in , ,

José Casellas Peón: Un goleador de leyenda

Ícono del fútbol yucateco, agradecido de la amistad formada en el fútbol

En lo personal, tenía una cita pendiente con alguien que, de acuerdo con mis recuerdos basados estrictamente en estadísticas, será uno de los íconos del deporte yucateco.

Yendo más allá de las canchas, sin embargo, Enrique José Casellas Peón, o José Casellas simplemente, es algo más que números, que goles, que trofeos, que playeras vestidas y que fútbol.

Una foto para la historia, sacada del Archivo del Diario: José Casellas Peón, cuando fue campeón goleador de la Zona Sureste de Tercera División
Una foto para la historia, sacada del Archivo del Diario: José Casellas Peón, cuando fue campeón goleador de la Zona Sureste de Tercera División

Residente en Cancún desde sus últimos años como futbolista profesional, enamorado del balompié desde su nacimiento, Casellas define su vida, quizá con una similitud a la frase que titula el libro de uno de sus maestros y referentes, Carlos Iturralde Rivero: “Amistad entre patadas”.

“Creo que lo más bonito que me ha dejado el fútbol, a lo largo de tantos años, es una gran amistad con todos, con jugadores, con directivos, con entrenadores y, claro, con aficionados”, cuenta Casellas Peón, contactado vía telefónica desde Cancún, su hogar, el lugar donde encontró tranquilidad para vivir junto con su esposa y fiel compañera de vida, Verónica Guevara Rubio, “y nuestro milagro que Dios nos regaló, después de muchos años de buscar y buscar, nuestra hermosa hija María Regina”.

Surgido con los Leones del IMSS

La referencia principal de José Casellas Peón viene, para muchos, desde que fue el principal astro que emergió de la llegada del fútbol profesional a Yucatán en 1981.

El nacimiento de la Tercera División le vio jugar y brillar con los Leones del IMSS, dirigidos por Carlos Iturralde, y luego ir subiendo poco a poco hasta alcanzar grandes cotas y codearse con los mejores de su época, sacudiendo las redes aquí y allá, pero ganándose el respeto de quienes le tenían de compañero y de rival. Eso es todo.

1981: José Casellas Peón deja atrás al portero en busca del marco, en su debut de Tercera División. Fue monarca de goleo con Leones del IMSS
1981: José Casellas Peón deja atrás al portero en busca del marco, en su debut de Tercera División. Fue monarca de goleo con Leones del IMSS

No se siente Casellas el principal referente desde el nacimiento de la Tercera División, aunque fuera el primero surgido de la categoría hasta llegar a Primera.

“No fui el único, ni el primero. Antes hubo otros. Carlos Iturralde, por ejemplo, que jugó y fue seleccionado nacional, también estuvieron Manuel “Pelele” Coello, Agustín “Yuca” Peniche".

"Cierto, que de esa época, yo llegué, pero creo que es injusto dejar de mencionar a muchos otros grandes jugadores que hubo en esos momentos, muchos que jugaron en Tercera División en esos años, con los Leones del IMSS, los Tiburones de Progreso o los Aguiluchos de Yucatán, pudieron ser jugadores de categorías más arriba”, expresa.

Pero él llegó, como dice, “creo que por mi capacidad y entrega, porque otros me empujaron a trabajar fuerte. Y porque así es esto. No todos pueden llegar, no todos tienen la misma fortuna”.

Como juvenil en la Escuela Modelo

Casellas Peón tiene un historial que se remonta a sus años de juvenil jugando en la Escuela Modelo, de lo que destaca como una etapa preciosa del fútbol “porque eran muchos equipos que fueron verdaderamente referentes, el Colammy, la Modelo, jugaba el CUM, también la García Ginerés, la colonia Yucatán”.

Imposible dejar de lado, desde luego, el que él haya disputado incontables ocasiones el “clásico yucateco” que enfrentaba a la Modelo con el CUM en la Liga Estatal, “llenando el Estadio Salvador Alvarado cada tarde de clásico. Eso es algo de verdad impresionante y maravilloso recordarlo”.

