in ,

"Famosito": De pan, leyes y el sueño de ser campeón mundial

¿Y a qué hora duermes?

Fue lo primero que se me ocurre preguntarle a Alexis Pech. Su agenda obliga a esa interrogante: a las 6 de la mañana sale a correr, a las 8:30 llega a su trabajo en una panadería familiar, a las 2 comienzan sus clases en línea en la universidad, como estudiante de Derecho; a las 5 abre sus entrenamientos de boxeo, a las 8, de vuelta a los asuntos escolares.

Sólo viéndolo, pensamos quizá que la vida de Alexis Maximiliano Pech Che podría ser un verdadero tratado de cómo administrarse en el proceso y los sueños de ser alguien en la vida.

Le dicen “Famosito” porque es nieto de Juan de la Cruz Pech Turriza, apodado “Famoso”, un conocido tahonero del rumbo de San Sebastián a quien igual llamaron “Chapulín”, y este apodo es precisamente el que da nombre a la panadería en la que este joven que añora ser un buen boxeador, y algún día campeón mundial, se gana sus pesos para solventar parte de sus inicios en el deporte de las orejas de coliflor.

Entrenar todos los días, al menos salir a correr, es ya un estilo de vida para Alexis Pech Che
Entrenar todos los días, al menos salir a correr, es ya un estilo de vida para Alexis Pech Che

"No pararé en el intento"

“Cuando no hago eso, hasta raro me siento”, dice Alexis, con 20 años de edad. Gran trecho de esas dos décadas las ha dedicado al negocio familiar, siguiendo los pasos de su abuelo, de su padre, sus tíos. Los “Famosos” de la calle 79 de San Sebastián.

Tiene claro que la vida de un boxeador es sumamente complicada y llegar a la meta final será para unos cuantos privilegiados.

Así lo acepta durante una plática mientras revolvía la masa y aporreaba el brazo en la mesa para dar forma a las primeras barras de francés que irán al horno en “El Chapulín”, una panadería en la transitada calle 79, que va al Centro y siempre está atiborrada de autos.

“No sé si podré llegar, pero no pararé en el intento. Y para lograr ese objetivo, tengo que trabajar muy fuerte, o sea, seguir así como ahora o hacerlo con mayor fortaleza”, comenta el peleador de la categoría supermosca, que, al momento, lleva un palmarés de 8-2.

Entrenamiento de Alexis “Famosito” Pech amasando en la panadería familiar "El Chapulín"
Entrenamiento de Alexis “Famosito” Pech amasando en la panadería familiar "El Chapulín"

Y cuando habla de su intento no se refiere únicamente al boxeo. Tan complicado es crecer en el mundo juvenil sin desviarse a otros senderos; tan duro es realizarse sin apoyo familiar, o gubernamental, pero tan sincero en su mundo.

Mente ocupada, mente ganadora

Alexis Maximiliano Pech Che, “Famosito” para el boxeo, nos habla largo y tendido sobre su gran pasión para los Domingos Especiales de www.yucatan.com.mx: mantenerse ocupado en algo que le permita alcanzar sus sueños.

05 Febrero 2021 Deportes Alexis Pech Che el Famosito quien Ademas de Entrenar Trabaja con su Padre y Parientes en una Panederia Foto Carlos De La Cruz
Gimnasio Armor Box boxeador Alexis “Famosito” Gómez Febrero 5 de 2021- Foto Celis
05 Febrero 2021 Deportes Alexis Pech Che el Famosito quien Ademas de Entrenar Trabaja con su Padre y Parientes en una Panederia,El Famosito,Sergio Euan Pech y su Hermano Luis Pech Che Foto Carlos De La Cruz
05 Febrero 2021 Deportes Alexis Pech Che el Famosito quien Ademas de Entrenar Trabaja con su Padre y Parientes en una Panederia Foto Carlos De La Cruz

En una época en la que la vida tiene tantas distracciones, de forma especial para los jóvenes, llama poderosamente la atención tener a un muchacho que, movido por sus aspiraciones, deje de lado tantas situaciones para perderse, y prefiera estar concentrado en algo que le ha llevado a una forma de vida tan distinta.

Nacido del famoso barrio bravo de San Sebastián, donde han surgido peleadores como el “Chato” Castillo, que llegó a campeón del mundo, o los hermanos “Candelita” Várguez, de sobra conocidos en el medio boxístico, Alexis Pech tiene bien frescos en la memoria sus años de niño, cuando llegaron a la panadería y aprendieron a limpiar las latas tras ser usadas en los hornos.

