in

Cara la canasta básica

Ven dificultades por prohibición del “outsourcing”

Vivir solo de lo que se trabaja y estar al día es la realidad que afronta la gran mayoría de quienes integran la fuerza laboral de Yucatán ante los bajos salarios que percibe. La pérdida del poder adquisitivo y la carestía se aplica en todos los productos, desde la canasta básica hasta satisfactores como muebles y electrónicos, señaló Jorge Cardeña Licona, presidente de la Cámara de Comercio en Pequeño de Mérida.

El representante de los comerciantes en pequeño advirtió que por la inminente entrada en vigor de las regulaciones de las prácticas del “outsourcing” (subcontratación de personal) a partir del 25 de julio, muchas personas perderán sus empleos ante la imposibilidad de integrarse a trabajos formales y regulados.

Esto, sumado a la escalada de precios en los productos, la crisis del Covid-19 y el inicio de actividades presenciales en las escuelas que implicará la adquisición de útiles, material escolar y uniformes, hacen que se vislumbre un panorama poco halagador para aquellos sectores poblacionales de menores ingresos, consideró.— Emanuel Rincón Becerra

Enriquecen la labor de periodistas

Cartón de Tony: De su propio chocolate