José Casellas Peón llegando a casa en sus épocas de estudiante. “Aún conservo ese portafolio que llevaba a la escuela”, dice el destacado exfutbolista
José Casellas Peón llegando a casa en sus épocas de estudiante. “Aún conservo ese portafolio que llevaba a la escuela”, dice el destacado exfutbolista

Lo recuerda y se emociona en la plática con el Diario. Reitera que “lo mejor que me ha dejado esto es que tengo grandes amigos y todavía se recuerda lo que hice. Te lo digo porque, sin que me conozcas personalmente, me has contado tantas cosas en estos minutos. Que te recuerden así, es de lo mejor que puedes vivir”.

El reportero leyó en el Diario cuatro décadas atrás las hazañas de Pepe Casellas y sus compañeros de generación, pero nunca lo vio jugar.

“La hubieras visto... Era una gran camada de jugadores, buenos futbolistas, grandes personas, que aun nos acordamos de lo que vivimos", nos dice el delantero, “El Flaco” o “El Potro Peninsular”, como le conocieron, durante muy especial charla para los “Domingos Especiales de www.yucatan.com.mx”.

Brinco al Atlante en Primera División

Luego de romper las redes en la Tercera División, fue subido por el IMSS a Cuautla en Segunda, y de allí dio el brinco a la Primera, con Atlante. Lo debutó en 1984 don Nacho Trelles.

El reconocido técnico le dio pocos minutos y no anotó, pero, apunta Casellas, “entonces varios conocedores me dijeron: ‘si te dio minutos don Nacho, es por algo. Tú aguanta’. Y luego se vio que sí”.

Casellas Peón puede presumir un amplio palmarés. Ayer sacó de su vasto archivo, que ha pasado muchos años guardado en cajas, un recorte en el que muestra que el yucateco iba adelante en la tabla de goleo en el Torneo México-86, que entonces patrocinaba una famosa paleta, junto con Francisco Javier “Abuelo” Cruz, Agustín Manzo y Sergio Lira. Y muchos otros famosos venían detrás suyo.

1986-87: Cruz Azul fue el segundo equipo de Casellas en Primera División. La Máquina logró el subcampeonato  con “El Flaco” en sus filas
1986-87: Cruz Azul fue el segundo equipo de Casellas en Primera División. La Máquina logró el subcampeonato con “El Flaco” en sus filas

Llegan muchos recuerdos a la mente. Nos fuimos al archivo del Diario y las imágenes de José Casellas destacan en un lugar especial (un viejo sobre manila con su nombre señalado con marcador negro).

Le vimos, pues, en 1983 en un reportaje especial que titulamos “Un día en la vida del goleador”, y aparece con su madre, señora Gloria Noemí Peón Campos, jugando con su perrita Bonita o en la fábrica de hielo que era propiedad de su padre, Ramiro Casellas Fitzmaurice.

José Casellas con su madre, Gloria Noemí Peón Campos
José Casellas con su madre, Gloria Noemí Peón Campos

Le comentamos de ellas y la expectación por verlas crece.

“Son esas cosas que digo: todo lo que pudiste lograr gracias al fútbol”. Nos manda, vía WahtsApp, una imagen reciente junto a su madre, viva aún, que compartimos por el detalle emotivo, con casi 40 años de distancia una de otro.

Una imagen reciente con su madre , Gloria Noemí Peón Campos
Una imagen reciente con su madre , Gloria Noemí Peón Campos

Con Diego Maradona

Pepe Casellas, como le conoce medio mundo, pudo jugar con los mejores de cada categoría en que estuvo. En los clásicos Modelo-CUM, que eran guerras auténticas; en Tercera, siendo campeón de goleo.

También pudo estar al lado de los que fueron los héroes de la Primera División, ni se diga sus entrenadores, pues además de Nacho Trelles lo dirigieron José Antonio Roca, Miguel Marín, un ícono de Cruz Azul que fue su técnico en Coyotes Neza.

“De esas personas aprendí mucho, soy afortunado en eso”.

