in ,

Congresos reprobados en transparencia: Yucatán califica de “panzazo”

Si los congresos de los estados fueran alumnos de algún colegio sometidos a examen de transparencia y rendición de cuentas, ahora estarían con una tacha en sus boletas de calificación y con tinta roja de reprobados.

Únicamente seis de 32 estarían con nota favorable. Entre ellos Yucatán, aunque fuera prácticamente con el mínimo aprobatorio.

Así fueron los resultados que arrojó una reciente evaluación del colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (Cimtra) a todas las legislaturas locales del país.

Largo camino por recorrer

El balance general, subraya el colectivo, indica que hay un largo camino por recorrer para que en México existan parlamentos abiertos.

“Los congresos en general tienen débiles mecanismos de vinculación con la ciudadanía, de rendición de cuentas, transparencia y acceso a la información, así como de control interno”, señala Cimtra en sus conclusiones.

La Península de Yucatán fue un caso de excepción, porque los congresos de los tres estados de la zona obtuvieron calificación aprobatoria.

Dos estados primerizos y uno repetidor

El mejor calificado fue Campeche, con 69.4 puntos en la escala de uno a cien. Le siguieron Quintana Roo, con 62.1, y Yucatán, con 60.5%.

Las legislaturas de Campeche y Quintana Roo fueron evaluadas por primera vez. Para Yucatán es la segunda ocasión –en la primera salió reprobado– y tuvo una mejoría de 16.2 puntos.

El más alto y el más bajo

Lízbeth Estrada Osorio, coordinadora de Cimtra en la Península de Yucatán, subraya que ningún congreso se aproximó al cien. El más alto obtuvo 88.2 (Jalisco) y el más bajo apenas alcanzó 12 puntos (Baja California Sur).

“Esto significa que todavía hay muchos retos a vencer”, subraya.

“Qué bueno que muchos congresos avanzaron de un año a otro, pero falta mayor trabajo y voluntad. Es uno de los grandes temas pendientes”.

No es lo idóneo, pero…

“A nivel peninsular la situación no es tan terrible como en otra partes del país. Podemos decir que nos va bien, no lo mejor si consideramos el panorama que tenemos, con escasa cultura de la transparencia, escasa cultura de la participación ciudadana y escasa cultura de la rendición de cuentas”.

Considera que los resultados reflejan que hay muchas áreas de oportunidad y también plantean retos, sobre todo en el involucramiento de la sociedad.

Qué se mide y por qué se mide

Cimtra, como hemos informado, es un colectivo formado por grupos locales ubicados en diferentes estados del país, que trabajan en alianza voluntaria desde 2002.

Cada grupo local aglutina a organizaciones de diferente origen, como universidades, cámaras empresariales, organismos civiles y ciudadanos organizados.

Su objetivo es evaluar y fomentar la transparencia proactiva en los gobiernos municipales y congresos locales para mejorar la rendición de cuentas y el marco normativo en la materia.

Se aplicaron cerca de 240 indicadores

La herramienta de evaluación a los congresos locales (Cimtra-Legislativo) considera ocho bloques temáticos, con 45 aspectos a analizar y 237 indicadores.

El propósito de la medición es dar a conocer a la opinión pública, expertos, académicos, líderes de opinión y particularmente a los legisladores locales y a las unidades de acceso a la información pública de los congresos el nivel de transparencia proactiva de las 32 legislaturas del país.

Ese nivel debe ser acorde con los nuevos parámetros y obligaciones de la Ley General de Transparencia y desde un enfoque de Parlamento Abierto, cuyos principios básicos son transparencia y acceso a la información, participación ciudadana, rendición de cuentas y ética e integridad parlamentaria.

Promedio nacional de apenas 40 puntos

La evaluación se realizó con base en una revisión de portales web y levantamiento de evidencia, en abril y mayo pasados.

De acuerdo con la metodología, en mayo y agosto se envió una evaluación preliminar a los congresos, para retroalimentación. Si no hay respuesta se dan por validados los hallazgos.

De agosto a septiembre se hace un análisis y “sistematización”, a los que sigue la publicación de resultados.

El promedio nacional de la medición es de 40.9, una calificación reprobatoria. Catorce congresos se encuentran encima de la media nacional y 18 están debajo.

Solo seis congresos presentan calificación aprobatoria. Además de los tres estados de la Península, cuya puntuación indicamos líneas arriba, en este reducido grupo están Jalisco, Puebla y Chihuahua.

Yucatán apenas rebasó por medio punto el mínimo requerido para aprobar.

Los principales hallazgos

Algunas conclusiones de la medición son:

Los dos congresos mejor evaluados son los que más veces han sido analizados: Jalisco y Chihuahua. Veracruz y Guerrero han sido evaluados en tres ocasiones, pero mantienen una calificación reprobatoria.

Los congresos más bajos, con evaluaciones por debajo de los 20 puntos, son Hidalgo, Ciudad de México, Guerrero y Baja California Sur.

–Solo se habían evaluado 15 congresos locales con la presente herramienta.

–Si se comparan los resultados de ahora con los de ejercicios anteriores se observa que cuatro presentaron crecimiento: Chihuahua (2 puntos), Puebla (23.7), Yucatán (16.2, pues había obtenido 44.3 en la anterior medición) y Jalisco (35.1).

Composición partidista

–Los congresos con menores calificaciones tienen mayoría de diputados de Morena. Los de más alta calificación son de origen plural: MC, PAN, PRI y Morena.

–De las ocho legislaturas en las que el PAN tiene mayoría solamente una resultó con calificación aprobatoria.

–En la única Legislatura que MC es mayoría obtuvo una calificación favorable, que significó el primer lugar en el “ranking”.

