in ,

La temporada de ciclones se extendería al Año Nuevo

Octubre, noviembre y parte de diciembre no son solo el preludio del invierno de un año.

Los últimos tres meses de 2020 se convertirían en el epílogo de un infortunado, adverso final del calendario.

Aunque la temporada de ciclones tropicales de este período termina oficialmente el lunes 30 de noviembre próximo, de acuerdo con las predicciones de dos expertos climáticos se prolongaría más allá, por la generación de más fenómenos, incluso a enero, en el amanecer de 2021.

A mes y medio de que concluya formalmente el ciclo en el que se desarrollan meteoros en la cuenca del océano Atlántico, los meteorólogos Sareti Cardós Pacheco y Juan Antonio Palma Solís, especialistas del Centro Hidrometeorológico Regional "Mérida" de la Conagua Yucatán y coordinador de Meteored México, respectivamente, ofrecen sus pronósticos para la conclusión del actual ciclo de huracanes, que comenzó el lunes 1 de junio pasado.

Los vaticinios no son alentadores y sí corroboran que 2020 es una etapa extremadamente activa, con el desarrollo, hasta ayer jueves 15 de octubre, de 25 ciclones tropicales, a sólo dos más de igualar los 27 que se registran en 2005, considerada la fase de tormentas más intensa de la historia contemporánea.

Además, Sareti y Juan Antonio, al hacer un repaso a la actividad ciclónica de junio a la primera quincena de octubre, destacan que fue lo bueno, lo malo y lo feo de la dinámica temporada ciclónica en la península de Yucatán, que en esta ocasión se acompaña de eventos anecdóticos y una mortal, al parecer inacabable pandemia.

Los meteorólogos Sareti Cardós Pacheco y Juan Antonio Palma Solís, especialistas de la Conagua Yucatán y de Meteored México, respectivamente.- Foto cortesía

Primeros reportes

Cada vez con mayor interés y conscientes del peligro que representan, entre junio y noviembre los habitantes de la Península son testigos del poder de la naturaleza que se refleja, con fuertes lluvias y potentes vientos que ocasionan diversos daños durante la temporada de huracanes.

En el documento "Los ciclones tropicales más mortales entre 1492-1996" del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, aunque no se precisa cuál es el fenómeno de finales del siglo XV debido a la falta de escritos, hay evidencias de que el primer huracán que se observa y reporta en el hemisferio oeste impactó La Española, hoy República Dominicana y Haití, el 16 de junio de 1494.

También le puede interesar: Cuna de huracanes

El más cercano a la península yucateca del que se tiene conocimiento data de octubre de 1524.

Según los registros impacta en la isla de Cuba sin causar daños. La primera imagen de un huracán captada por un satélite se reconoce el 10 de septiembre de 1961, se le nombra "Esther", un ciclón tropical categoría 4 en la escala Saffir-Simpson.

Definición y clasificación

Según el Diccionario de la Real Academia Española, huracán es un: “Viento muy impetuoso y temible que, a modo de torbellino, gira en grandes círculos, cuyo diámetro crece a medida que avanza apartándose de las zonas de calma tropicales, donde suele tener origen”.

Más allá de términos lingüísticos, meteorológicamente, los ciclones tropicales que se forman en los océanos Atlántico y Pacífico oriental reciben el nombre de huracán, y son sistemas de tormentas en las que intervienen factores como la baja presión, el viento y la lluvia.

Se les denomina tropicales porque se desarrollan en las regiones intertropicales de la tierra, entre los trópicos de Cáncer y Capricornio, pero también porque su conformación proviene de masas de aire tropical de origen marino.

De acuerdo con la velocidad que alcanzan, los ciclones tropicales pueden ser de tres tipos: Depresión tropical (con vientos máximos de 62 kilómetro por hora), Tormenta tropical (vientos de 63 a 117 kilómetros por horas) y Huracán (de 120 kilómetros por hora en adelante).

Así nace un huracán Atlántico

Otoño ciclónico

Los expertos catalogan octubre como el tercer mes más activo de la temporada de ciclones tropicales, sólo después de septiembre y agosto cuando hay intensa actividad de sistemas tropicales en la cuenca del Atlántico.

¿La razón? Por una conjunción de circunstancias. Las aguas del Atlántico y del Golfo de México se enfrían, las masas polares y las borrascas de latitudes medias invaden zonas tropicales de forma ocasional, y con la llegada de los frentes fríos, las ondas africanas del este disminuyen.

Con esas condiciones, se presentan elementos favorables para el desarrollo ciclónico en el Caribe que tiene aguas cálidas.