José Casellas con el astro argentino Diego Armando Maradona
José Casellas con el astro argentino Diego Armando Maradona. Atlante se enfrentó a Argentina, previo al Campeonato del Mundo de México-86

Y nos comparte, sin presumir porque eso no fue lo suyo, una foto con Diego Armando Maradona, cuando el “Pelusa” vino a una gira previa al Mundial de México-86, etapa en la que Atlante jugó ante Argentina, Brasil y Corea del Sur y “le metí gol a Corea”.

Instalado en Cancún desde los años 80, Casellas Peón se ha preparado siempre en este deporte y tiene su título de director técnico.

Ha recorrido todas las facetas en el fútbol, desde jugador, auxiliar, gerente (actualmente con los Pioneros Jr. de Tercera), y sueña con ser entrenador de un equipo profesional. Esa será parte de la historia de la segunda entrega con un yucateco de leyenda.

Introvertido, opero "hablaba" en la cancha

Camino a los 62 años de edad, Pepe Casellas siempre fue introvertido. A veces le decían que tenía que ser más extrovertido, pero lo suyo era hablar en la cancha.

 José Casellas Peón, su esposa Verónica  Guevara Rubio e hija María Regina
José Casellas Peón, su esposa Verónica Guevara Rubio e hija María Regina

Y tiene la fortuna de que, por su legado frente al marco, al menos en Yucatán dos ligas tengan su nombre, algo que, dice, “te llena de orgullo”.

Una, en Mérida, en la colonia Bojórquez, una de las ligas más antiguas del balompié en la ciudad. Otra, más reciente, inaugurada en el oriente del Estado.

“La crearon hace poco y ha ido creciendo, comenzó con infantil y se han ido superando, con equipos de Tizimín, Valladolid, Izamal, toda esa región. Cuando tienen alguna actividad me invitan y si me es posible ir, con gusto les acompaño. Allá está el futuro, con los niños”.

Él fue niño y creció como los que ahora juegan buscando emular a los grandes del deporte. Le tocó a Casellas, como ejemplo, ser de los pioneros de la Tercera División en 1981 en Yucatán.

“De Yucatán, como ya dije, creo fui el único que llegó de toda esa camada, pero otros jugaron en Segunda División, como Cuauhtémoc Domínguez, Augusto ‘Tilo’ Palma, Alonso Diego".

"Y otros grandes amigos que estuvieron en Tercera en los tres equipos. Sería injusto ponerme a mencionar a alguno y que se quede otro fuera de la mención”.

Armonía y unión en Leones del IMSS

Pepe Casellas, con los hermanos Domínguez: Cuauhtémoc y Gaspar Domínguez
Pepe Casellas, con los hermanos Domínguez: Cuauhtémoc y Gaspar Domínguez

Habla de sus recuerdos: “Fue una etapa maravillosa de mi vida. Con Leones formamos un gran equipo, desde la directiva hasta el utilero, mucha armonía, unión, teníamos objetivos, nos cuidábamos y trabajamos fuerte para estar en los primeros planos”.

“Nos dejó muchos momento gratos, hermosos, algunos que fueron sin sabores, pero pudimos participar en esta categoría y seguir”, y se comenta en el momento la aportación que hicieron muchos hombres de pantalón largo, como el Lic. Jorge Arana Palma (llevaba la batuta de los Tiburones de Progreso), los hermanos Aguilar (Aguiluchos de Yucatán), sin dejar de mencionar al “Yuca” Peniche, que fue junto con Santiago Alonzo Torres, el motor directivo de los Leones del IMSS, con los que recuerda incluso el nacimiento de “Leoncio”, la mascota del club, que “era un atractivo para meter gente los sábados en el Salvador Alvarado”.

Él fue uno de los grandes futbolistas de la época que, al llegar la Tercera, pudieron jugar profesionalmente.

Ahora, dice, “es otra época, con toda la publicidad, con todos los medios, lo que pagan ahora… Se ganan toneladas de dinero. Y pues ya, ya pasó, fue otra época. Pero siento que sí me quedaron algunos pendientes que no pude seguir, cosas extrafútbol a las que he tratado de dejar atrás para vivir tranquilamente”.