–De las 20 legislaturas donde Morena es mayoría, solo dos tienen calificación aprobatoria.

–De las 3 legislaturas donde el PRI es mayoría, también solamente dos obtuvieron calificación de aprobación.

Mal en vinculación ciudadana y gastos

–En resultados generales únicamente hubo un bloque con calificación aprobatoria, el que corresponde a integración y estructura del Congreso.

–Los bloques que presentaron calificación más baja son control interno, vinculación ciudadana y gastos.

“Al ser estos bloques los más opacos se encuentran evidentes riesgos y nichos proclives a la corrupción; sin información sobre vigilancia ciudadana y control interno y con alta opacidad en gastos se hace referencia a la fórmula planteada por Robert Klitgaard sobre la corrupción: corrupción es igual a abuso de poder, más opacidad, menos participación ciudadana”, indica Cimtra.

“Resulta muy significativo que la información respecto al trabajo básico de las y los legisladores, como la documentación y producción legislativa, se encuentre en niveles reprobatorios en el ámbito nacional”, subraya el estudio.

En el bloque de administración se obtuvo una calificación de 36.7%, lo que habla de las deficiencias administrativas de los congresos locales, y en el bloque de acceso a la información pública la clasificación fue de 42.4%.

La Península: retos y oportunidades

–En el caso de la Península de Yucatán, los tres estados cuentan con algunas condiciones favorables para transitar al trabajo de parlamentos abiertos. La calificación obtenida a nivel de zona (64.3%) está 23.4 puntos arriba de la media nacional y los resultados obtenidos por cada Legislatura también presentan esa misma tendencia de ventaja de puntos en relación con la media nacional (40.9%).

–El resultado superior a la media nacional obtenido por los congresos de la Península se explica debido a que durante el proceso de evaluación Cimtra detectó que estos congresos han realizado algunas acciones tendientes a favorecer prácticas de parlamento abierto o a mejorar la calidad de la información de sus portales de internet tomando como base los principios de parlamento abierto.

Escasa rendición de cuentas

“Hay realmente poca apertura de los congresos”, subraya Lízbeth Estrada.

“Estos resultados obtenidos con la herramienta Cimtra nos vienen a confirmar que no hay cercanía de las legislaturas con sus representados”.

“Nos vienen a confirmar también que además de la lejanía hay escasa rendición de cuentas y que es poco lo que sabemos sobre el desempeño legislativo”.

¿Qué es lo que pasa adentro?

La coordinadora de Cimtra en la Península también dice lo siguiente:

No sabemos mucho de adentro de los congresos, cómo están las asistencias de los diputados, cuántas iniciativas presentan y cuántas son aprobadas, porque no se trata solo de presentarlas como si fueran tortillas calientes.

–Otra cosa que no conocemos son los canales deliberativos para la toma de decisiones. En muchos procesos de designación pública, por ejemplo, se convoca a la sociedad civil a proponer candidatos, como en el caso de los organismos constitucionales autónomos. Para empezar es limitada la participación ciudadana, a la que se convoca solo porque así lo establece la ley.

–Involucrar a la ciudadanía en los procesos legislativos es uno de los retos a vencer.

–En los procesos de designación pública sabemos que se integran ternas y se hace una elección entre los diputados, pero no se conocen los mecanismos ni los criterios que se usaron para designar a tal persona.

Hay que construir confianza

–Hace unos días leí en el Diario que otra vez se declaró desierto un proceso de designación porque nadie se inscribió. Me pareció preocupante que un diputado dijera que no hay interés en participar porque el cargo es honorario y no hay paga.

–Tenemos que empezar a construir la confianza y los congresos se deben abrir a la participación ciudadana y la rendición de cuentas para que se le facilite la participación al ciudadano. El ciudadano no se inscribe no tanto por la falta de pago sino porque desconfía de los procesos por la falta de claridad y transparencia.

En materia de transparencia, muchos congresos no cumplen siquiera lo que dispone la ley. Los que están debajo de 40 puntos no acatan la ley.

Más tierra fértil en la Península

–Creo que ahora, al menos en la Península, hay un buen clima para impulsar acciones de apertura parlamentaria, de participación ciudadana sustantiva, de promover la ética parlamentaria… Tenemos un poquito más de tierra fértil para hacer crecer esto. Son muchas áreas de oportunidad que se deben atender.

–Como ciudadanos tenemos que estar atentos a la integración de las próximas legislaturas. Creo que es uno de los elementos a tomar en cuenta como votantes, analizar qué piensa cada candidato sobre estos temas.

–En la pasada elección hubo una tendencia interesante en los candidatos a diputados federales. Como candidatos subieron sus declaraciones de (el formato de) tres de tres a la plataforma y cuando llegaron al cargo, una vez sentados en sus curules, tenían la opción de hacer públicas sus declaraciones y contestaron que no. ¡Qué contradicción!

Aniversario 18

La maestra Estrada Osorio, quien forma parte del equipo de revisión del trabajo nacional, añadió que esta evaluación a los congresos locales de todo el país significó un gran reto.

“El trabajo se inició gracias al entusiasmo de nuestro coordinador nacional Ricardo Jiménez (ya fallecido) y es satisfactorio ver que no dejamos lo que inició”, apuntó. “Fue el último trabajo que lideró, que se enmarca en los 18 años del colectivo”.

El reporte completo de Cimtra sobre la evaluación a los congresos locales se puede ver en cimtra.org.mx, página oficial del colectivo.

La impunidad ha vuelto a los ladrones en Progreso más atrevidos

''Zeta'', ya como tormenta, está por salir de Yucatán