in ,

Desigual recuperación económica en Yucatán rumbo a 2022

recuperación económica en Yucatán datos empleo 2021

La situación económica de las empresas en Yucatán comienza a resurgir, pero la mejoría aún es débil y no en todos los sectores, señala nuevo estudio del Observatorio Estratégico del Estado

La situación de las empresas locales no es la misma que la de hace unos meses. Señales de que la recuperación económica viene en camino asoman en el nuevo estudio del Observatorio Estratégico de Yucatán (OEY) y alimentan esperanzas de que lo peor de la crisis está a punto de quedar atrás.

Sin embargo, un análisis más detallado permite advertir que la recuperación además de incipiente es dispareja, que mientras las grandes empresas han retomado el camino del crecimiento, las pequeñas no consiguen levantar cabeza y sobre todo que a la economía yucateca le falta mucho todavía para regresar a donde estaba antes de que iniciara la pandemia del Covid-19.

Panorama económico en 2022

Esto es, todo apunta a que el próximo año la situación mejorará, lo que no se sabe es cuánto ni para cuántos. La mayoría de los indicadores dejan ver que hay una recuperación económica en Yucatán, pero no pareja ni al ritmo que se necesita. Es, señala el estudio, un reflejo fiel de la situación general del país.

“Sin duda la recuperación será en ‘K’, con algunos sectores y giros listos para reanudar su crecimiento, pero con otros que seguirán dependiendo de la evolución de la pandemia y de la situación del consumo en general”, apunta Amenoffis Acosta Ríos, integrante del comité técnico del OEY, al presentar el estudio “Situación de las Empresas en Yucatán. Noviembre de 2021”, resultado de la quinta encuesta sobre el tema que realiza el centro de análisis económico del sector privado yucateco.

Los nuevos datos confirman que el “rebote” tras la caída no solo no ha sido tan fuerte ni tan rápido como se esperaba y deseaba, sino que está dibujando el temido escenario con ganadores y perdedores.

Valiosa y oportuna encuesta

La encuesta del OEY, presume Amenoffis Acosta Ríos, tiene un altísimo grado de confiabilidad.

“Para tener validez metodológica y poder extrapolar conclusiones, tendencias y comportamientos, se requería al menos 400 respuestas y 100 más para alcanzar el 90% de confiabilidad. Ambas cifras fueron superadas: participaron 680 empresas de 16 cámaras y organismos empresariales”.

Relacionada: Pronóstico económico para México en 2022. Factores clave

Es un ejercicio de enorme valor, destaca. Es la única medición en tiempo real del pulso de la economía local, de cómo le está yendo en su lucha por salir de la crisis derivada de la pandemia.

“Los indicadores oficiales, en su mayoría generados por el Inegi, se publican con un desfase significativo en el tiempo, por lo que no sirven para saber qué está pasando en este momento, sólo nos dejan ver por el espejo retrovisor”.

Luz y sombra de la economía en Yucatán

Uno de los indicios más reveladores de cómo van las cosas tras la reapertura comercial y la campaña de vacunación, es el mercado de trabajo. Y una buena noticia es que cada vez son menos las empresas yucatecas que continúan recortando su plantilla laboral: el 19%, cuando en julio era el 34% y en febrero el 41%. Además, el 54% ha estado recontratando.

“No sólo podemos afirmar categóricamente que hay una recuperación económica en Yucatán, sino incluso podemos medirle el ritmo”, comenta Acosta Ríos.

Datos estratégicos de la recuperación económica en Yucatán

Asimismo, se ratifica, como apareció desde las primeras encuestas, que las empresas grandes son mucho más resilientes: el 89% ha mantenido intacto su personal e incluso lo está aumentando. De las micro y pequeñas, apenas el 20% ha podido recontratar gente.

Por giro, la agroindustria y los restaurantes encabezan a los negocios que están incrementando su plantilla laboral, que son mayoría a diferencia de las encuestas previas. Construcción, comercio al menudeo y servicios turísticos son los que tienen más problemas en este indicador.

Lo que no ha variado encuesta tras encuesta es en qué parte de la organización se realizan los recortes: en las empresas grandes en áreas administrativas, principalmente, y en las pymes en ventas. El estudio también revela que los empleos perdidos en el nivel de alta gerencia no se están recuperando, a diferencia de los puestos operativos, donde se está dando la mayoría de las recontrataciones.

En cuanto a las expectativas del mercado de trabajo, aunque la mayoría de los encuestados planea mantener sin cambios su plantilla laboral, hay un notorio incremento en las intenciones de contratación en el corto plazo, sobre todo de los negocios medianos, de los cuales casi la mitad (49%) planea ofertar puestos de trabajo en la recta final del año.

