in ,

Apoyo para el progreso

La ampliación y modernización del puerto de altura es uno de los grandes proyectos llamados a detonar el desarrollo económico de Yucatán

Bancomext y Nafin, aliadosde los yucatecos

A Yucatán le esperan buenos tiempos, augura Juan Pablo de Botton Falcón, director del Banco de Comercio Exterior y de Nacional Financiera, dos de las entidades de financiación para el desarrollo más importantes del país, tras conocer los proyectos estratégicos llamados a servir de tractores del resto de la economía local.

Tal vez no se piense en Yucatán como un estado exportador, pero ya está vendiendo en el extranjero más de 1,000 millones de dólares al año, agrega. Son números considerables que no harán más que crecer impulsados por grandes obras como las del Tren Maya o la ampliación y modernización del puerto de altura.

Y ante el tamaño de la apuesta, De Botton destaca que las instituciones que dirige pueden ser aliadas estratégicas y meter el hombro en apoyo de los sectores productivos de la entidad que se esfuerzan por lograr el despegue económico con visión de largo plazo.

“Estamos trabajando en coordinación con el gobierno del Estado y con los empresarios para ver cuáles son los proyectos que podemos apuntalar”, comenta, durante una visita al Diario.

Detonante

En su opinión, el Tren Maya es un proyecto trascendente porque fortalecerá la conectividad regional. En primera instancia, dice, buscará aprovechar el gran tráfico de turistas que tiene Cancún para internalizarlo hacia diferentes puntos del Sureste.

“Pero no solamente están los beneficios relacionados con el movimiento de turistas y pasajeros, sino además el enorme potencial de crecimiento para el transporte de carga”, considera.

“El ferrocarril será un detonante de la economía de la región”.

Trabajo conjunto

Además del Tren, Bancomext y Nafin trabajan con el gobierno yucateco en proyectos y estrategias particulares para exportadores y empresas de la entidad.

A final de cuentas, comenta, el gobierno yucateco pone los recursos y el banco, con su capacidad de apalancamiento, los multiplica para otorgar mayor número de créditos. Por ejemplo, en la actualidad, los créditos que han otorgado a las pymes de la entidad suman más de 1,400 millones de dólares.

“El tema del apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas de Yucatán, ampliando la oferta de financiamiento disponible y ayudando en su desarrollo, es muy importante para nosotros. Y lo estamos haciendo de la mano del gobierno federal, autoridades estatales e incluso con el apoyo de la banca comercial, que colabora con nosotros en la calificación de esos créditos”.

La intención es que la banca de desarrollo siga siendo uno de los principales vehículos de promoción del crecimiento económico y el bienestar social en Yucatán, mediante el financiamiento para la creación y expansión de empresas productivas, con especial énfasis en áreas prioritarias como la infraestructura pública, el comercio exterior y las empresas pequeñas y medianas.

“En este sentido, esperamos ser impulsores de la generación de riqueza en esta parte del país”, sentencia el funcionario.

Otros servicios

Además del tema del financiamiento, la banca de desarrollo ofrece otro tipo de servicios, como el factoraje internacional —ayudar a las empresas a obtener su liquidez en dólares de una manera mucho más rápida— o la asistencia técnica y capacitación para el fomento, de proyectos y emprendimientos.

“Una empresa que está en proceso de crecimiento y que quiere acceder al sector exportador, puede pedirle apoyo a Bancomext”.

Nacional Financiera y Bancomext mantienen un crecimiento sostenido en su operación en la entidad, asegura De Botton Falcón, quien aclara que los 1,400 millones de dólares mencionados anteriormente se refieren sólo a los apoyos otorgados al segmento Pyme. Hay aparte 4,000 millones de dólares que tienen que ver con los tramos yucatecos del Tren Maya y una cantidad adicional para otros proyectos.

“Aún estamos con mucha oportunidad de crecimiento en Yucatán. Y como el estado está repuntando en su dinamismo económico, se le estará apoyando con un incremento en la capacidad de crédito”, señala.

Banca comercial

Sobre el porcentaje de participación de Nafin y Bancomext en los créditos totales del sistema financiero en la entidad, responde que aun sin poder citar de memoria la cifra exacta, sí es capaz de decir que ambas instituciones juegan un papel relevante porque abonan el terreno para el desarrollo del Estado por su significativo índice de apalancamiento a las empresas.

Es decir, cuando la banca de desarrollo otorga créditos —como los mencionados a las pymes— esos apoyos se reflejan en la colocación de préstamos del resto los bancos, explica y pone como ejemplo un esquema en el cual Bancomext o Nafin garantizan una parte del crédito y la otra corre a cargo de la banca comercial.

“Entonces parte también de los números de la banca comercial están desarrollados en programas de segundo piso a través de Bancomext y Nafin”, señala el funcionario.— Megamedia

De gira Apoyos para el desarrollo

El director general de Nafin y Bancomext visitó la entidad el fin de semana pasado.

Proyectos estratégicos

Como informamos en su oportunidad, la primera gira nacional de Juan Pablo de Botton Falcón, quien asumió la dirección de ambas instituciones hace tres meses, tocó sólo dos puntos: Oaxaca y Yucatán.

Objetivos

El objetivo fue conocer los proyectos de infraestructura pública y conversar con representantes de los gobiernos de ambas entidades.

Reuniones

En Yucatán se reunió con Ernesto Herrera Novelo, secretario de Fomento Económico y Trabajo, y con Rogelio Jiménez Pons, titular de Fonatur, entre otros.

Sensibilización para profesores

La Liga Mexicana de Béisbol, con dos caras esta temporada