in ,

Cinco consejos para aprovechar el Buen Fin sin poner en riesgo la cartera

Se acerca una edición más del Buen Fin, un período que muchos consumidores esperan con ansias porque, se supone, representa la oportunidad de adquirir productos y servicios a precios especiales.

Este año, como todos sabemos, la dinámica será diferente. En lugar de un fin de semana largo como en los nueve eventos anteriores –se aprovechaba el puente del aniversario de la Revolución- , el evento durará 12 días: del lunes 9 al viernes 20 próximos, debido a las condiciones que nos ha impuesto a todos la pandemia de Covid-19.

Te puede interesar: Presentan el programa ''El Buen Fin 2020'' en Palacio Nacional

Así que contarás con más días para que puedas disponer de los beneficios y promociones que miles de empresas y negocios han preparado.

Sin embargo, no hay que dejarse llevar por el entusiasmo en el Buen Fin, advierte Mate Alonzo, especialista en finanzas personales, fundadora de 365 Patrimonial y experta en estrategias de inversión.

Imagen de una edición pasada del Buen Fin, donde la gente se volcaba a las tiendas a comprar, en especial artículos eléctricos
Imagen de una edición pasada del Buen Fin, donde la gente se volcaba a las tiendas a comprar, en especial artículos eléctricos

“Es indispensable llevar un control de las finanzas personales para evitar que las cuentas se conviertan en una pesadilla para el bolsillo”, subraya la experta, quien nos ayuda a aclarar algunas de las dudas más comunes sobre este evento comercial.

Buen Fin… ¿sí o no?

Críticas no le faltan al Buen Fin. Hay quienes aseguran que aunque los descuentos y precios que se anuncian son muy atractivos, no siempre son verdad, pues, en ocasiones, algunas tiendas suben el precio de sus productos días antes para que llegado el evento los ofrezcan a precio regular pero disfrazados de rebajas.

Mate recuerda que el programa, inspirado en el Black Friday de Estados Unidos, se creó para incentivar el comercio del país, proporcionando beneficios tanto a los vendedores como a los consumidores. Así que de acuerdo con esta premisa, es una iniciativa que nos ayuda a todos.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, admite, porque efectivamente hay comercios que engañan con rebajas ficticias, defraudan la confianza de los consumidores y dañan su economía.

Pese a todo, la iniciativa en sí es buena y sus objetivos se han vuelto necesarios en este entorno de depresión provocada por la pandemia, apunta Mate.

Para los consumidores, el Buen Fin representa una buena oportunidad para adquirir bienes y productos que los ayuden a mejorar su calidad vida.

En ocasiones se gasta de más

Muchas veces somos nosotros los que abusamos, compramos como desesperados artículos que no necesitamos -y que muchas veces ni nos sirven- porque nos emocionamos, nos dejamos seducir por el bombardeo publicitario y gastamos más de lo que soporta nuestra cartera”.

Hay que extremar las precauciones en todos los sentidos, porque este va a ser un Buen Fin muy diferente, advierte.

Será muy largo por las condiciones provocadas por pandemia, según esto para que los compradores no se aglomeren en las tiendas, así que habrá muchos días de ofertas.

Y en este mar revuelto en el que los peces somos nosotros, antes de picar el anzuelo conviene revisar nuestro estilo de vida, que ha cambiado de unos meses a la fecha, observa.

“Hay productos que la epidemia ha incorporado a la fuerza a nuestra vidas y convertido en artículos de primera necesidad, como cubrebocas, caretas, desinfectantes, sanitizantes, termómetros digitales, oxímetros, etc., que tenemos que tomar en cuenta como elementos indispensables en nuestra lista de gastos”.

Planear antes de comprar

El Buen Fin no es para que salgas a la calle a “ver qué se puede comprar”, sino para adquirir lo que ya habías planeado con antelación, insiste la experta en planificación financiera.

Es para decir “desde hace rato necesito ciertas cosas que ahora puedo adquirir a un mejor precio o a un plazo accesible”.

Los consumidores entonces tenemos que estar con los ojos bien abiertos y comprar de forma consciente, estrictamente lo que necesitamos de verdad y procurando no perjudicar nuestras finanzas. Hay que comprar de manera inteligente.

