in

“Candado” legal para un predio en disputa

Una vista de la sede de Paternidad Responsable

Aplican el “cierre” de escritura tras denuncia penal

La Fiscalía General del Estado puso ayer un candado legal a la escritura del edificio de Paternidad Responsable en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio para que nadie cambie el estatus del predio durante la investigación que realiza por la comisión de varios delitos derivados por el desalojo y un juicio civil simulado.

De acuerdo con los datos recabados, la Unidad de Investigación y Litigación Especializada en Delitos Patrimoniales de la Fiscalía estatal ordenó a la Dirección del Registro Público el cierre de registro de la propiedad.

Este candado legal es una medida temporal y transitoria, en la que no se admitirá ningún cambio o movimiento respecto al predio hasta nuevo aviso de la autoridad investigadora.

Esta medida de cierre del folio electrónico, que fue solicitada el lunes pasado por el denunciante Juan Óscar Pérez Rodríguez, representante legal de la persona moral denominada Paternidad Asociación Civil, garantiza que el edificio de Paternidad Responsable quede protegido de algún cambio de propietario.

Aparecen como propietarios del inmueble en el Registro Público Joaquín Armando Fernández Peraza, Joaquín Fernández Barrera, Silvia Ivone Fernández Peraza, María Elena Fernández Peraza, Lidia Inés Peraza Pereira de Fernández, Lidia Inés Fernández Peraza, y Evelin Esther Fernández Peraza, quienes tienen la propiedad en calidad nuda, y la única con derecho de uso del inmueble es Lidia Inés Peraza Pereira, viuda del propietario, que tiene la escrituración y, que según la parte denunciante lo vendió a la Arquidiócesis de Yucatán hace años, pero Joaquín Fernández Peraza, uno de los titulares de la nuda propiedad, simuló un juicio civil, dio información falsa a un juez estatal y a uno federal, y logró una orden de desalojo con la fuerza pública que se ejecutó el 7 de febrero pasado.

El predio que es motivo de litigio es una casa de mampostería de un piso, ubicado en Mérida, en la calle 47 número 474 entre 54 y 56. Mide 11 metros 90 centímetros de frente y 55 metros 90 centímetros de fondo, con una superficie de 711 metros cuadrados 17 decímetros, de los cuales 280 metros cuadrados 41 decímetros de superficie construida.

Pérez Rodríguez denunció a Fernández Peraza y Lidia del Socorro Madera Castillo, y otros que resulten responsables por hechos posiblemente delictuosos que podrían configurar fraude, falsificación de documentos en general, falsedad en declaraciones judiciales e informes dados a la autoridad y despojo de cosa inmueble.— Joaquín Chan Caamal

El denunciante también solicitó a la Fiscalía el aseguramiento del predio en litigio para resguardar lo que hay en su interior.

 

Síguenos en Google Noticias

Mundo al día

Cartón de Tony: Si de cambios hablamos