in ,

La línea que separa a los ídolos de los grandes

Pablito Jiménez aguantó el castigo inicial y terminó venciendo al ídolo yucateco Vicente Pool en la Plaza Mérida
Pablito Jiménez aguantó el castigo inicial y terminó venciendo al ídolo yucateco Vicente Pool en la Plaza Mérida

“Una noche fui a la Plaza Mérida y, parado allá donde salen los toreros a la arena, pude ver la plaza a reventar. Y dije: ‘Algún día yo voy a llenar la Plaza Mérida también’. Era impresionante, lo más grande que había visto”

Guty Espadas Cruz
Campeón mundial de peso mosca de 1976 a 1978

Cartelera que anunciaba la pelea entre dos grandes exponentes de peso mosca yucatecos: Miguel Canto “Kid Yucatán II” y Vicente Pool, el 27 de febrero de 1970 en la Plaza Mérida. Canto ganó el combate por el campeonato estatal
Cartelera que anunciaba la pelea entre dos grandes exponentes de peso mosca yucatecos: Miguel Canto “Kid Yucatán II” y Vicente Pool, el 27 de febrero de 1970 en la Plaza Mérida. Canto ganó el combate por el campeonato estatal

Debajo del cuadrilátero, los representantes de los boxeadores más importantes del momento se están dando hasta con la cubeta.

Confiando en que sus pupilos estén al cien, porque los consideran los mejores entre todos, tratan de ponerlos en lo más alto de las preferencias de los aficionados.

Del lado del “Canelo” Álvarez, Eddie Reynoso es un gran entrenador y Saúl, ni se diga, el boxeador más llamativo de los últimos años, en una época de espacios vacíos en la otrora línea de ídolos. Es, sin duda, parte del negocio del boxeo.

Época de oro

Ahh… Aquellas noches que nos contaban nuestros abuelos con “Ratón” Macías llenando las arenas o el “Púas” Olivares reventando de seguidores el gimnasio donde entrenaba… Sólo para verle de cerca.

En Yucatán, padecemos eso. No hay peleadores con madera de ídolos, que llenen las arenas con la sola mención de su nombre, y precisamente a ello dedicaremos este espacio en los “Domingos Especiales en yucatan.com.mx”.

Desde lejos, cuando viran a ver al pugilismo de Yucatán todo apunta a los campeones mundiales que surgieron entre los años 70 y 80.

Al “Maestro” Miguel Canto se le reconoce como el más grande deportista yucateco de todos los tiempos (¿alguien lo pone en tela de duda?), y vivimos de los grandes recuerdos de Guty Espadas papá, Juan Herrera, Freddie Castillo y Lupe Madera.

Pero, no, no fueron los únicos héroes, ni ídolos.

Hace unos días se cumplieron veinte años del fallecimiento del que tal vez sea, por su imán y pasta de ídolo, el más admirado de todos los yucatecos que han subido a los cuadriláteros: Vicente Pool.

Vicente Pool, en el recorte de una portada de Ring Side, revista famosa de boxeo que circulaba en todo el país
Vicente Pool, en el recorte de una portada de Ring Side, revista famosa de boxeo que circulaba en todo el país

¿Ustedes lo recuerdan?

“Bicho” Pool, “Polito” “Chivandera”, “Zurdo de Oro”, “Puños de Oro”… De muchas formas llamaron a Vicente Pool, púgil nacido en Chicxulub Pueblo el 24 de octubre de 1952 y falleció el 13 de enero de 2001.

Les comentaré una expresión que me dijo hace unos días Guty sobre Pool: “Una noche fui a la Plaza Mérida y, parado allá donde salen los toreros a la arena, pude ver la plaza a reventar. Y dije: ‘Algún día yo voy a llenar la Plaza Mérida también’. Era impresionante, lo más grande que había visto”.

El doctor Fernando Núñez Zapata, un activo atleta de triatlón que anduvo en sus años mozos viendo deportes de todo tipo, lo recuerda así: “No creo que hubiera uno que jalara tanta gente como él, como los de esa época”.

El galeno expresa que “Bicho” Pool “era un ídolo, pero también era un buen boxeador. Pero no lo cuidaron”.

Doctor Fernando Núñez Zapata
Doctor Fernando Núñez Zapata

Así las cosas, mientras hoy pelean fuera del ring para gritarle al mundo que Saúl Álvarez es el mejor peleador mexicano de la historia (encima de Salvador Sánchez y Julio César Chávez, por ejemplo), y que Óscar Valdez es superior a Miguel Berchelt, ninguno de ellos llena las arenas si no fuera por el aparato mercadológico y publicitario que se tiene.

Y los mánagers están tomando partido, pues Reynoso, que dirige la carrera de “Canelo” y Valdez, ya está por agarrarse a los golpes con Alfredo Caballero, mentor del “Alacrán” Berchelt.

Volviendo al caso de Pool, llamado en su acta de nacimiento Lino Andrés Pool Tzab, fue en Yucatán lo que, en su momento hizo, por ejemplo, el “Ratón”.

