in ,

Adriana Gutiérrez: ''Arbitrar es cuestión de aptitudes no de sexo'' (vídeo)

Foto histórica para el fútbol yucateco: en mayo de 2019 Adriana Gutiérrez Gómez apareció como central en un partido de Primera Fuerza: Seyé ante Motul. Los banderas fueron Eliézer Castillo (izquierda) y Ermilo Coello
Foto histórica para el fútbol yucateco: en mayo de 2019 Adriana Gutiérrez Gómez apareció como central en un partido de Primera Fuerza: Seyé ante Motul. Los banderas fueron Eliézer Castillo (izquierda) y Ermilo Coello

La única dama que ha arbitrado en un partido de la Liga Estatal de Primera Fuerza sabe que, a sus espaldas o de frente, se dirán muchas cosas. Los insultos, las ofensas y la actitud machista, misógina incluso, la mayor parte de las veces se le resbalan.

Lo que no puede pasar inadvertido para Adriana del Rosario Gutiérrez Gómez, menos en su condición de mujer, es que, si quiere repetir como juez central en la liga de mayor proyección en el fútbol semiprofesional tiene que estar preparada para hacerlo. O no funcionará. No es de cortesías.

Te puede interesar: Las mujeres solo piden respeto; ejemplos de lucha en el deporte

En 2018 Adriana se convirtió en la primera mujer que actuó como central en esta categoría. Los directivos de equipos, la misma liga incluso, pegaron el grito al cielo al ser anunciada. Pero luego de 90 minutos vertiginosos en un partido clave entre Seyé y Motul su actuación fue aprobada.

Ese visto bueno fue el seguimiento de una trayectoria que, para la protagonista de esta entrega en los “Domingos Especiales de www.yucatan.com.mx”, bien podría para alcanzarle un buen libro. Una hoja de vida en la que nada le ha sido regalado.

Deportista desde la cuna, jugó fútbol, también básquet (seleccionada en la preparatoria) y si había béisbol en la calle, también. Ni se diga eso de correr.

Pero… ojo: es mujer. Y allá comenzaban algunos de los sobresaltos, en una época en la que la igualdad de género estaba muy, pero muy lejos de ser lo que es hoy.

Adriana Gutiérrez Gómez, primera mujer árbitro central en la Liga de Primera Fuerza Estatal (Foto de Ramón Celis)
Adriana Gutiérrez Gómez, primera mujer árbitro central en la Liga de Primera Fuerza Estatal (Foto de Ramón Celis)

Para sacar una tarjeta roja lo pienso dos veces”, dice Adriana, al posar para la lente de Ramón Celis, durante la entrevista con el Diario en el Centro Salesiano Alborada

Momento que cambió su vida

“Sí, se espantaban muchos. Pero, ¿qué puedes hacer como niña si eso es lo que quieres?”, se pregunta.

Y sí. Había que ir adelante. Jugaba en las ligas entre varones. Y siempre le quedaba el gusanito de saber por qué razón los árbitros tomaban determinadas decisiones en sus partidos.

Llegó entonces un momento que cambió su vida: tras un partido suyo, el mismo silbante tenía asignado sancionar otro, pero tuvo un percance y alguien tenía que suplirle. Sí: ¡Fue Adriana! De eso, hace doce años.

“Nunca imaginé que eso pudiera suceder, aunque me gustaba, pero se dio. Y pues una vez arriba del barco, a seguir luchando”.

El cambio fue diametral. Además de ese reto, ella, en ese entonces cerca de casarse, tenía otro objetivo ya bien trazado: una carrera profesional “porque quería ayudar a mi mamá en lo económico”, así que se matriculó en la licenciatura en Contaduría y Administración por la CTM, graduándose con notas altas. ¿Cómo le hizo?

El deporte y su carrera profesional

“Ahorraba con lo que me pagaban en los partidos en que arbitraba o era bandera. Eso me ayudó a salir adelante, me permitió costear mi carrera”.

Iba de categoría en categoría, subiendo, lo mismo en torneos locales que con oportunidades de ir a eventos regionales y nacionales, tratando de compaginar el interés por seguir siendo oficial y su labor como contadora, en la dura tarea en la empresa privada.

Pero ser juez central era complicado al extremo. No es lo mismo portar vestido o jeans y usar tacones para ir a la oficina que vestirse de árbitro.