Destaca en el PRODE y el México-86

Tras sus grandes años con los Leones del IMSS en Tercera, Pepe llega a Cuautla en Segunda y de allí a Atlante en Primera, en 1984, cuando se vivía el proceso rumbo al Mundial. El torneo de ese año fue largo, pero los dos siguientes, el PRODE y el México-86, fueron cortos, y allí fue cuando comenzó a dejarse ver.

En el primero de los torneos cortos, recuerda, “me ganó el ‘Abuelo’ Cruz, en segundo lugar quedó Sergio Lira y yo en tercero. Y en el segundo, fui cuarto”.

Su olfato goleador incluso lo puso en las páginas de los exigentes medios deportivos como candidato a ir al Tri que dirigió Bora Milutinovic. “Estuve “nominado” por los medios, eran los que decían que iba a ir. No se dio, pero al menos, puse todo de mi parte”.

Y el camino siguió

En Cruz Azul quedaron subcampeones y se fue luego a Neza, dirigido por el “Gato” Marín, teniendo pocos minutos en un equipo en el que Agustín Manzo era la gran estrella.

“Pero jugué la final porque suspenden a Agustín. Entonces se decía: ‘Un yucateco en la final’. Esa vez Chivas nos remontó en el partido de vuelta”.

1987-88: los Coyotes de Neza permitieron al yucateco José Casellas vivir los más  importantes momentos en su trayectoria en Primera División
1987-88: los Coyotes de Neza permitieron al yucateco José Casellas vivir los más importantes momentos en su trayectoria en Primera División

Con Neza pudo ser titular al siguiente torneo largo. “Metí 17 goles en una temporada larga, en un equipo de media tabla. Mi total más alto en un torneo".

"Rafael Chávez Carretero fue líder con 24, pero quedé entre cinco mejores, y en algunos momentos fui líder".

Agradecido con la gente que lo ayudó

"¿Sabes qué te hace sentir que hiciste bien las cosas? Abajo quedaron Tuca Ferretti, Benjamín Galindo, Mario de Souza ‘Bahía’, el ‘Abuelo’, Ricardo Peález, Carlos Hermosillo. Eso te deja una satisfacción enorme”.

“Y eso te lo digo porque nuestro equipo no tenía una inversión tan grande como otros. Por eso el mérito especial de estar entre los mejores goleadores”.

Vive José “agradecido con toda la gente que me buscó y me ayudó a trabajar. Grandes técnicos, como don Nacho, Roca, Pepe Delgado que me dirigió en Atlas, cerrando con José Luis Real allí”.

Y comienza la parte dura, el extrafútbol

“Luego se trunca mi carrera por algunos problemas extracancha que he tratado de dejar en el olvido, y lo hago siempre sacando lo positivo que logré en el fútbol. Y aquí estoy viviendo, de la patada como decimos del fútbol, aún como directivo de los Pioneros de Cancún”.

Dos cosas señala en la charla cada vez más intensa y amena: una, lo que pasó que truncó su carrera, y las razones que le tienen viviendo, tres décadas después, en Cancún.

“Mi mejor época como jugador, en realidad, no se dio. A los 28 dejo de jugar por un problema de directivos. La madurez de un jugador antes era de los 28 a los 32 años. Pienso que pude haber seguir y dar más, pero lo dejé en el tintero”.

988-92: Atlas fue el último equipo de  Casellas en Primera División. En plena madurez, trabas con su pase truncaron su carrera en la categoría
988-92: Atlas fue el último equipo de Casellas en Primera División. En plena madurez, trabas con su pase truncaron su carrera en la categoría

Casellas relata: “Cuando me quedo sin jugar fue porque estuve en Neza y me dan a préstamo a Atlas. Y cuando regreso a Neza ya no existía el equipo porque lo vendieron a Correcaminos. Se abre la posibilidad que Veracruz se integre con el recién ascendido Potros Neza que ganó la final de Segunda contra Venados de Yucatán. “Nos fuimos con Eduardo Rergis, Nacho Ambriz, Lalo Moses, incluso Chucho Ramírez. Pero no hubo arreglos y comenzó el problema”.