Comenta Luis Mauricio Perera Villanueva, otro aficionado a todos los deportes y coleccionistas: “El más grande ídolo del boxeo yucateco y peninsular”.

¿Incluso sobre Canto?

Sí. Miguel Canto fue el mejor peleador. El magistral rey de los pesos moscas hizo 14 defensas exitosas desde que el 8 de enero de 1975 se la quitó a Shogi Oguma en la famosa batalla de Sendai. Canto reinaba y Pool seguía llenando las arenas cada noche que peleaba. En otras épocas lo hacían héroes como Hernán Palomo.

Vicente Pool pudo llegar incluso antes que el gran Miguel al trono mundial de los moscas.

“Camiones repletos llegaban a la plaza. Y la gente le gritaba. Era un ídolo”, contó alguna vez en Tixkokob el maestro Luis Concha Méndez. “Y tenía una zurda privilegiada”.

Pool atrajo masas, igual que el “Ratón” y el “Púas”, pero Canto se aplicó mejor y por eso terminó reinando entre los moscas. Pero hay una línea que separa a los grandes peleadores de los que son ídolos del pueblo.

Las malas compañías

Cuentan los que vieron de cerca a Vicente Pool, como peleador y persona, que la diferencia entre él y Miguel Canto la mostró el “Maestro” por su disciplina y entrega, contrario al “Zurdo”, que celebraba antes de ganar.

“Una cosa que le perjudicó fue la que acaba con muchos boxeadores: disciplina. Tú sabes… Las amistades si no las sabes administrar y controlar en tu profesión, terminan siendo malas amistades”, señala Guty Espadas Cruz, quien fue monarca de peso mosca de la AMB.

Guty Espadas Cruz, en foto reciente, fue admirador de Miguel Canto y su fino boxeo, pero también de Pool por su madera de ídolo
Guty Espadas Cruz, en foto reciente, fue admirador de Miguel Canto y su fino boxeo, pero también de Pool por su madera de ídolo

Y fue eso lo que frenó el ascenso de Pool.

“Tenía una zurda privilegiada, pero Canto tenía un movimiento de cintura y una condición física implacable”, afirma Guty Espadas, quien admiraba a Canto por su forma fina de pelear, pero también era admirador de Pool por el simple hecho de ser un boxeador que llenaba las arenas.

Sus primeros pasos los dirigió otra leyenda del boxeo yucateco, Alberto Eljure, el famoso “Beto”. Canto primero fue peleador de Antonio “Zorrito” Franco.

Poco después ambos fueron pupilos de Jesús “Cholain” Rivero, quien, con Canto, saltó a la gloria dirigiéndole en toda su carrera. Hay quienes dicen que a Pool intentaron moldearlo al estilo de Canto y no se adaptó. Leyenda urbana.

Se enfrentaron tres veces

Canto y Pool se enfrentaron tres veces y las tres las ganó el que a la postre fuera el “Mejor Peso Mosca” del Siglo XX.

La primera en 1969 en Chetumal y las dos siguientes en Mérida, todas terminando por puntos, con la tercera, a 12 vueltas, ganada por Miguel (27 de mayo de 1970) ante un lleno impresionante en la Plaza Mérida, con todo y que la velada fue miércoles.

El amor al boxeo era distinto, cuando los campeonatos estatales tenían un valor especial, y te servían para escalar posiciones”, dice Guty.

Miguel Canto y su manejador “Zorrito” Franco, el réferi Monky Muñoz, Vicente Pool y el entrenador de este, “Beto” Eljure, antes de la pelea por el campeonato estatal mosca en 1970 en la Plaza Mérida
Miguel Canto y su manejador “Zorrito” Franco, el réferi Monky Muñoz, Vicente Pool y el entrenador de este, “Beto” Eljure, antes de la pelea por el campeonato estatal mosca en 1970 en la Plaza Mérida

Pero Pool no pudo ganar ese campeonato. En sus mejores años, el “Puños de Oro” se batió con los principales exponentes, pero el imán de taquilla no se reflejaba muchas veces sobre el cuadrilátero. No despuntaba.

"A veces no es solo boxear"

“Era un boxeador muy bueno, distinto, pero a veces no es solo boxear, sino cuidarse, y eso no es fácil”, cuenta Juan Herrera Marrufo, quien fue campeón de peso mosca de la AMB.

“Por eso, ahora que dicen que este es mejor que otro, que los de nuestros tiempos o de tiempos pasados, solo basta ver los recursos que se tienen en la actualidad y los que teníamos nosotros”, añade.

Pool lo mismo podía brindar un gran combate que perder noqueado. Guty recuerda una noche en que Vicente peleó contra el panameño Orlando Amores en una Plaza Mérida a reventar.

“Cuando lo anunciaron parecía que se cimbraba la Mérida. Yo estaba en una casa cerca de allí y se escuchaba todo. Hasta dijimos: lo noqueará Vicente, si es que no Amores quedó noqueado con solo escuchar la presentación”. Pero, rápido e increíble, Amores despachó al yucateco con violento nocaut. Dos asaltos y listo.