Además, la intervención del evento La Niña (fenómeno climático que ocurre cuando las aguas superficiales de los océanos Pacífico se enfrían) que disminuye la cizalladura o cortante del viento y beneficia la organización de las tormentas tropicales y el desarrollo de un sistema de bajas presiones sobre Centroamérica que genera muchas lluvias y se mueven al norte y al este, en dirección a la Península, Cuba y Florida.

Cerca de la marca

Hasta ayer jueves 15 se contabilizan 25 ciclones tropicales con nombre en la cuenca del Atlántico y quedan tres para llegar al récord de 27 sistemas, que se establece en la temporada de huracanes 2005, en la que por primera vez se utilizan letras griegas, con los sistemas de "Alpha" a "Zeta".

Vea también: Peligro latente: huracanes acosan la Península

Con datos de la Conagua, de los 25 fenómenos, 16 son tormentas tropicales, cinco huracanes fuertes (de categorías 1 o 2) y cuatro son huracanes intensos (categorías 3, 4 o 5). Adicionalmente se integra a la lista una depresión tropical, la número 10.

En el décimo mes de 2020, la tormenta tropical "Gamma" ingresa a la Península el sábado 3, muy cerca de Tulum, y cuatro días más tarde, el miércoles 7, el huracán "Delta" impacta en la costa este de Quintana Roo, entre Playa del Carmen y Puerto Morelos.

La enérgica temporada de ciclones tropicales comienza, por sexto año consecutivo con sistemas anticipados a la fecha de inicio oficial, con la formación de las tormentas tropicales "Arthur" y "Bertha", el 16 y 27 de mayo, respectivamente.

Ya dentro del anuario estipulado, continúa en junio, cuando "Cristóbal" se forma el martes 2 de junio y se convierte en el primer ciclón en causar históricas inundaciones en más de 20 municipios de Yucatán.

Inundaciones nunca vistas en comunidades de Yucatán deja el paso de la tormenta tropical "Cristóbal" en su trayectoria por la Península, en junio pasado.- Foto de Adrián Uitzil

Balance de la temporada

A mes y medio de que finalice la temporada de ciclones tropicales 2020, los meteorólogos Sareti Cardos y Juan Antonio Palma hacen un recuento y coinciden en calificar el período como excesivo, dinámico e intenso.

"De acuerdo a las estadísticas, la temporada de ciclones tropicales 2020 se considera extremadamente activa, en la que se impusieron nuevos récords en la climatología de los sistemas", informa Sareti.

"Además, es la segunda vez que se emplea el alfabeto griego para nombrar a los fenómenos meteorológicos. La primera se usa en 2005, cuando se anotan los mayores números de ciclones tropicales nombrados (27) y de huracanes mayores (siete), y de éstos cinco alcanzaron la categoría 5 en la escala Saffir-Simpson".

"En comparación con la actual etapa, a pesar de ser muy activa por la cantidad de ciclones tropicales nombrados (25), sólo tres se catalogan huracanes mayores, todos de categoría 4".

"Lo notable de la temporada es que con condiciones neutras del fenómeno El Niño y la aparición de La Niña en pleno pico de la temporada hizo que se desarrolle un gran número de ciclones tropicales antes de llegar a octubre", opina la experta de la Conagua Yucatán.

Fase histórica

El creador del sitio Meteorología Yucatán, concuerda en que la temporada 2020 es histórica, sobre todo por la formación de ciclones tropicales, casi a la par con la de hace 15 años en la que se registran 27 sistemas.

"Quizás lo más relevante de 2020 es la cantidad de ciclones que se forman y es importante recalcar que a pesar de ello no hay hasta el momento muchos huracanes intensos".

"El de más fortaleza, antes de "Delta" que alcanza la categoría 4, es "Nana", de rango 1, pero no fueron tan catastróficos en el sentido de su poder, sólo afectaciones 'normales' o las previstas, como inundaciones, lluvia y vientos no intensos", añade Juan Antonio.

"Un detalle a favor en esta temporada activa es que no hay ciclones tropicales intensos que afectaran severamente a la Península, más que inundaciones, pero no daños comparados a los de 'Gilberto' o 'Isidoro' a la población de Yucatán, a diferencia de Luisiana, Estados Unidos, que recibió el impacto de varios huracanes", juzga el responsable de Meteored México.

Lo bueno

Para Sareti, lo bueno de la temporada es que a pesar de ser demasiado activa, con 25 ciclones tropicales solamente nueve se desarrollan como huracanes, de los cuales cuatro llegan a una categoría mayor, es decir 3 o más en la escala Saffir-Simpson.

"Otra cosa buena del período 2020 es que nos dimos cuenta que al tener los ingredientes ideales en la atmósfera se puede a llegar un número extraordinario de ciclones tropicales en una temporada", agrega.

