in ,

Mamás "millenialls" tienen más información

día de la madre
Foto: Megamedia

Una de las características de la actual generación de madres de familia es el consumo de abundantes materiales sobre gestación y crianza.

Herramientas tecnológicas que abren la puerta a abundante información sobre gestación, parto y crianza; equipo médico de vanguardia que aporta datos precisos sobre las condiciones del bebé en el vientre, y una visión de la maternidad que no recluye a las mujeres en casa contribuyen a definir a las mamás de hoy.

La maternidad es diferente

Quienes tienen entre 27 y 43 años de edad —la llamada generación millennial— viven la maternidad en un entorno diferente al que lo hicieron sus propias mamás y abuelas, no solamente por las mejoras en la atención del embarazo como resultado de los avances científicos sino también por el cambio de ideas sobre lo que debe hacer y cómo debe verse una madre.

A Dianelly Fernanda Pacheco Vera, de 28 años y psicóloga de un Centro de Atención Múltiple, eso le resultó evidente cuando esperaba a Fernando, quien ya tiene seis meses de edad. “Hay mucha información de lactancia, cuidado, crianza, alimentación complementaria.., de todo lo que antes eran mitos o dichos de la abuelita”, señala.

“La mamá de ahora es moderna, actualizada, está informada, todo para que el bebé tenga la mejor alimentación y crianza”.

Sin embargo, admite que “toda la información que se tiene, si no se sabe utilizar, puede ser una desventaja” al convertirse en fuente de ansiedad para la mamá.

Lee: La Semana hace 50 años: Plano Regulador propone eliminar paraderos en el Centro de Mérida

A ella, por ejemplo, leer abundantemente sobre las etapas de desarrollo del bebé le hizo temer que Fernando tuviera problemas cuando no manifestó las conductas indicadas en los tiempos exactos de los que hablaban los artículos. “Quería en un molde a mi bebé: si a los tantos meses tenía que hacer algo, yo decía ‘¿pero por qué no lo hace?’. Tienes que saber sobrellevar esa información”, recuerda.

La especialista en lactancia con la que consultó le explicó que “todas las mamás son diferentes, todos los estilos de crianza son diferentes” y los períodos de crecimiento del bebé en ocasiones se cumplen antes y en otras, después; hay que “tener esa soltura, no ser tan cuadrada”.

Foto: referencial

También su ginecólogo le advirtió que podría estarse sobreinformando y que eso le despertaría mucha ansiedad. Le aconsejó leer para conocer los diferentes aspectos de la gestación, pero no llevar más allá su investigación impulsada por el miedo a pasar por alto complicaciones.

“Así como hay información verídica, la hay que no lo es; hay que saber investigar”, apunta.

Cuidado con las redes sociales

Para Fabiola García Magaña, directora del Instituto Municipal de la Mujer, es justamente el manejo de la información uno de los principales desafíos para las mamás de hoy.

Ellas, afirma, se enfrentan al “uso inadecuado de la información y cómo a través de las redes sociales van generando pensamientos colectivos que la mayoría de las veces no son una realidad”.

La funcionaria ve asimismo un reto en el hecho de que “continuamos viviendo en una sociedad donde se siguen conservando los estigmas y estereotipos de lo que ‘debe ser y hacer una madre’ en cuanto a las mujeres que deciden serlo y, peor aún, en las que deciden no serlo”.

En ese sentido, afirma que el peso del ejercicio de la maternidad y la labor del maternaje (los comportamientos que aportan cuidados al bebé y todo lo indispensable para su desarrollo físico y psíquico) todavía “es asignado a las mujeres, liberando a los hombres de su paternidad y paternaje”.

Te puede interesar: ¿Cuál es la mejor raza de perro para niños? Estas son sus características

Una maternidad sostenible

Foto: referencial

García Magaña destaca que una característica del maternaje moderno es el interés en practicarlo de manera sostenible mediante el consumo de pañales, utensilios para el bebé y otros objetos compatibles con la naturaleza.

