de la ciudad alcanza los $110 el kilogramo, porque los costos de operación —pago de renta, por ejemplo— de los carniceros son mayores, además de que los consumidores piden un producto especial. En el resto de la ciudad está en un rango de alrededor de 96 y 98 pesos.

Salvador Quintal también señala que, sin afán de herir susceptibilidades, el proveedor de los tablajeros es también su principal competidor desleal, pues vende carne congelada en condiciones preferentes que le permiten ofrecer un precio más bajo, de hasta $20 de diferencia.

La gente busca lo más barato, apunta. Veinte pesos es mucha diferencia.

En cuanto a la res, indica que el precio al detalle es de $140 el kilo. Al mayoreo solo subió $5, al pasar de $105 a $110.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Ocupación hotelera en Yucatán, entre el 30 y 40%

Guillermo Fournier

Guillermo Fournier: ''La democracia y la cultura de la paz''