Juan Antonio insiste en que pese a la actividad ciclónica no hay al momento sistemas destructivos y de lo benévolo rescata que se recupera la difícil situación de la sequía que padecía en abril el campo peninsular, pero "a un costo muy alto".

"En abril había niveles de sequía bastantes elevados y la naturaleza es sabia, busca el equilibrio pero a un precio un poco alto, porque cuando decide regresar las lluvias lo hace con todo, con la intensidad y cantidad de las que no caían por meses, lo que evidentemente causa daños, principalmente las inundaciones que dejan 'Cristóbal' y recientemente 'Gamma' y 'Delta', señala.

Lo malo

"Lo nocivo es que al ser una temporada súper activa, la Península se ve más vulnerable, principalmente en septiembre y octubre", aprecia la ingeniera física egresada de la facultad del ramo de la Uady.

"Y en esta ocasión, en el décimo mes del año se forman dos ciclones tropicales en el mar Caribe, 'Gamma' y 'Delta' que incluyeron en su trayectoria a la región y causaron múltiples inundaciones, particularmente en Yucatán, y con menor magnitud en Quintana Roo y Campeche", recalca.

Para Palma Solís, le parece obvio. Lo malo son las inundaciones que dejaron las dos tormentas tropicales y el huracán, ya venido a menos.

"A pesar de que Yucatán no es una zona inundable, la cantidad de lluvia extrema que cae con 'Cristóbal' y con los ciclones 'Gamma' y 'Delta' causan daños nunca vistos", dice Juan Antonio.

"Otro aspecto negativo es que las extraordinarias lluvias revelaron las deficiencias de los sistemas pluviales, específicamente de Mérida, y no hay una cultura para la óptima construcción de una infraestructura habitacional, urbana que paga las consecuencias de la ausencia de estudios hidráulicos en una región donde son frecuentes las afectaciones de lluvias torrenciales causadas por ciclones tropicales".

"La falta de planeación de las edificaciones urbanas para resistir los embates de los fenómenos naturales es lo malo de esta temporada", subraya.

Lo feo

Lo desagradable de la etapa ciclónica anual, para la llamada chica del clima es que la península de Yucatán estuvo dentro de la trayectoria de tres ciclones tropicales: las tormentas "Cristóbal" y "Gamma", y el huracán "Delta", de categoría 2.

Graves afectaciones ocasiona la tormenta tropical "Gamma" en el oriente de Yucatán. Arriba, militares ayudan a un vecino de Tizimín a rescatar sus pertenencias.- Foto Megamedia

"Lo feo es que 'Cristóbal' nos enseñó que no es necesario ser un huracán categoría mayor para dejar a una sociedad en caos. Por su trayectoria y lenta evolución sobre Yucatán, hubo importantes acumulados de precipitación que afectaron a varios municipios con niveles altos de agua, muy difícil de drenar".

"Meses después llegaron dos ciclones tropicales, que por sus recorridos afectaron mayormente al oriente y noroeste del estado. Ambos, nombrados con el alfabeto griego, dejaron valores de intensos a torrenciales de lluvia y efectos de viento. Hasta el momento se recaban los datos de acumulados en los municipios damnificados que quedaron incomunicados por los fenómenos meteorológicos", recuerda Sareti.

El meteorólogo de las redes sociales juzga que la cara fea de la temporada es descubrir lo vulnerable que es una población ante un fenómeno natural no muy destructivo y la deficiente planeación de las edificaciones urbanas.

"De nuevo la inundación del paso deprimido es un problema que se vislumbró antes de su construcción, y Angélica Araujo (Lara, alcaldesa de Mérida de 2010 a 2012) se empeñó en hacer".

Las lluvias del huracán "Delta" de nuevo causaron la inundación del paso deprimido, al igual que en varios fraccionamientos y centros comerciales de Mérida.- Foto Megamedia

"Se anticipó que sería un grave error y cada vez que lloviera intensamente se inundaría, y eso pasará siempre. Lo mismo con los grandes complejos habitacionales en el norte y poniente de Mérida, y los modernos centros comerciales que se anegaron por la ausencia de un plan integral de desarrollo", afirma Juan Antonio.

Dato anecdótico

Sareti, con estudios en Meteorología tropical por el Centro de Predicción del Tiempo de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica en Maryland, Washington, expone que el acontecimiento de la actual temporada ciclónica se da en septiembre pasado, cuando se llega a la fase del fenómeno de La Niña de la oscilación del Sur-El Niño, un patrón climático recurrente que implica cambios en la temperatura de las aguas en la parte central y oriental del Pacífico tropical.

"Con ello se rompió el récord del mayor número de ciclones tropicales en septiembre. El anterior es de ocho y este año se formaron 10 sistemas con nombre. Además, el viernes 18 de septiembre pasado se conjuga la formación de tres ciclones tropicales el mismo día: 'Wilfred', 'Alpha' y 'Beta'", destaca.