Y mucho cuidado con esos pensamientos peligrosos con que a menudo tratamos de justificar nuestros impulsos consumistas: “total a meses ni se siente”, o “trabajo mucho y me lo merezco”. Es la forma más rápida de “endrogarnos”. Hay que aprender a controlarse.

¿Comprar ahora o esperar a Navidad?

No hay tal disyuntiva, responde. Si tú tienes planeada esa compra y tienes bien calculado el gasto, no importa si lo haces en estos días o al final del año, es lo mismo. “Lo más importante siempre es presupuestar la compra”.

“La realidad es que la época del año es lo de menos. Si tú ya estabas convencido de la necesidad de adquirir ese producto, adelante, pero por favor presupuéstalo, ese paso previo es indispensable”, subraya.

¿Qué es mejor: comprar físicamente en las tiendas o en línea?

La pandemia ha venido a imponer nuevos hábitos de consumo, comenta. Por el riesgo que implica salir a la calle, donde anda suelto el virus, nos hemos visto en la necesidad de comprar más en línea.

Evitar aglomeraciones para prevenir el riesgo de contagio de coronavirus, uno de los objetivos de que el Buen Fin se extienda más días este año
Evitar aglomeraciones para prevenir el riesgo de contagio de coronavirus, uno de los objetivos de que el Buen Fin se extienda más días este año

Además, hay que tener presente que si en este Buen Fin quiero visitar una tienda me tengo que cuidar, por mi bien y el de los demás.

Tengo que cumplir todas las exigencias y protocolos de seguridad, lo que incluso impone restricciones: se acabó eso de dedicar el día a recorrer de un tirón todas las tiendas.

“Ahora es recomendable elaborar una lista de los comercios donde podemos encontrar lo que buscamos y visitarlas poco a poco, aprovechando que en esta ocasión son más los días de ofertas”.

Monitorear las promociones

Las reglas del juego también fueron cambiadas, continúa. Hoy en día los comercios lanzan ofertas diferenciadas, algunas exclusivas para sus ventas en línea y otras que aplican únicamente en la tienda.

Hay que estar muy atentos y monitorear las promociones, tanto en los medios tradicionales como en las redes sociales.

Y si es algo que adquiriste en línea, pero tienes que pasar a la tienda recogerlo, planea bien esa visita, respeta las medidas sanitarias para cuidar tu salud y la de tu familia y no aproveches la salida como pretexto para recorrer más establecimientos, como antes podías hacer con total libertad. No hay que descuidarse.

Cuidado con el fraude cibernético

Debido a la actual situación sanitaria, comprar en línea es una buena opción… Pero tienes que prestar especial atención para no ser víctima de un fraude cibernético.

Para hacerlo de una forma segura debes verificar que la página web donde vayas a realizar tu compra tenga los certificados de seguridad y candado junto a la URL, así garantizarás que el sitio es oficial y proporciona una conexión segura y encriptada.

Otra recomendación es no compartir la computadora o dejar la sesión abierta.

Y hay que leer las letras chiquitas: las condiciones del contrato, las formas de pago, la fecha de entrega, plazo de la garantía, cómo hacer cambios y devoluciones. Si tienes alguna duda, pregunta, no te quedes callado. Si no estás seguro mejor no compres.

Medidas de protección

Nunca, pero nunca uses redes WiFi públicas durante las compras en línea, ya que los datos personales pueden caer en manos de terceras personas.

Los fraudes cibernéticos se intensifican en días como estos: Black Friday, Cyber Monday, Buen Fin, Navidad, etc., avisa.

También es recomendable que actives los sistemas de alerta de la banca electrónica que estás utilizando, con el objetivo de recibir notificaciones de tus movimientos bancarios.

“Nada está de más, sobre todo cuando es nuestra primera compra en línea”, dice.

“Comprar en internet nos puede dar un poquito de miedo, por eso es importante cuidarnos de que sea en sitios autorizados, en conexiones seguras –nos puede fallar y se pueden duplicar los cargos en nuestra tarjeta- y que no sea en un cíber o en algún lugar donde alguien puede acceder a nuestros datos”.

