in

“Cada quien haga su parte”

Un basurero del interior del estado. El sector privado local respalda la reforma legislativa sobre el uso de plástico para disminuir su acumulación

El sector privado avala dictamen sobre el plástico

La prohibición del material plástico contaminante nos debe de remontar a lo que se hacía en años anteriores cuando no se usaban esos materiales, sino que se usaba el sabucán. Y ahora hay bolsas ecológicas, bolsas de papel y de plástico degradable para sustituirlos, señaló Michel Salum Francis, líder de la Cámara de Comercio de Mérida, al referirse al dictamen legislativo sobre el retiro gradual del plástico y el unicel en la entidad.

“No podemos ser ajenos al gran daño que le hemos causado al planeta en corto tiempo y si queremos un mejor mundo para nuestros hijos y nietos tenemos que trabajar en esto, ver desde ahorita cómo revertirlo porque el daño es extremadamente grave”, indicó.

“Hay la buena disposición de los plastiqueros de cambiar sus procesos y es una tendencia a la que no podemos estar ajenos, incluso, hay estados y países más adelantados que nosotros”.

Michel Salum reconoció que este cambio probablemente tenga un impacto económico en el sector comercial porque la compra de nuevos materiales podría ser más caro y porque no habría el volumen necesario que obligue a la baja del precio, pero lo más importante y caro sería no hacer nada contra estos plásticos contaminantes.

Dijo que la gente tiene que adecuarse, cambiar sus hábitos de consumo y regresar al sabucán elaborado con materiales ecológicos. Todos tienen que aportar para que la mejora se note.

“El sector comercial usa un volumen muy importante de bolsas de plástico y también las reutiliza en los domicilios, pero se tendrá que cuidar que el impacto sea lo menos posible al medio ambiente. En el caso del popote ya se fabrican de cartón, de semilla de aguacate y ya surgen contenedores portátiles de alimentos que son reciclables al cien por ciento. Lo que ya no puede seguir igual es el nivel de contaminación tan grande e imparable y por ello la propuesta se aprobó por unanimidad en el sector productivo, nadie se opuso y hubo el compromiso de que cada quien haga su parte”.

Sustitutos

“Van a haber sustitutos de los plásticos, quizá sean un poco más caros, pero definitivamente ya no será el plástico que haga daño al medio ambiente”, señaló. “Nosotros tenemos que cambiar nuestros hábitos de consumo y el comercio tiene que regresar a lo que funcionaba antes. Por ejemplo, los carros refresqueros cambiaban los envases renovables hasta que llegó el envase pet, que ahora tiene un alto nivel de reciclado y que genera una industria y genera ingresos a mucha gente que lo recoge y vende”, apuntó.

La presidenta de la Canirac local, Alejandra Pacheco Montero, relató que en el caso del popote es un éxito de conciencia social porque desde hace años el Ayuntamiento de Mérida, por medio de Sayda Rodríguez, quien fuera titular de la Unidad de Desarrollo Sustentable municipal, promovió unas iniciativas, las cuales se reforzaron con campañas del gobierno federal y hoy los consumidores de bebidas ya no piden popote o no lo aceptan cuando se les ofrece.

“Solo lo usan por alguna necesidad muy específica, pero ahora ya es normal que la gente acepte las bebidas sin popote. Incluso, ahora el uso de popotes es mínimo en Mérida y ya se fabrican de material biodegradable”.

Donde tampoco ven problemas para cumplir la ley antiplásticos es en el caso de las bolsas porque la industria va en la misma línea al de los popotes, por lo que desde hace algunos años las fabrican con material de fácil biodegradación, pero donde sí ve cierta dificultad es en el tema del unicel y aquí es urgente trabajar rápido.