Mi abuelo se enfermó y fuimos a la panadería a ayudar. Y nos comenzaron a dar nuestra gastada por estar trabajado allá. Tenía doce años cuando eso, y desde entonces, todos los días estamos aquí. Tenemos una responsabilidad y no podemos fallar”.

Orgulloso de sus raíces

En otra frase, al estar decorando las conchas para llevarlas a las brasas, dice todo lo que muchas veces uno espera oír o leer de alguien que hace algo, cualquier cosa: “Me siento muy orgulloso de estar aquí y hacer esto”.

Del álbum familiar, “Famosito” Pech le pega a la piñata de Winnie Puh durante un cumpleaños
Del álbum familiar, “Famosito” Pech le pega a la piñata de Winnie Puh durante un cumpleaños

Feliz, por un lado, y responsable, por el otro. Porque, acepta, “a lo mejor no dure en el boxeo, pero aquí siempre tendré trabajo. Y si no, para eso quiero terminar mi carrera de Derecho, para trabajar en la abogacía. Pero pensar en que no hay nada para hacer… eso no entra en mi forma de ver las cosas”.

Siendo un boxeador en forja, las bolsas económicas apenas dan para pagar lo necesario y a veces no alcanza. De allí deriva enfocarse con propiedad al trabajo en la panadería, de la que hablamos en esta primera entrega:

Con lo que saco aquí da para pagar algunas cosas más, la escuela, algún gasto que surja, a lo mejor no mucho, pero es un dinero ganado honradamente”

Ejemplo para la juventud

El boxeo nos llevó a esta entrevista, pero, sin ánimo de ser engorroso, todo lo contado y por la forma de desempeñarse, debería de ser ejemplo para otros jóvenes.

“A veces me da risa cuando hay personas que dicen que no hay trabajo, que no hay oportunidades. ¡Claro que las hay! Pero hay que salir a buscarlas y aprovecharlas”, comenta Alexis.

Lista la primera tanda del francés en las latas, llega al horno de leña ubicado en la parte trasera del negocio y los coloca a la distancia precisa de las llamas.

Su padre, José Luis Pech Farfán, panadero de vocación, observa al “Famosito” llevar la pala de madera hasta la zona adecuada para una cocción adecuada. “Hay que saberlo… o se quema todo”, cuenta.

Con su padre, Juan Luis Pech Turriza, “Famosito” Pech mete al horno de leña las primeras piezas de francés que irán a las vitrinas de “El Chapulín”
Con su padre, Juan Luis Pech Turriza, “Famosito” Pech mete al horno de leña las primeras piezas de francés que irán a las vitrinas de “El Chapulín”

“Unos veinte minutos… Mucho media hora, y está listo”, dice el “Famosito”, que mira en lo alto del muro un par de manoplas de boxeo. “Cuando hay chance, echamos un ratito de box aquí junto al horno”.

El mejor, también en las leyes

La rutina sigue. A las 2 de la tarde, la primera parte de la escuela, esta vez en línea por la pandemia, y a las 5, puntual, el trabajo fuerte del boxeador, que es el que originalmente nos llevó hasta el reducto de este barretero.

En clase, sin ser de 10, Alexis señala que “mantengo buenas calificaciones. Me gustaría ser un buen abogado y desempeñarme de forma correcta en esa profesión”.

Y lo otro: ¿por qué boxeador? ¿Herencia? ¿Gusto por los golpes?

“No tengo muchos antecedentes. El único, fue un tío (hermano de su abuelo), que llegó a ser peleador un tiempo”, señala.

Y, típico de muchos jóvenes de su edad, afirma que “sí me gusta la adrenalina de los golpes, pero la verdad, le confieso, nunca me he peleado en la calle”.

Del barrio bravo de San Sebastián

Fueron varios que nos hablaron del origen de “Famosito” y de los antecedentes. Sin ser el peleonero del barrio, muchos dicen: “Es de San Sebastián…” “A la vuelta vivían los ‘Candelitas’”, o expresiones así.

Alexis lo admite con orgullo: “Soy de San Sebastián. Y claro, quiero seguir los pasos de otros grandes peleadores, como los ‘Candelitas’, como el ‘Chato’. Espero ser así”.

En realidad, no fue mucho lo que tuvo antes de dedicarse de lleno al boxeo profesional. Como amateur vivió muy pocos momentos, unas cuantas peleas, “pero siempre le tuve cariño al deporte, jugaba fútbol, corría, era inquieto Y cuando dije: boxeo… Pues a darle con todo al boxeo”.

