in

Los trabajos del Tren Maya seguirán mientras no haya orden de parar

Raúl Uribe Soria

Catem habla de la situación laboral por el Tren Maya

Alrededor de 2,500 personas trabajan en paz laboral y social en las obras del Tren Maya, y hasta hoy las empresas constructoras que ganaron las licitaciones de Fonatur no piden al sindicato Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (Catem), titular de los contratos, que suspenda algún trabajo como consecuencia de las sentencias de los amparos contra este proyecto presidencial.

Fue el licenciado Raúl Uribe Soria, secretario de Infraestructura del comité ejecutivo nacional de Catem, quien sin recato admitió que no se cumplen las sentencias de amparo contra el tren, aunque insistió que el sindicato no tiene nada qué ver y que Fonatur atiende este problema jurídico.

“Eso (los amparos) los abogados de Fonatur lo están trabajando”, respondió el dirigente catemista.

¿Están suspendidos los trabajos (de las etapas 3 y 4 que abarcan Chocholá, Mérida e Izamal como establece el amparo del Juzgado Tercero de Distrito)?, se le preguntó.

“Nosotros seguimos trabajando. Los amparos vienen sobre diferentes cuestiones, sería alargar este tema que no es nuestro, es de Fonatur”, indicó.

“Si viene una resolución donde nos digan que no podemos mover un camión, allí sí es tema del sindicato, tendríamos que parar los trabajos, mientras no llegue ningún aviso de la empresa que nos contrata, si nos pide determinado número de volquetes se lo daremos”.

Uribe Soria enfatizó que siguen con los trabajos de compactación y preparación de las vías donde se asentarán los materiales y las rieles del Tren Maya, todos estos trabajos se realizan con gente de la región y de los municipios locales.

“Han seguido trabajando (a pesar de los amparos), mientras a nosotros no nos llegue ningún oficio de la empresa donde soliciten que paremos las labores no estamos fuera de la legalidad”, subrayó.

El Catem ofreció ayer una rueda de prensa que debió encabezar su líder nacional, Pedro Haces Barba, pero el dirigente no asistió. Se informó que fue al puerto de altura de Progreso para la negociación con la API de un contrato de trabajo para el sindicato.— Joaquín Chan C.

En este encuentro con los reporteros, Carlos Cisneros Dogre, secretario general de la Fatey, informó de la adhesión de dos nuevos sindicatos a la Catem: el sindicato de la construcción de la CROC que dirige Rígel Oxté Pérez, quien dejó la agrupación que dirige su primo Pedro Oxté Conrado; y del grupo de volqueteros de Valladolid que dirigen Carlos May y Manuel Sosa.

Los dirigentes de la Catem afirmaron que al día de hoy clarificaron el tema de las tarifas del servicio de volquetes, si al principio hubo problemas fue porque algunos dirigentes sindicales difundieron que la tarifa del volquetero sería alta, pero no era verdad y por ello exigían mayor pago.

Sin embargo, demostraron por medio de los contratos el pago de tarifas justas, eso acabó con la inconformidad y hoy trabajan en paz laboral y social, y obtienen buenos ingresos con las obras del Tren Maya.

“Les puedo decir que estamos muy contentos porque los ingresos de cada transportista son decorosos, están recuperando su inversión, se les paga puntual y la empresa no les queda a deber ningún peso”, comentó el licenciado Uribe. “Todas estas situaciones que se dieron al principio ya fueron solucionadas”.

“Mucha gente tenían expectativas falsas, algunos líderes daban información falsa sobre tarifas bastantes elevadas que jamás se habían considerado en los contratos”, subrayó. “Todos los contratos del Tren Maya están fiscalizados por el gobierno federal, ya no es como antes que partían de un número y terminaban con números exagerados de lo proyectado”.

“Los compañeros volqueteros tenían una información errónea, se platicó con todos los líderes de Yucatán y Quintana Roo, demostramos que las tarifas no eran altas, sino justas y reales. Una vez que se demostró en las mesas de trabajo, se logró que iniciaran los trabajos del Tren Maya que ahora nadie lo para”.

Carlos Cisneros también negó que no se cumpla la petición del presidente Andrés Manuel López Obrador de dar preferencia a los trabajadores y empresas locales en las obras del tren.

Según aseguró, actualmente trabajan en ellas 210 camiones de transporte de materiales y 2,500 personas, de las cuales la inmensa mayoría son locales. Si acaso en algunos trabajos especializados contratan personal, pero el trabajo principal de preparación de las vías férreas está a cargo de personas de los municipios y comisarías.

“El tema de la construcción, esos contratos de obra, lo ve directamente la empresa con los contratistas, pero el acarreo de materiales prácticamente lo está haciendo los trabajadores locales, es gente de la región, de los municipios”, aseguró.

“Hay desinformación, hay mucha gente que quiere satanizar la obra del Tren Maya y dice que viene gente de afuera, pero no, somos muy locales, son camiones de la región con hombres-camión. Un peón tiene que ser de la región, no lo traerán de otro lugar porque sería incosteable”.

Uribe Soria dijo que faltan las obras de las estaciones del tren que están en licitación, al parecer algunas ya se licitaron y en su momento Fonatur lo dará a conocer.

“No crean que solo es una obra de un tren, es la más importante del mundo, incluso más importante que la presa que construye China (la hidroeléctrica Tres Gargantas en el río Yangtsé), de ese tamaño está México a nivel mundial en la construcción. Por eso no lo puedo minimizar, nuestro propósito como mexicanos es sacar adelante este proyecto del Tren Maya”.

Licitación

El secretario de Infraestructura del comité ejecutivo nacional de Catem dijo que faltan las obras de las estaciones del tren que están en licitación, al parecer algunas ya se licitaron y en su momento Fonatur lo dará a conocer.

Entusiasmo

“Quiero que sepan que tuve la oportunidad de ver el anteproyecto de las estaciones, será una obra magna, la obra más importante del mundo”, dijo en la rueda de prensa.

Ricardo Villa no irá al Preolímpico por cierre de fronteras en Argentina