“Y no, es que a veces no confían en las capacidades de las mujeres para hacer las cosas. Dejemos de lado que estemos hablando de fútbol. En la vida en general es así”, admite.

Vio a Virginia Tovar en 2004 ser la primera mujer en silbar en Primera División y pensó: “Sí puedo. Pero tengo que prepararme bien. Esa fue una motivación extra”.

Eso es algo igual a la contaduría: “Cuando empiezas, te piden experiencia. ¿Y cómo, si estás empezando?”.

Histórico debut en Primera Fuerza

Foto histórica para el fútbol yucateco: en mayo de 2019 Adriana Gutiérrez Gómez apareció como central en un partido de Primera Fuerza: Seyé ante Motul. Los banderas fueron Eliézer Castillo (izquierda) y Ermilo Coello
Foto histórica para el fútbol yucateco: en mayo de 2019 Adriana Gutiérrez Gómez apareció como central en un partido de Primera Fuerza: Seyé ante Motul. Los banderas fueron Eliézer Castillo (izquierda) y Ermilo Coello

Llegó el momento: en el torneo 2018-2019, le avisan que será central del Seyé-Motul, clave porque peleaban el pase a la liguilla.

Se espantaron muchos, pero llegó el momento. Y no creo que me hayan engañado diciéndome que lo hice bien, porque esa fue la respuesta al final: ¡Bien, Adriana!”.

“Me han preguntado que si me molesta o me preocupa que me insulten. La verdad no, mientras no pierdas la cabeza. A veces, estás de juez de línea y detrás escuchas las cosas, pero tratas de no hacer caso".

Y cuando estás de central, ni lo escuchas. Pero cuando tienes que tomar una decisión, con serenidad. Para sacar una roja, piénsalo bien”.

No ha tenido problema ni con las amarillas, ni con las rojas, ni en la vida, ni en el soccer. Lo reitera varias veces en la charla: “Si tienes capacidad, hazlo, al menos intenta. Arbitrar es de aptitudes, no de sexo”

¿Lo entenderán los varones?

Dirán que son lesbianas o marimachas. Ya sabe las catalogan, la gente siempre habla. A final de cuentas es hacer lo que nos gusta sin importar el qué dirán.

¿Cómo mujer y como persona se siente plena?

Tres Rosarios, orgullosas portando  hipil: Adriana del Rosario y su madre y hermana, ambas llamadas María del Rosario
Tres Rosarios, orgullosas portando hipil: Adriana del Rosario y su madre y hermana, ambas llamadas María del Rosario

Si yo digo que sí, me siento plena. Tengo un trabajo estable, me gusta lo que hago como profesional y lo combino con el arbitraje.

En esta época tener trabajo, salud y que mi familia este bien, es lo mejor que me puede pasar.

Y lo de ser mujer, a mi oficina voy de zapatos de tacón, visto de vestido o de pantalones normales, me gustan las blusas bordadas.

Tengo una foto que me encanta; mi madre y mi hermana, que se llaman María del Rosario, y yo, vestidas de hipil. Tres Rosarios. Me encanta.

¿Y para ser árbitro, encontró dificultades desde el inicio?

Es que era algo raro. De hecho ni en la delegación fue fácil. En 2015 se abre la convocatoria para aceptar mujeres y me invitó un amigo y no dude… pero con los pronóstico negativos… de no vayas…

No vas a ser central, nunca te darán la oportunidad… Pero tenía que demostrar que sí podía, y yo siendo mujer, claro, como de que no, claro que se puede. Si se quiere se puede.

A pesar de Virginia Tovar, de Karen Díaz, de Adriana Gutiérrez y otras, no aparecen muchas mujeres árbitros… Gusta, sí, pero no es fácil.

Claro pero. No a todas les gusta. Aquí con nosotros han ido dos o tres chicas y no se han quedado. No les gusta. A lo mejor de inicio sí, o van por hacer sentir bien a alguien o simplemente a probar.

Y pues ni cómo hacerle. A la fuerza ni los zapatos entran. Por ejemplo, una vez a dos chicas les dieron la oportunidad de ser asistentes en juegos tranquilos, pero los técnicos no ayudaron. Las insultaron y se asustaron. Y pues no siguieron. No volvieron.

