in

Buen abasto de frutas

Bajan las ventas, pero hay producto en abundancia

La disminución de compras de frutas y verduras impacta en la llegada de tractocamiones y camiones tipo torton porque muchos comerciantes que compraban directo en la Central de Abasto de Ciudad de México o de otras ciudades ya no llegan.

Antes del coronavirus venían 12 tractocamiones y torton cargados de toneladas de productos, pero en promedio ahora llegan 4 ó 6 cuando mucho durante todo el día y noche.

La Central de Abasto recibe hoy gran cantidad de mango que ya está en época de producción, plátano que nunca deja de llegar, cítricos como naranja dulce, mandarina, toronja y limón, sandía, piña y manzana, entre otras frutas de alta demanda en Yucatán. También llega en grandes volúmenes papa, cebolla, zanahoria, tomate, plátano macho, romanita, calabaza y otras verduras.

Los principales cargamentos de esta producción alimentaria llegan en tráileres que vienen de Ciudad de México, Puebla, Michoacán y de los huertos del sur de la entidad.

El director de la Central de Abasto de Mérida, Roberto Osorio Robertos, dijo que no ve escasez de ningún producto que siempre llega a ese sitio, ni la manzana que es de la temporada decembrina.

Esta abundancia ha permitido que los precios no se disparen y estén a los niveles de competencia de los mercados; si a caso, por algún día realizan ajustes al precio de alguna fruta o verdura, pero no suben en forma definitiva ni diario.

“No hemos recibido ninguna queja por abuso en los precios”, señaló el funcionario.

La producción yucateca básicamente es en cítricos, como la naranja dulce, toronja, mandarina, limón, sandia y plátano macho.

En los tianguis de la Casa del Pueblo hay abundancia en sandía, piñas, limón, toronja, naranja dulce, naranja agria, y hortalizas diversas, como rábano, cilantro, pepino blanco y tomate.

El comerciante Adrián Cua Calderón, quien también es tesorero del tianguis “Citricultores del Sur del Estado”, tiene en su puesto toneladas de sandía producida en tierras de la unidad agrícola Cenote Azul de la Colonia Yucatán, en Tizimín, y piñas procedentes de Huimanguillo, Tabasco.

El productor y comerciante destacó que en este tianguis hay buen movimiento de compradores, incluso, más que en temporadas normales, porque la gente está comiendo más fruta ahora que está encerrada en su casa por la cuarentena.

“Cerraron el ambulantaje por la cuarentena y eso propicia fuerte demanda en las centrales de abasto”, dijo.

“La ventaja es que aquí vendemos al detalle y cualquier cliente puede llevar una o dos piezas o las que quiera y tenemos buen precio, la fruta es fresca y está barata aquí”.

En este tianguis hay en abundancia sandía, piña, huacales de limón, naranja dulce, naranja agria, toronja, pepino blanco, calabaza yucateca, mango, melón blanco, mamey; y en el otro tianguis contiguo una gran variedad de hortalizas locales como rábano, cilantro, calabaza, espelón, cebolla, papa, zanahoria, hierbabuena, cebollina, chile habanero, chile xcatik, y otros vegetales y verduras necesarias para preparar guisos tradicionales o gurmet.

Cua Calderón calculó que las ventas en este tianguis de citricultores del sur del Estado aumentó un 50% las ventas y él en lo particular tomará unas previsiones: comprará 30 toneladas de sandía, que está de temporada, y lo almacenará porque teme que la pandemia del coronavirus se agrave en las próximas semanas y prohíban la transportación de las frutas y verduras.— Joaquín Chan Caamal

Sin embargo, dijo que tienen contacto directo con autoridades de la Sader y Seder y hasta el momento no hay restricciones para el traslado de frutas, verduras y vegetales hacia Yucatán.

También informó que Estados Unidos demanda fruta y él exportará algunas toneladas de sandía sin semilla que se cultiva en Cenote Azul y son de buena calidad. Admitió que la exportación en estos momentos es muy difícil porque hay muchísimas exigencias, pero hay una gran oportunidad de negocios por la necesidad del mercado.

Igual como realizan todos los negocios, la Central de Abasto de Mérida y los tianguis de la Casa del Pueblo toman previsiones para evitar el contagio.

Guardan su sana distancia, hay quienes usan cubrebocas, aplican gel antibacterial y fumigan con agua y cloro los pasillos por donde camina la gente.

Síguenos en Google Noticias

Campeche suma 14 casos confirmados de Covid-19, tres hospitalizados