Además, continúa, “actualmente las mujeres que deciden ser madres y ejercer su maternidad cuentan con tecnologías modernas para ayudar a la cría y el cuidado de hijas e hijos y las que cuentan con los medios económicos pueden acceder a los mismos”.

Aplicación

Durante el embarazo Dianelly echó mano de esas tecnologías al descargar una aplicación que describía el crecimiento del bebé con el paso de los meses. “Me dio mucha ilusión imaginar a mi bebé”, confiesa. “En los ultrasonidos nunca se dejó ver, entonces me hacía mucha ilusión saber que tenía tal tamaño y que tal vez se viera así...”.

Tecnologías médicas, como el ultrasonido estructural, le permitieron tener una detallada medición y valoración de las estructuras internas de su hijo, algo de lo que no dispuso su mamá Diana cuando esperaba el nacimiento de Dianelly. “Me dijo: ‘Yo nunca viví eso, nunca me dijeron: el riñón de tu bebé mide tanto, el cerebro está así...’. No podía creer todo lo que estaba viendo”, recuerda.

Las condiciones del parto fueron también diferentes entre una y otra. “Me sentí como en casa, nada nerviosa, los doctores superbuena onda, todo relajado. Mi mamá me cuenta que su parto fue muy de protocolo, más relación doctor-paciente”, expresa.

Retos de ser una mamá moderna

Foto: referencial

Pero no todo es más fácil para la actual generación de madres en comparación con las precedentes, aun cuando tengan más información y libertad de acción. “Antes eran más abnegadas, estaban dedicadas a sus hijos, no podían salir ni ir con sus amigas porque ya eran mamás”, dice Dianelly. “Ahora se han abierto muchas puertas a las mamás”.

Desde otra óptica, “ganamos con el hecho de que seguimos trabajando pero socialmente nos presionan para no encasillarnos en ser mamás”, añade. “Tenemos que ser profesionales pero también mamás, ya es un todo, no nos podemos dividir”.

“Es una ventaja y una desventaja querer más libertad”, reconoce, “porque si queremos seguirnos preparando tenemos que pasar menos tiempo con nuestro bebé”.

A esos inconvenientes para las mamás actuales la directora del Instituto Municipal de la Mujer agrega “la discriminación que viven muchas mujeres madres solteras, divorciadas, y jefas de familia, ya que aun vivimos en una sociedad donde consideramos que una familia la integran un papá, una mamá y sus descendientes, cuando la realidad es que en el presente son conformadas por personas que deciden cohabitar como familia”.

“Como dificultad miro la falta de atención integral y sensible médica a mujeres embarazadas y en el tema de métodos anticonceptivos”, en el cual se debería involucrar “tanto a hombres como mujeres para conocer sus alternativas cuando decidan iniciar su vida sexual”.

“Miro una gran dificultad” para mujeres que desean “ejercer su maternidad y por cuestiones biológicas no pueden”.

“Los trámites legales tardados a los que se someten las personas que desean realizar una adopción es también una gran dificultad para que realicen el deseo de tener bajo su guarda y cuidado a personas menores”, manifiesta.

La funcionaria espera que a futuro haya una “maternidad libre y decidida sin imposiciones religiosas, sociales o culturales, que las mujeres tengan esta libertad de ejercer o no su maternidad o maternaje”.

Diferencias con las mamás del futuro

Para Dianelly, la diferencia entre las mamás de ahora y las de siguientes generaciones pasará por lo tecnológico: “Me imagino que hasta podrán ver al bebé ‘en vivo’, no en ultrasonido”. Y augura la aparición de medicamentos especializados para embarazadas, que por ahora deben evitar ciertos fármacos que afectan el desarrollo del bebé.

“Va a haber avances que ni nos imaginamos”, sentencia.

Te puede interesar: La vacuna contra el Covid ''revive'' en los adultos el miedo a las inyecciones

¿Sirven de algo las mini bodegas o no valen la pena?