Las ventas

Pese a que las ventas es uno de los indicadores que más tarda en levantar cabeza, el 68% de las empresas declara que en este rubro ya están en los niveles previos a la pandemia o incluso están mejorando.

Un dato nada despreciable si se recuerda que en septiembre de 2020 casi ocho de cada 10 negocios lamentaron un desplome en sus ventas del 10 al 50%.

Ánimo empresarial en Yucatán. Buenas expectativas sobre la recuperación económica

Sin embargo, el análisis por sector y por tamaño obliga otra vez a moderar el entusiasmo. Solamente el 25% de las pymes —responsables de siete de cada 10 empleos— participa de la remontada.

“Todavía hay un buen número de empresas que afrontan dificultades para operar y ven el futuro con preocupación”, comenta Acosta Ríos.

Por sectores, el primario es el más estable en este sentido y el terciario el que avanza más rápido hacia la recuperación.

Los empresarios en Yucatán, "de buen ánimo"

Otro síntoma positivo es el estado de ánimo de los empresarios: el 56% cree que a partir de este mes le va a ir mejor y otro 40% dice que lo más malo que le puede pasar es seguir como está ahora. Sólo 4% es pesimista.

De nuevo las más entusiastas son las empresas grandes y las menos, las pequeñas, entre las cuales, sin embargo, hay destellos de esperanza: ya una de cada dos piensa que vienen mejores días, “lo cual es muy alentador porque estos negocios son los que están sufriendo más”.

Por sectores, el comportamiento es parejo. En los tres predominan las empresas que confían en que van a lograr crecer o mantenerse estables.

“Es interesante ver que las respuestas varían de acuerdo con tamaños de las empresas, por sector, por actividad…” Pero sí es importante ver la progresión a lo largo de las últimas dos o tres encuestas, porque así podemos medir el ritmo de cómo vamos y como quisiéramos ir.

La mayor novedad del estudio es su intención de comparar la situación actual de las empresas en empleo y ventas respecto a los tiempos previos a la pandemia.

En el primer tema, 43% respondió que tiene menos personal, pese a que en los últimos meses ha recontratado. Sólo uno de cuatro creó puestos de trabajo y la misma proporción permanece igual.

Por tamaño, el 39% de las grandes y el 29% de las medianas tiene más personal que en 2019. Como en los demás indicadores, las pequeñas han sido las más afectadas: el 53% se vio obligada a reducir su plantilla laboral y no ha podido recobrarla.

Las empresas que han podido superar la peor etapa de la crisis se enfrentan ahora a un mercado interno con un crecimiento marginal y claros indicios de una etapa inflacionaria”

Observatorio Estratégico de Yucatán

En lo que se refiere a las ventas, el estudio revela que una de cada dos empresas locales (el 49%) está vendiendo menos que en los tiempos prepandémicos. Apenas una de cuatro vende igual y un porcentaje similar está por arriba de lo que vendía en 2019.

“O sea, muchas de las que nos reportaron que habían incrementado sus ventas aclaran que pese a esa mejoría no regresan a los niveles de antes”.

¿La recuperación económica en Yucatán llegará pronto a los niveles pre pandemia?

“En el OEY buscamos saber si estamos creciendo y si esa recuperación económica en Yucatán nos alcanza ya para regresar al lugar en que estábamos. La respuesta es un categórico NO. Ojalá las ventas de las empresas grandes sean tan pujantes que en términos del PIB compensen a las de las más pequeñas. Pero, no se debe olvidar que las pymes son las que dan más empleo y generan mayor derrama económica. Hay que ayudarlas de alguna manera”, subraya el analista.

Otro dato alentador se encuentra en el indicador de inversión. El 71% lo ha hecho en los tres meses recientes y aunque es un porcentaje similar al de encuestas anteriores, lo relevante es que el 60% espera un retorno en sus ventas.

“Es decir, ya se está invirtiendo para crecer, a diferencia de meses pasados en que se hacía para subsistir, lo que nos hace pensar que esto es el impulso que necesita la economía estatal para expandirse”.

Te podría interesar: El ABC de la inflación: ¿Qué es y cómo afecta tus bolsillos?

Participaron en la presentación del estudio representantes de los organismos integrantes del Comité Técnico del OEY: Fernando Ponce Díaz, presidente de Coparmex y coordinador del órgano de gobierno del Observatorio; Iván Rodríguez Gasque, presidente de Canaco Servytur; Alejandro Gómory Martínez, vicepresidente de Canacintra Yucatán, y Eduardo Alvarado Mujica, presidente del CCE y de la Canieti Sureste.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

“Spiderman” cautiva a las generaciones

Acaba histórica pulpeada en Progreso: se rompe el precio récord