¿Cómo saber si una oferta vale la pena?

Simple y sencillamente, comparando precios y haciendo una compra consciente. Así de fácil, responde.

Toma tu tiempo. Primero te tienes que preguntar si de verdad necesitas ese producto o solamente lo quieres, luego analiza cuál es tu presupuesto y qué forma de pago te conviene.

Toma tu tiempo antes de decidir el producto que vas a comprar, sugiere una experta
Toma tu tiempo antes de decidir el producto que vas a comprar, sugiere una experta

“Aprovechamos realmente una oferta cuando adquirimos, después de comparar en diferentes tiendas y de conocer las diferentes opciones, un artículo indispensable”.

Es importante no lanzarnos a la primera. Hay que ir revisando, monitoreando precios, condiciones de pago, para escoger la opción más factible y que se adecúa mejor a nuestro presupuesto, abunda Mate.

“Lo más importante de todo es conocer tu presupuesto, saber hasta cuánto puedes desembolsar sin afectar realmente tu cartera".

"La pandemia ha venido a enseñarnos el valor del dinero… a mucha gente le redujeron el sueldo, a otros los liquidaron y nadie sabe cómo viene el futuro, así que nunca como ahora hay que ser precavidos con los gastos”.

Cinco recomendaciones

Por último, la asesora en finanzas personales comparte recomendaciones para sacarle provecho al Buen Fin sin poner en riesgo ni la cartera ni el patrimonio:

1. Haz una lista y evita compras impulsivas. Anota los artículos o servicios que necesitas y ordénalos según su prioridad de acuerdo con lo que sea más importante para ti.

Si tienes dudas sobre si necesitas algún producto, mejor no lo compres, lo más probable es que no, para que al final lo tengas arrumbando o lo lleves a empeñar.

2. Verifica los precios. Este es el segundo paso, pero es tan importante como el primero. Tienes que monitorear las tiendas en línea, comparar, ver comentarios en redes sociales, pedir opiniones con los amigos, etc.

“Puede darnos flojera si no estamos acostumbrados a hacer esto, pero es muy importante para evitar caer en ‘ofertas’ ficticias, porque de que hay comercios que inflan 30% sus precios para ‘ofrecer’ un descuento del 10%, los hay”.

3. Revisa tu presupuesto. Mate insiste en que hoy más que nunca hay que estar conscientes de nuestros ingresos y nuestros egresos.

“Recordemos que hay gastos nuevos que se sumaron a los que ya teníamos. Así que hay que calcular muy bien, porque en la mayoría de los casos de la misma cantidad de dinero que recibimos vamos a sacar para adquirir otra cosa”.

No gastes más de lo que puedes pagar

"No gastes más de lo que puedes pagar, de nada sirve endeudarte por algo que después vas a tener que empeñar".

4. Cuida tu nivel de endeudamiento. Seguramente vas a usar alguna tarjeta de crédito, así que debes tener cuidado de actuar con moderación y evita sobreendeudarte.

O sea, debes estar consciente de que si ya tienes deudas anteriores, agregarle una más, aunque sea a meses sin intereses, te puede meter en problemas y puede afectar tu economía familiar.

5. Fíjate dónde y cómo compras. Compra siempre en lugares seguros y revisa a fondo las condiciones, para que no te den gato por liebre o, peor, para recibir un producto que nunca pediste.

Checa si puede devolverse y cuáles son los términos de la garantía. Y un gran detalle: no te olvides de pedir factura, recibo o comprobante de compra.

La recomendación más importante de todas para sacarle provecho al Buen Fin es hacer compras conscientes, responsables. Ser inteligente.

“Sobre todo tenemos que analizar cuál es nuestra condición financiera. A veces nos dejamos llevar por los impulsos, pero hoy por hoy tenemos que ser personas precavidas, porque la pandemia también cuenta”.

Ojo de Tinta

Ojo de Tinta: ''Verbo rae presidencial''

Arturo Herrera Gutiérrez, secretario de Hacienda, en la conferencia matutina en Palacio Nacional (Foto de El Universal)

Adelantarán 50% de aguinaldo a burócratas federales por el Buen Fin