Plazos

“Estamos a favor de hacer esa eliminación paulatinamente, hoy como le decía al diputado Harry (Rodríguez Botello, presidente de la Comisión del Medio Ambiente del Congreso local) los precios todavía se disparan a cantidades asombrosas hasta en un mil por ciento en el material de unicel. Económicamente las bolsas y popotes no creo que haya tanta problemática, pero en el unicel los restaurantes tendrán dificultades porque el mercado no ofrece soluciones definitivas al 100%”.

“Hay contenedores de papel y cartón donde están migrando algunos, pero por conservación de temperatura y líquidos todavía no encontramos un material sustituto. Hoy por hoy sí es preocupante para el sector por los costos que implica esta ley”, indicó.

“Hoy un servicio a domicilio puede aumentar de 30 a 40 pesos por los costos a precios de mayoreo del unicel, solo por dar una idea”.

Además dijo que la industria restaurantera usa mucho material desechable y busca las soluciones alternas ante la entrada en vigor de la ley antiplásticos.

Sabe que hay restaurantes que no hallan contenedores desechables de material biodegradable rápido y la industria ensaya en la fabricación con bagazo de caña y semillas, pero no hay suficiente producción. Por esa razón considera que el tiempo de seis meses que establecerá la ley no es el adecuado porque no las condiciones favorable.

Reveló que la Canirac solicitó al diputado Harry Rodríguez un plazo de 18 meses para cumplir con la ley en forma gradual, pero con sorpresa se enteraron que fueron seis meses.

“En términos de normativa el plazo se reduce a 12 meses y en ese sentido el sector restaurantero ve que no hay la suficiente capacidad de volumen de nuevos materiales que sustituyan al unicel”, señaló.

“Si hay algún material diferente al unicel es mucho más caro y no está disponible en la cantidad que demanda la industria. Sabemos que los diputados están preocupados por la ley, pero tiene implicaciones económicas para el sector productivo. También no se debe de descuidar el tema de la educación ambiental es algo fundamental y ya vimos el buen resultado que dio con el popote. Se generó una conciencia social colectiva y hoy la gente ni siquiera exige el popote. Eso debe suceder en el ramo de los alimentos, sería fabuloso que los consumidores lleven sus contenedores en vez de pedir el unicel, así iríamos a un paso más rápido y se reduciría la basura”.— Joaquín Chan Caamal

Sobre este mismo tema, Abraham Xacur informó que la prohibición de las bolsas plásticas de acarreo de un solo uso que decretará el Congreso no significa que desaparecerán del uso diario.

“Cabe hacer la aclaración, para no confundir a los usuarios, que se podrán seguir utilizando estas bolsas cuando en su fabricación contengan un mínimo de 30% de material reciclado”, precisó. “Por lo que no se espera ver una

desaparición de esas bolsas sino un cambio en su contenido, contribuyendo con ello al mejoramiento del medio ambiente”. “Es menester también señalar que lo más importante en el cuidado del medio

ambiente es darle una adecuada disposición final a los productos plásticos o cualquier otro material no biodegradable, de tal manera que se vaya a donde debe y no tirarlo en la vía pública, playas o cuerpos de agua. Siempre se debe de buscar reducir su uso, reutilizarlos y reciclarlos”, destacó.

Cámara Retiro gradual del plástico

Alberto Abraham Xacur, líder de la Canacintra Yucatán, también dio su opinión.

Contenido

El dirigente informó que la prohibición de las bolsas plásticas de acarreo de un solo uso que decretará el Congreso no significa que desaparecerán del uso diario. “Cabe hacer la aclaración, para no confundir a los usuarios, que se podrán seguir utilizando estas bolsas cuando en su fabricación contengan un mínimo de 30% de material reciclado”, precisó.

Presencia

“Por lo que no se espera ver una desaparición de esas bolsas sino un cambio en su contenido, contribuyendo con ello al mejoramiento del medio ambiente”., apuntó el líder de los industriales yucatecos.

“Silencioso adiós”

Oran a diario por su pastor preso en EE.UU.