Vetado por un conflicto interno

“Me quedo sin jugar, fue un pleito interno, lo gané, pero de nada sirvió porque me vetaron, me quede sin jugar. Me hablaron algunos, pero no me podían contratar porque había sido algo así como conflictivo. Era lógico: ¿cómo le vas a dar trabajo a alguien que te ganó un pleito?

Me hablan incluso directivos de América, por Hugo Enrique Kiesse; entrené en Irapuato, con Chivas, me invitan a Guatemala (vivía Guadalajara) y se abre la edad en Segunda, en la que ya estaban los Mayas de Yucatán y Cancún. Me llaman ambos, pero Cancún me ofrece más estabilidad en contrato. Y fue así como llego a Cancún, donde sigo viviendo”.

“Un profesional necesita certeza y tomé la decisión. Allí estaban varios amigos, entre ellos Cuauhtémoc, rival y amigo, y me pusieron mejor las cosas”.

Con la Selección Amateur que, dirigida por Jesús del Muro, participó en el Campeonato Mundial en 1979
Con la Selección Amateur que, dirigida por Jesús del Muro, participó en el Campeonato Mundial en 1979

De ser futbolista en un Cancún en desarrollo, junto con su esposa Verónica Guevara comenzaron a tener sus cosas, abrieron su tienda de deportes, “Casellas Sport”, que cerraron hace poco, y un salón de fiestas que fue creciendo, y lo mantienen. Parte de sus habilidades estudiadas como Licenciado en Administración de Empresas por el Tecnológico de Mérida (“no llegué a titularme, aunque cumplí con todas las materias).

Pero nunca ha dejado el soccer

“Siempre he tenido el gusanito de ser entrenador, el jefe del cuerpo técnico. No soy de las personas que anda tocando puerta, mi trabajo y trayectoria hablan por sí, esperamos que se dé. Creo que con eso podría decir que ha sido misión cumplida. He hecho de todo".

"En Cancún comencé solo con fútbol, luego los negocios familiares, y poco a poco comencé a entrenar en escuelas particulares, en LaSalle, en el Cumbres, y entrenador a nivel amateur. Con ‘Pichojos’ Pérez fui auxiliar técnico, igual con Juan Sierra (yucateco que dirigió a Pioneros en Segunda).  Pero director técnico profesional, no he sido”.

Luego de años sin tocar sus recuerdos, le sale a la mente que, en sus mejores años en Primera, anotó goles que tiene grabados en los antiguos vídeos.

Quiero rescatar los vídeos de mis goles… tengo ocho o diez goles. Es que, antes, cuando me iba a jugar ponía la videograbadora y se grababa todo, partido, novelas, anuncios, hasta que regresaba a casa y apagaba”.

Participó incluso en los primeros realitys shows que habían, “eran tipo Exatlón como el de ahora. Con Omar Fierro (actor), el clavadista Jesús Mena, el torero Guillermo Capetillo y otros. Estaba entre los conocidos”.

Despide la charla con la sencillez con que se comportó durante la larga hora de plática.

“Lo primero es que gracias al fútbol tengo grandes amigos y mucha gente me conoce y aprecia. Que tengan esa facilidad de hablarme y platicar me alegra, nunca he cerrado las puertas a nadie. Y valoro la amistad. El fútbol me ha dado eso: me quieren, me recuerdan. Eso es lo más bonito”.

“Lo único que he recibido son reconocimientos. Es la mejor satisfacción. Mis mayores éxitos en la vida no son los trofeos o los diplomas colgados en la pared, sino la amistad que logré a lo largo de los años. Y me quedo agradecido”.

Igual de agradecido el entrevistador. Enrique José Casellas Peón, goleador de época en el fútbol yucateco, es uno de los iconos del deporte en el Sureste, de esos ídolos que cada vez escasean más.

Apártense de la vanidad, el orgullo y el dinero, pide el papa Francisco a nuevos sacerdotes

Incendio en UCI para pacientes con Covid-19 deja 82 muertos en Irak