La histórica Virginia Tovar

Virginia Tovar fue la primera mujer en trabajar como juez central en la Primera División
Virginia Tovar fue la primera mujer en trabajar como juez central en la Primera División

Virginia Tovar fue la primera mujer en trabajar como juez central en la Primera División. Debió estrenarse el 14 de febrero de 2004, pero los Tigres de la UANL, que jugarían contra el Irapuato ese día, se negaron señalando que no permitirían que una mujer sea la que dirija sus partidos.

Esperó a la semana siguiente, el día 22, para pitar por fin: fue el América Vs Irapuato. Como perdieron las Águilas, molesto, Cuauhtémoc Blanco le dijo que “se vaya a lavar platos”.

Karen Díaz roba cámara

Karen Díaz
Karen Díaz

Karen Díaz es actualmente la mujer que más trabaja en la Primera División, pero no la única.

Fue la primera dama que apareció en una cuarteta arbitral para un Clásico América Vs Chivas y en el presente Guardianes 2021 tiene actividad constante, de forma especial por el Día Internacional de la Mujer.

Central por méritos propios

Cuando en la Liga Estatal de Primera Fuerza de Yucatán se dio la oportunidad, por asunto de capacidades, de que una mujer pudiera ser árbitro central, no dudaron en hacerlo realidad.

Adriana del Rosario Gutiérrez Gómez con Freddy Sansores Carrillo, presidente de Delegación Estatal de Árbitros de Fútbol de Yucatán
Adriana del Rosario Gutiérrez Gómez con Freddy Sansores Carrillo, presidente de Delegación Estatal de Árbitros de Fútbol de Yucatán

“Siempre he pensado y afirmado que tanto la mujer como el hombre tienen capacidades para emprender trabajos por igual”, dice Freddy Sansores Carrillo, presidente de Delegación Estatal de Árbitros de Fútbol de Yucatán, que se encarga de asignar a los silbantes para la principal liga semiprofesional del sureste mexicano.

La asignada para pitar fue Adriana. La cita: el 27 de mayo de 2018, cuando se enfrentaron Seyé y Motul, en un partido con pase a la liguilla de por medio.

Adriana fue y convenció con una actuación sólida. Así lo vieron los jugadores que dudaron; así los entrenadores, y así los aficionados, que muchas veces son los que más dificultan, extrajuego, el desarrollo de lo que se vive en las canchas.

“Es un gran ejemplo hoy en día que Adriana comparta con nosotros el arbitraje estatal en sus diversas categorías".

"La aceptación en sus decisiones es producto de su capacidad nata. Ella es nuestra compañera y la queremos mucho en la Delegación Estatal de Árbitros”, añade el directivo.

¿Y la Liga Estatal y sus integrantes?

 Andrés Ojeda Espinosa, presidente de Primera Fuerza
Andrés Ojeda Espinosa, presidente de Primera Fuerza

“¿Una mujer silbando en la Liga Estatal? Suena raro para ser la Primera Fuerza. No estábamos acostumbrados, pero con el trabajo que realizó Adriana ese día mostró que si actuó como silbante central fue por méritos propios”, afirma Andrés Ojeda Espinosa, presidente de Primera Fuerza.

“Se requiere capacidad para ser árbitro y mucha fuerza mental para estar entre 22 varones y muchos ojos más fuera del campo".

"Ojalá en el futuro pudiera haber más mujeres como ella”

“Al final, abrirle las puertas a las mujeres, aunque no a muchos les guste, es parte de una igualdad por la que se lucha y en lo que pueda la Liga de Primera Fuerza, lo va a hacer”.

Y no tiene idea de otra cosa que no sea seguir creciendo como persona y como árbitro. Está claro que, si en las cuestiones laborales tuviera en sus manos la toma de decisiones para apoyar a la mujer, lo haría siempre que la elegida tenga la capacidad.

“No se trata de imponer algo. Digamos, no es igualdad en cantidad, es igualdad de género, con justicia”.

Gaspar Silveira Malaver toma una foto a Adriana del Rosario Gutiérrez Gómez
Gaspar Silveira Malaver toma una foto a Adriana del Rosario Gutiérrez Gómez

Fotos Ramón Celis Perera y archivo de Adriana Gutiérrez Gómez

Haz click sobre estas líneas para ver más reportajes de nuestro equipo de Central 9

Internet de mejor calidad para Yucatán

El PAN impugna ante el Iepac el fallo sobre paridad de género