in ,

¿Niña o niño? Revela el género de tu bebé con imaginación

La familia de Ashlee Simpson supo que su nuevo integrante sería un niño cuando cortó un pastel y descubrió en su interior chispas azules. Su hermana Jessica, también cantante, lo anunció a sus seguidores con una foto de sus otros dos hijos soltando un ramo de globos rosados.

Dulce María, exintegrante de RBD, usó una bengala que despidió humo rosado. Sherlyn, por su parte, reventó un globo negro que contenía pintura azul.

Y Anas y Asala Marwah, joven matrimonio de “influencers” de Dubai, invirtieron un mes y medio en organizar “la fiesta de revelación de género más grande del mundo” en la que los 828 metros del rascacielos Burj Khalifa, el más alto del planeta, se iluminaron de azul.

Fiesta de revelación Anas y Asala Marwah

No hace mucho tiempo, que una pareja esperara una niña o un niño era información que se descubría en el consultorio médico y se transmitía después a familiares y amigos cercanos con llamadas por teléfono.


Lee: Cuando miles se "subieron a la moto" de Menudo en el Sureste


Lo que antes se consideraba un asunto solo de la incumbencia de los padres y parientes más próximos es ahora motivo de festejos que a través de las redes sociales involucran a personas con vínculos más lejanos, o nulos, con la pareja que espera un hijo.

Las fiestas de revelación del sexo del bebé han ganado popularidad en Yucatán y, aunque hay quienes les critican el énfasis que ponen en los estereotipos de género (azul y balones para anunciar que se espera un niño; rosado y zapatillas, una niña) y la extravagancia de algunas de ellas, también tienen defensores que las consideran una oportunidad más de convivencia con los seres queridos.

Ideas de fiestas de revelación de género. Fotos: Internet.
Ideas de fiestas de revelación de género. Fotos: Internet.
Ideas de fiestas de revelación de género. Fotos: Internet.
Ideas de fiestas de revelación de género. Fotos: Internet.
Fiesta de revelación de género de Dulce María.
Fiesta de revelación de género de Ha-Ash.
Fiesta de revelación de género de Ha-Ash.
Fiesta de revelación de género de Ha-Ash.
Fiesta de revelación de género de Sherlyn.
Fiesta de revelación de género de Sherlyn.

Reacciones

“Un número importante de matrimonios las están haciendo para convivir con sus familias y capturar el momento en que se enteran del sexo de su bebé; ya no es solo que se los digan en el consultorio, sino que se documenten las reacciones”, señala Enrique Sauri López, experto en organización de eventos.

Ver “cómo los padres ponen cara de felicidad es muy revelador de su personalidad y cómo son como pareja”, añade.

Enrique indica que, “normalmente, las familias políticas se frecuentan poco: para la pedida de mano, la boda civil, la boda religiosa, el bautizo..; ahora se genera un nuevo momento de convivencia para ellas e, inclusive, se invita a amigos”.

Sauri López organizó un par de esas fiestas cuando apenas comenzaban a efectuarse en Mérida. “Creo que llegaron para quedarse y volverse toda una producción”, dice.

Con él coincide Cristina Macías Arreola, propietaria de Home Celebrations, que se especializa en la organización de eventos sorpresa. Hace unos cinco años, recuerda, las fiestas eran muy sencillas, con globos o una cajita de la que salía confeti como reveladores del género.

Desde entonces el anuncio de si será niña o niño “se ha vuelto ‘El Evento’: les gusta mucho involucrar a las familias de mamá y papá, que ese día haya un fotógrafo que capte el momento o se tome vídeo para que quede el recuerdo”.

Atención a todos los aspectos

En general, añade Cristina, ahora en todos los festejos, aun si son pequeños, “la gente se preocupa cada vez más por su decoración, que esté bonito, que haya un lugar para fotos, que las personas estén coordinadas en los colores...”.

Lo atribuye al papel que las redes sociales juegan en la vida de la sociedad actual y que están llevando a la gente a que “se esfuerce en que (su acontecimiento) quede más lindo, sea más vistoso”.

Sauri López explica que la preparación de la fiesta de revelación del género comienza en el consultorio médico, cuando los papás le piden al especialista que los resultados de la ecografía que indican el sexo del bebé no se les informen y, en su lugar, se mantengan en un sobre cerrado. Éste se entrega al organizador de la fiesta, que echa mano de la creatividad para hacer el anuncio.

Los más discretos pueden encender bengalas que expiden humo azul o rosa, cortar un pastel con rellenos o del que caigan lunetas de esas tonalidades, o liberar globos.

Ideas de fiestas de revelación de género. Fotos: Internet.

Pero también es posible realizar dinámicas con los asistentes antes del anuncio: pedirles que vayan vestidos del color asociado a la niña y el niño, según crean que será el sexo del bebé, y dividirlos en equipos para hacer juegos.

“Se pueden personalizar según las aficiones de los papás, con lo que quedan más espectaculares o emocionantes”, dice Enrique.

Las fiestas de revelación, una actividad familiar

Ideas de fiestas de revelación de género. Fotos: Internet.

La pandemia no ha impedido que se realicen estas fiestas, que para garantizar la sana distancia se han trasladado a plataformas como Zoom.

“Para los matrimonios jóvenes es un nuevo momento de gozo compartir con la gente que quieren el sexo del bebé que esperan con ansias”, continúa el experto, para el que esta celebración “toma fuerza como actividad de pareja y familia”.