El debut y la disyuntiva

El 16 de febrero de 2019, hace casi dos años, debutó en el profesionalismo y lo hizo perdiendo (por puntos, ante Óscar Cob en Arena 35). Esa derrota significó mucho para él. Lo explica a su estilo:

“Mi madre me dijo: ‘Está bien. Una pelea y ya’, como para probar. Y cuando perdí, volvió a decirme: ‘Ya… perdiste, déjalo, olvídate del boxeo’. Pero, ¿cómo decirle que vas a dejar algo cuando ya es parte te tu vida?”

Luego llegaron las victorias. La primera fue ante Kevin Rojas, en el mismo escenario y por la vía rápida, para luego cobrar desquite ante Cob, siempre en Arena 35, meses después.

“Y así se fueron dando las cosas, comencé a ganar, y pues en el deporte se gana y se pierde. Pero, ¿quieres ganar siempre? Tienes que prepararte cada vez mejor, darlo todo”.

¿A pesar de tantas complicaciones?

“Pues de eso se trata, de ir superando adversidades, si caes, te levantas. Si fuera fácil todos lo harían”.

Alexis “Famosito” Pech, en un pesaje. Detrás, su promotor, Emmanuel Alcántara Heredia, y Jorge Esteban Abud, directivo del IDEY
Alexis “Famosito” Pech, en un pesaje. Detrás, su promotor, Emmanuel Alcántara Heredia, y Jorge Esteban Abud, directivo del IDEY

Apoyo total de Armor Box

Su apoderado, Emmanuel Alcántara Heredia, destaca el proceso que lleva este peleador que entrena desde sus inicios en Armor Box.

“Me siento contento por contar con boxeadores talentosos como Alexis. Es un ejemplo de lucha y perseverancia. En muchas ocasiones ha demostrado que todo se puede lograr con mucho trabajo y sacrificio".

"Es un muchacho muy disciplinado en el boxeo y sus estudios, está consciente en cumplir con sus metas y sé que lo va lograr”, comenta el presidente de la promotora, que igual tiene a otros prospectos en su cartera de peleadores, con la ilusión de tener pronto a un monarca mundial.

¿Es posible Alexis?

“Sí. Sí es posible. Hay cosas difíciles, claro. Una, que estoy en una división muy competitiva, la de supermosca. Hay muchos boxeadores de esa división. Pero yo quiero ser. Y si me esfuerzo, trabajando en equipo, con mi manejador, con mi apoderado, puedo lograrlo".

"Me gustaría corresponder a la confianza de mi apoderado que busca y apoya a varios peleadores para que pueda obtener un campeonato del mundo”, señala el peleador, quien es dirigido por Addiel Fontanilla, un entrenador cubano que vio en él talento para llegar lejos.

“¿Usted cree que no quiero eso? Todos los que boxeamos pensamos en llegar a lo más alto, en ser campeones”.

“Famosito” Pech con su entrenador, Addiel Fontanilla, originario de Camaguey, Cuba
“Famosito” Pech con su entrenador, Addiel Fontanilla, originario de Camaguey, Cuba

Pero si no, al menos, de sus manos van a salir los mejores panes para las vitrinas de “El Chapulín” o en los triciclos de los panaderos que andan en las calles sonando sus chicharras para ofrecer el producto.

El legado del abuelo

No descansa. Ni en sus actividades, ni en su forma de contar las cosas. Cuando habla del negocio del pan, dice. “Todo se lo debo a mi abuelo”.

Cuando refiere a sus estudios de Derecho, su ejemplo es su tío Josué Pech Farfán, y al hablar del boxeo, los héroes del barrio bravo de San Sebastián le dan la bandera para ponerla en lo alto.

Pero deja un mensaje: aunque fuera panadero, “pensaré en preparar el mejor francés que haya. Uno tiene que pensar en hacer siempre lo mejor. No solo lo que hacen todos, sino lo mejor”.

O, mínimo, que el trajín que tiene su cargada agenda, sirva de lección. Tantos jóvenes pensando qué hacer con su vida, con becas federales incluso, y tantos vicios o distracciones. Y él, activo pensando en sus metas.

Cuando me duermo, a las 10 u 11 cuando mucho, ya tengo listo que viene para mañana, ya sé lo que quero hace con mi vida”.

Bueno, ya sabemos que sí duerme.

Fotos de Carlos de la Cruz Montes de Oca, Ramón Celis Perera y cortesía de la familia Pech Che

La semana hace 50 años: Informe del gobernador Carlos Loret de Mola

Enrique Cárdenas Salinas, "El Kike", sobrino del ex líder del Cártel del Golfo Osiel Cárdenas Guillén, fue ejecutado en Matamoros, Tamaulipas (Foto de @El_Universal_Mx)

Comando armado ejecuta a "El Kike", sobrino de Osiel Cárdenas Guillén