Guty y Juan reiteran que “lo más duro para un peleador es poder zafarse de las malas compañías. A Vicente eso le ocurrió”.

Espadas, incluso, narra que en una ocasión, al visitarlo en su casa en Chicxulub, aunque decía que había dejado la bebida, pudo ver envases de cerveza y botellas de alcohol.

“Es que eso de la bebida es un infierno cuando no lo controlas”, afirma.

Una de cal por otra de arena. Y así se fue apagando el último gran ídolo del boxeo yucateco.

Así lo vieron los medios

Vicente Pool, en foto de 1999, en sus últimas apariciones en público. Cuando falleció en 2001 tenía 48 años de edad
Vicente Pool, en foto de 1999, en sus últimas apariciones en público. Cuando falleció en 2001 tenía 48 años de edad

“Fue la viva imagen del ídolo boxístico mexicano querido por todos, pese a que nunca trascendió a grandes alturas, Sin embargo, ya tiene un lugar en la historia de este deporte”, publicó el periódico “El Universal” en ocasión de su deceso, cuando Vicente Pool apenas tenía 48 años de edad.

El periódico “El Siglo de Torreón” publicó un reportaje sobre Armando Villagrana, destacado púgil lagunero, que peleó dos veces con Pool. Tomamos de su sitio web este extracto:

“El momento cumbre de la carrera del “Vaporcito del Nazas’’ (Villagrana) fue cuando detuvo la marcha victoriosa de un brillante novato que respondía al nombre de Vicente Pool, quien estaba llamado a ser el primer gran ídolo del boxeo yucateco, antes de que surgieran Miguel Canto y “Guty’’ Espadas en la división mosca, Freddie Castillo y Lupe Madera en peso minimosca".

"Armando Villagrana se impuso a Vicente Pool por nocaut técnico en un par de episodios en Mérida, Yucatán, y lo volvió a vencer en la pelea de revancha que se llevó a cabo en la Ciudad de México, transmitida por televisión a nivel nacional".

"Cabe hacer mención que después de ese par de derrotas, Vicente Pool cayó en picada en su carrera boxística y no llegó a alcanzar las alturas que la muy conocedora afición yucateca le había pronosticado”.

Trayectoria con claroscuros

Vicente Pool se inició como peleador aficionado en 1968 y su primer combate profesional, según los registros internacionales, lo hizo el 3 de julio de 1969 ante “Cotorrita” Rodríguez venciéndolo en cuatro asaltos.

Tras enfrentarse a los mejores de la época, como “Chamaco” Cetina, “Famosito” Gómez, Carlos Urrunaga, José Medina (perdió ante él por el cetro estatal mosca), “Costeño” Morales, “Gallego” Gómez, Pablito Jiménez, Ernito Salavarría, Ignacio Espino, Orlando Amores, José Luis Soto y “Cubano” Hernández, se retiró a los 26 años con un récord profesional de 38 triunfos, 25 por la vía rápida, y 18 derrotas.

Dejó una estela de llenos y llenos en la Plaza Mérida, donde todo comenzó para él, y en el Parque Carta Clara. Antonio Becerra lo noqueó el 3 de febrero de 1978 en Mazatlán en la última pelea de una trayectoria que pintaba para ser de los grandes, y fue firmada con un triste epitafio.

Del principio de este tema nos desviamos, pero no queda duda que a los ídolos los arropa la afición. Y si son mejores unos sobre otros, en el cuadrilátero es donde se muestran los alcances.

Pool atrajo masas, igual que el “Ratón” y el “Púas”, pero Canto se aplicó mejor y por eso terminó con un magisterio entre los pesos moscas.

“Canelo” es el mejor mexicano del momento, pero hay una línea que separa a los grandes peleadores de los que son ídolos del pueblo.

En lo personal, a Pool no lo vi pelear. Pero vi a otro ejemplo parecido: Roger Arévalo, que fue, como Vicente, otro ídolo caído en desgracia. Podríamos escribir libros sobre estas tragedias del deporte yucateco.

Así la vida.

Funerales de Lino Andrés Pool Tzab, Vicente Pool para el pugilismo, en Chicxulub Puerto, en 2001. Aparecen entre otros púgiles Silverio “Chamaco” Ortiz I, Luciano Sosa y Joe Baquedano
Funerales de Lino Andrés Pool Tzab, Vicente Pool para el pugilismo, en Chicxulub Puerto, en 2001. Aparecen entre otros púgiles Silverio “Chamaco” Ortiz I, Luciano Sosa y Joe Baquedano

Fotos Archivo Diario de Yucatán y cortesía

Se registra un sismo de magnitud 5.5 en las Islas Shetland del Sur

Irving "Chucky" Lozano, del Napoli, anotó gol a solo 9 segundos del partido ante Hellas Verona (Foto de @MexDeSeleccion)

Histórico gol del ''Chucky'' Lozano con Napoli: a los 9 segundos (vídeo)