Juan Antonio, representante en el país del portal internacional especializado en meteorología, refiere que el impacto de tres ciclones tropicales en la península de Yucatán ("Cristóbal", "Gamma" y "Delta") ya está en los anales históricos.

"Los tres temporales enseñan que no se necesita un sistema de categoría 5 para dañar a la población. Lo anecdótico es que afectaron a la región tres ciclones tropicales y se sufrieron las peores inundaciones jamás vistas en la Península, principalmente con 'Cristóbal'. Lo histórico es la cantidad de lluvia que cayó y los severos perjuicios a los habitantes de la entidad", estima.

Previsiones del ciclo

"Hasta el momento no se tiene un pronóstico oficial, pero basados en la climatología, en las próxima semanas se tendrá que vigilar mucho la zona del Caribe, ya que es la porción donde hay mayor contenido de calor en el agua del mar".

"Es muy posible la formación de al menos un ciclón tropical más en esta cuenca en lo que resta de la temporada 2020, hay las condiciones para que eso suceda", advierte Sareti Cardós.

Juan Antonio Palma va más allá, y sin ánimo de ser amarillista sus predicciones no son prometedoras y sí inquietantes, ya que prevé que el período de ciclones tropicales de este año se prolongue a diciembre e incluso alcance los primeros días de enero de 2021.

"Aunque se está, en teoría, a 46 días de que termine la temporada de ciclones tropicales 2020, todavía es probable la formación de más sistemas".

"Ahora se está en un breve período de la Oscilación atmosférica Madden-Julian (un patrón climático que contribuyente y controla diversos eventos relacionados con las precipitaciones) en el que la formación ciclónica disminuye, pero es muy factible que para la tercera semana o a finales de octubre se reanude la actividad", describe.

El meteorólogo anticipa que cuando se active el giro monzónico en Centroamérica (modelo de circulación ciclónica de gran extensión que produce fuerte convergencia de aire húmedo e inestable procedente del mar Caribe) es previsible que se desarrollen más ciclones tropicales y no sería puntual la conclusión de la temporada el lunes 30 de noviembre próximo.

La amenaza del huracán "Delta" obliga a las autoridades a evacuar a los habitantes de los puertos y comunidades del oriente y sureste de Yucatán.- Foto Megamedia

"La temperatura del mar todavía está bastante elevada, hay en el entorno condiciones favorables para la conformación de más ciclones".

"La Niña aporta más inestabilidad y considero que es creíble que se formen meteoros en diciembre e incluso hasta enero, algo que ya sucedió en el período 2005, cuando la tormenta "Zeta" se desarrolló a fines de diciembre y duró hasta el 6 de enero de 2006, así que la temporada va para largo", apunta Juan Antonio.

Covid y clima

Un trabajo del Grupo de Análisis Científico del Coronavirus, creado por el Instituto de Salud Carlos III para dar respuesta precisa a algunas de las cuestiones más relevantes en el estudio del Covid-19 analiza la hipótesis de que el virus SARS-CoV-2 sea menos transmisible en presencia de un clima cálido y húmedo, una posibilidad que podría reducir la incidencia de la enfermedad .

Por el momento, cita el ensayo no hay evidencias científicas suficientes para afirmar que el coronavirus sobrevive peor con el calor y la pandemia podría agravarse y fortalecerse con la llegada de temperaturas menos altas, con los frentes fríos o con un clima más húmedo.

Lo cierto, concuerdan los meteorólogos Cardós Pacheco y Palma Solís es que con la temporada de huracanes extremadamente activa de 2020, y las afectaciones, con lluvias e inundaciones en varias zonas de la península de Yucatán, la propagación del coronavirus se convierte en una amenaza invisible que merodea a la población.

"El desplazamiento o evacuación de los habitantes de los municipios de la Península afectados por las tormentas tropicales 'Cristóbal' y 'Gamma', y el huracán 'Delta' para trasladarlos a refugios o sitios seguros, sin duda es un factor que podría incidir negativamente en más contagios, hay un riesgo real. Si no hay los protocolos indicados, los fenómenos climáticos y la pandemia sería una pareja letal", concluyen Sareti y Juan Antonio.

También pueden leer:

*Prevén nuevo período de lluvias fuertes en la península de Yucatán

*Histórica inundación dejó “Delta” a su paso por Yucatán

*La tormenta ''Gamma'' retoma su rumbo hacia la costa de Yucatán

El presidente Andrés Manuel López Obrador (Foto de Xinhua)

Conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador

Imagen con fines ilustrativos

Detienen en Celestún a sujeto que dañó una casa en Mérida