in ,

Misteriosas reuniones del fiscal con un traficante de tierras en apuros

Gabriel Guzmán Millet
El empresario Gabriel Guzmán Millet en reunión con una centena de ejidatarios de Yaxkukul, a quienes propuso comprarles tierras.- (Megateca)

Ante la presión de sus acreedores y para coordinar su defensa jurídica, el comerciante de tierras ejidales Gabriel Guzmán Millet habría sostenido varias reuniones con algunos de sus socios, a fin de buscar un acuerdo de pago con sus clientes, principalmente con los más grandes, informan fuentes cercanas al caso.

Las reuniones se habrían celebrado en la casa del empresario José Palomeque Roche, socio de Guzmán Millet en muchos terrenos. Éste habría presidido las reuniones y supervisado los acuerdos.

Leer: Nexos de un traficante de tierras con sonado atraco

Una de esas juntas ocurrió a fines de septiembre, en el domicilio de Palomeque Roche, en Villas La Hacienda. A ella asistieron Guzmán Millet, su abogado, los representantes de algunos inversionistas y el fiscal general del Estado, Wílbert Cetina Arjona, asegura una fuente que pidió no ser identificada.

La última junta, al parecer, se habría celebrado apenas el sábado 17 de octubre, en el mismo lugar, y fue convocada por el propio fiscal Cetina Arjona. Asistieron Palomeque Roche, Guzmán Millet y su abogado.

¿Por qué asiste el fiscal?

Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, no ha podido confirmar hasta ahora los motivos del fiscal para asistir a esas reuniones.

Wílbert Cetina Arjona, fiscal general del Estado.- (Megateca)

Ayer publicamos que Guzmán Millet, un conocido comerciante de tierras ejidales, con cientos de predios a su nombre, atravesaría por serias dificultades para cumplir los compromisos que hizo con numerosos inversionistas locales que le entregaron dinero para comprar terrenos.

Su presunta insolvencia financiera ha ocasionado una gran incertidumbre entre sus muchos clientes, así como una avalancha de demandas mercantiles y de embargos.

Aparte de esto, a Guzmán Millet se le vincula con un violento asalto a una residencia del norte de Mérida, a principios de agosto que, a su vez, al parecer, tendría relación con sus propios apuros financieros.

Agentes policíacos ya detuvieron a dos personas relacionadas con ese asalto, una de las cuales, según muchos indicios, estaría relacionada con el traficante de tierras ejidales.

Relaciones empresariales

Central 9 averiguó que éste es socio de Palomeque Roche en Inmobiliaria Vertro, S.A de C.V., donde funge como secretario del Consejo de Administración. Guzmán Millet es, además, dueño del 20% de las acciones de esa compañía; Palomeque  posee el 75% y Alfonso Sánchez Tello Zapata el 5%.

Esta empresa es la propietaria del desarrollo habitacional Cittadella, ubicado arriba de Santa Gertrudis Copó, con 2.9 hectáreas de extensión.

Asimismo, Guzmán Millet es copropietario con Palomeque Roche de otros terrenos, entre ellos el lote catastral 18197 en Tamanché, con una extensión de 109,500 metros cuadrados. Este último es dueño del 25.5% del predio y el comerciante de tierras ejidales del 17.7%.

Los demás socios son: Arturo Palomeque Roche, con el 6.8%; José Antonio Millet Palomeque, 25%, y Ovidio Jasso Lara, 25%.

En Uaymitún, Guzmán Millet y Palomeque Roche poseen, al 25% cada uno, el tablaje 2922, con 7,100 metros de superficie. El otro 50 por ciento pertenece a Roberto José Torres Góngora.

Leer: Investigan delito "de alto impacto" en el norte de Mérida

Casi 500 predios

Según las fuentes consultadas, el número de predios a nombre de Guzmán Millet, solo o en sociedad con Palomeque Roche u otros inversionistas, ascendería a 481, distribuidos en los municipios de Mérida, Samahil, Hunucmá, Yaxkukul, Conkal y Baca.

En la primera parte de este informe publicamos que este empresario, de 49 años, conocido  por su apodo de “Gabino”, compra, bajo encargo, tierras ejidales con el dinero que recibe de muchas personas.

En los últimos años, sin embargo, Guzmán Millet se “enredó” financieramente y dejó de cumplir los compromisos con sus clientes.

La razón: habría comprado más tierras ejidales de las que podía pagar, ‘jineteando’ el dinero de sus inversionistas, a quienes empezó a dejar mal. Esto se tradujo, a su vez, en la imposibilidad de Guzmán Millet para atraer nuevos inversores y en la acumulación de deudas que ascenderían a entre 800 y mil millones de pesos.

La estrategia aplicada

Para enfrentar el problema, el empresario estaría siguiendo la siguiente estrategia: poner a nombre de su hijo los predios de mayor valor. Pagar la deuda con sus clientes más grandes. Dejar muchos lotes de poco valor para que sean susceptibles de embargo, y quedarse con los predios que compró a nombre de otros, pero que difícilmente pueden ser reclamados judicialmente, ya que el dinero que le entregaron a Guzmán Millet carece de procedencia fiscal.

En el primer caso, informes obtenidos por Central 9 en el Registro Público de la Propiedad demuestran que Guzmán Millet  ha ido pasando una buena parte de los terrenos a su nombre, a favor de su hijo Gabriel  Guzmán Vargas, mediante el proceso jurídico de donación.

Algunos de estos  predios son, entre otros muchos, los siguientes: tablaje catastral 20606, de 735.8 metros cuadrados de extensión, en Cholul. También, los tablajes 42053, 42054 y 42821, en Santa Gertrudis Copó, que en conjunto representan una superficie de 2,275 metros.

En estos tres lotes Guzmán Millet tiene el 25% de la propiedad, que donó a su hijo. Los demás socios de estos predios son entre otros, el exvicefiscal y exdirector de Averiguaciones Previas en el gobierno de Ivonne Ortega Pacheco, Friedman Peniche Rivero, con otro 25%.

Igualmente  cambió de dueño el lote catastral 5327, de 16,956 metros cuadrados de extensión, en Baca, cuya donación se realizó apenas en septiembre, a favor de su hijo.

Embargos

Ese mismo mes, por el  contrario, las autoridades judiciales embargaron varias propiedades de Guzmán Millet. Una de ellas fue el predio San Juan Xudzum (tablaje catastral 881) en la comisaría de Nolo, en Tixkokob, con una superficie de 93.6 hectáreas.

El comprador de tierras ejidales posee una tercera parte de esa superficie. El resto, a partes iguales, pertenece a una inversionista y a Mauricio Sahuí Rivero, excandidato del PRI a la gubernatura.

El embargo, autorizado el 4 de septiembre, fue producto del juicio mercantil 605/2020, iniciado por Ricardo Díaz Montes de Oca, que le reclama a Guzmán Millet un adeudo de 20 millones de pesos.

Esta persona también logró el embargo del 50% del predio número 301-D, de la calle  4, de la colonia Santa Rita Cholul, que le pertenece a Guzmán Millet, así como la mitad del tablaje 18137 de Cholul (854 metros), a su nombre, en copropiedad con Helena Correa Negrete.

El mismo acreedor embargó recientemente el 50% del  tablaje 5369 de Hunucmá, con una superficie de 95,642 metros. El resto de la propiedad pertenece a partes iguales a María Cristina Rodríguez Castellanos, Ileana Beatriz Díaz Ávila y a Marylis Escalante Fernández. (CONTINUARÁ)

Conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador

Recapturan al asesino de una periodista en Dinamarca, tras intento de fuga