“Las primeras (fiestas) se hacían con globos y ahora, con bengalas de colores. Hay muchas parejas que están buscando nuevas formas de comunicar y ser especiales y únicas”.

El interés en las fiestas, al alza

Esa búsqueda hace pensar a Cristina Macías que irá en ascenso el interés por celebrar los anuncios, que en sus redes ve que se comparten con una frecuencia de tres a la semana. “Van a seguir creciendo tanto en cantidad de gente que participa como en producción”, augura.

A quienes planean festejar ese momento, Enrique Sauri les aconseja “que sean auténticos” y asociar “las aficiones del papá o la mamá con este tema”.

Hay opciones también para quienes desean apartarse de los estereotipos, como utilizar tonos neutros en la decoración y, en lugar de anunciar el sexo del bebé con un color, hacerlo con las palabras “niña” y “niño”.

Cristina considera que los propios organizadores del evento podrían proponer formas de comunicar la sorpresa sin los colores ni objetos típicos, “dar propuestas innovadoras para que los papás se abran también a esas ideas”.

Reglas de etiqueta… no hay

A diferencia de las despedidas de soltera, las fiestas de maternidad y las bodas, la revelación del sexo del bebé no tiene unas reglas de celebración definidas, lo que para los organizadores significa un amplio margen de acción y para los invitados, un tanto de incertidumbre.

El sitio Gender Reveal (www.genderreveal.com), especializado en ese tipo de eventos, ofrece algunas ideas de etiqueta para papás, familiares y demás personas con las que se compartirá la noticia:

¿Quiénes son los anfitriones?

Fiesta de revelación de género de Dulce María.

Por lo general son los papás, pero parientes o amigos cercanos suelen asumir parte de la responsabilidad de la recepción o juegan un papel en el anuncio.

¿Se debe llevar regalo?

Gender Reveal considera que no, porque el momento indicado para hacerlo es la fiesta de maternidad.

¿Y si de todos modos se quiere llevar un obsequio?

Entonces se podría elegir un artículo de género neutro, como sábanas o monos amarillos, verdes o blancos; un peluche o un libro infantil.

¿A quién se debería invitar?

A cualquiera que los padres deseen. A diferencia de la fiesta de maternidad, en que la mamá suele ser la anfitriona de amigas y familiares, la celebración de revelación de sexo es una oportunidad para que ambos padres tengan protagonismo en la convivencia a partes iguales.

¿En qué momento se sugiere hacerla?

Gracias a los avances médicos es posible hacer pruebas para conocer el género de un bebé antes de los tres meses de gestación, pero muchos papás prefieren esperar a que se complete ese período o los resultados de la ecografía de las 20 semanas. Gender Reveal aconseja hacer la fiesta antes de la semana 24 para evitar competir con la fiesta de maternidad.

El punto de vista de la pionera en la tendencia

A la columnista Jenna Karvunidis se le acredita como iniciadora de la tendencia de las fiestas de revelación del sexo del bebé, ahí por el ahora lejano año de 2008.

Según ha explicado a diferentes medios, su idea era informar al mismo tiempo a todos los integrantes de su familia el género de su primer hijo y hacerlo con ayuda de dos de las cosas que más le gustan: una fiesta y un pastel (con relleno rosa para indicar que sería niña).

Once años después, a Jenna no le entusiasma el alcance de la tendencia que comenzó a crecer poco después de que compartiera las fotos de su celebración en el blog “High Gloss and Sauce” que escribía para una revista de Chicago. “Ya se volvió un poco como una pesadilla”, le declaró el año pasado a National Public Radio (NPR) de Estados Unidos.

Admite que sus puntos de vista sobre sexo y género han cambiado desde entonces, y que la ponen a pensar el tamaño y la ostentación de los festejos actuales, algunos de los cuales han terminado en malas experiencias por su intención de sobresalir.

Malas experiencias en la fiesta de revelación

Ése es el caso de una celebración en septiembre pasado en San Bernardino, California, en la que un aparato de pirotecnia encendió la chispa de un incendio que se extendió por más de cuatro mil hectáreas.

Algo similar sucedió en abril de 2017 en una zona boscosa del sur de Arizona, donde el siniestro, que fue desencadenado por la quema de un explosivo, obligó a la evacuación de 200 familias.

Asimismo, una fiesta en octubre de 2019 en Iowa terminó con la muerte de la futura abuela por el impacto de un pedazo de metal que salió despedido al estallar un explosivo colocado en un dispositivo sellado.

Es por eso que Jenna dice que este tipo de festejos “ha sido dañino para algunas personas” y “no necesitamos obtener alegría causando dolor a otros”.

Ella está a favor de “una nueva forma de tener estas fiestas”, que es tan simple como disfrutar un postre. “Celebren al bebé. Tan solo coman pastel”.

Otros artículos similares

Bando Solemne para anunciar al futuro presidente, tradición que se heredó de la Colonia

Santa Teresa de Jesús, una mujer que hizo historia en la Iglesia

La Ley de Murphy es matemáticas, no infortunio

Así ha sido el regreso a clases en Yucatán en 95 años

Los panteones de Culiacán se llenan de ''nuevos'' muertos por la violencia

"Tunden" a la esposa de AMLO por criticar Twitter