in ,

Nócaut al proceso del boxeo: ¿Por qué no hay ahora figuras yucatecas?

Daniel “Zurdo” Garrido, entrenado por Henry Vidal, alcanzó plata en el Festival Olímpico nacional y oro en el Regional de Juegos Conade (Foto de Ramón Celis)
Daniel “Zurdo” Garrido, entrenado por Henry Vidal, alcanzó plata en el Festival Olímpico nacional y oro en el Regional de Juegos Conade (Foto de Ramón Celis)

El boxeo es, en el plano individual, el principal referente que tiene el deporte yucateco a lo largo de la historia.

Pero, de pronto, el pugilismo del Mayab se quedó no solo sin campeones, sino incluso sin aspirantes reales que puedan seguir la huella dejada por leyendas auténticas como Miguel Canto, los Guty Espadas, Juan Herrera, “Chato” Castillo y Lupe Madera, otrora gestores de la llamada “época de oro” de la nuestra Fistiana.

Y es real. No se ha visto, desde que Gilberto Keb ascendió al trono universal en 2010, a otros peleadores que muestren aspiraciones de llegar a la “grande”.

¿Qué pasa allí?

Fue una pregunta que hicimos a dos expertos en boxeo. Uno, en la formación de púgiles amateurs, Henry Vidal Gijón, con cuatro décadas en esta labor de enseñanza. Y otro, el propio Gilberto Keb Baas, quien antes de ser monarca universal de los minimoscas, fue campeón de Olimpíada Nacional y ahora se encarga, como preparador, de pulir una joya que lleva su sangre: su hijo Guillermo.

De entrada, sus opiniones generarán controversia. El tema es propicio para eso. En los “Domingos Especiales de www.yucatan.com.mx”,en esta primera de dos entregas, los dos expertos señalan que, en gran parte, se debe a que los procesos se adelantan y se fuerza el debut profesional de los noveles peleadores.

Debut precipitado

“Y no se cumplen esos procesos. Apenas ven que un muchachito gana cuatro o cinco peleas profesionales… ¡Vámonos! A debutarlo. Y si lo ponen contra alguno que ya tiene experiencia, pues eso puede terminar desbaratando la carrera que apenas se inicia”, dice Henry, reconocido varias veces como mentor amateur desde su establo en el Estadio “Salvador Alvarado” o en el que lleva su nombre en Francisco de Montejo.

Recientemente dos peleadores amateurs llegaron lejos en los certámenes que disputaron. Uno, Guillermo Keb, quien acaba de ganar el oro en el regional de los Juegos Nacionales Conade. Otro, Daniel “Zurdito” Garrido, un superwelter que igual que Keb, ganó el oro en Tabasco, y antes, se llevó la plata en la dura competencia que representó el Festival Olímpico de Boxeo en Oaxtepec, Morelos.

Esos logros alborotaron el avispero, máxime que tiene años que no se logran triunfos resonantes en el deporte de los puños.

No es solo cuidar a los boxeadores, sino tratar de que sigan su proceso formativo como amateurs. Mira, hasta Óscar de la Hoya tuvo su larga carrera amateur y llegó a Juegos Olímpicos a ganar la medalla de oro”, expresa Keb Baas, quien tuvo igual largo proceso aficionado antes de saltar al ring profesional.

Henry Vidal habla de que un boxeador debe tener un lapso de tres o cuatro años de amateur, unas cien peleas o sobre ese número, para poder llegar preparado al boxeo de paga.

“Pero nada… Los están esperando los manejadores o promotores que se conforman con ganar unos pesos arriesgando a los muchachos y truncando sus carreras”.

Mente y boxeo, de la mano

Keb lo reitera: “Tienen que hacer una carrera fuerte, prepararse como boxeadores, tener una mentalidad distinta. Física y mentalmente tiene que haber esa preparación”.

¿Por eso no hay campeones mundiales en Yucatán?

Vidal Gijón, quien trabajó en sus inicios con “Cholaín” Rivero y también con Nacho Beristáin, considera que “se acaban los campeones cuando no se les dan los seguimientos adecuados. Por ganar unos pesos se acaba todo, así ha pasado”.

Y, acepta el “Pollo” Vidal, “podrán muchos no estar de acuerdo con lo que pasa, pero eso pasa”.

“No hace mucho –expresa el entrenador- había muchísimos peleadores buenos en el profesionalismo. ¿Recuerdas las funciones de media semana y de sábados? Y terminaba una función y estaban listas las otras. Porque se preparaban, trabajaban fuerte".

"Existían torneos, había el famoso campeonato de los Guantes de Oro y otros más. Estabas en amateur y tenías competencias y ya cuando llegabas al de paga, estabas fogueado".

Eso sucede porque sucede: desde Keb, ¿cuántos yucatecos se han acercado a pelear por un campeonato mundial?

Henry Vidal señala que “los procesos deben ser largos para que el peleador pueda llegar de la mejor forma posible, primero, al profesionalismo".

"Los ves chavitos, notas sus cualidades, pero quieren que rápido lleguen al boxeo de paga. ¿Cuál es el chiste si luego pronto dejarán esto porque no están preparados para ser profesionales?

El amateur es la base

Guillermo Keb Canul, seguido de cerca por un hombre que sabe lo que es sufrir y alcanzar la gloria, el que fuera campeón mundial Gilberto Keb Baas
Guillermo Keb Canul, seguido de cerca por un hombre que sabe lo que es sufrir y alcanzar la gloria, el que fuera campeón mundial Gilberto Keb Baas (Foto de Raón Celis)

Ejemplos numerosos se han vivido en la Fistiana yucateca en los años recientes. Mencionar nombres, claro, puede herir susceptibilidades.

Y Keb vuelve a la carga y acepta los comentarios de Henry Vidal. “El amateur es la base. La base de un boxeador profesional, el éxito que pueda alcanzar, depende de la carrera amateur que hayas tenido”.

Insiste, por ejemplo, en la suya, que tuvo su proceso formativo, se ligó a la trayectoria de sus hermanos peleadores (Luis Enrique y Juan Alfonso, que fueron los “Babes”, peleadores profesionales), y mencionando Óscar de la Hoya, “que fue incluso medallista olímpico y tuvo un largo proceso de muchas peleas antes de llegar a los Juegos (Barcelona-92).

Ambos expertos consultados por Central 9 señalan la prisa de los entrenadores y apoderados por llevarlos al boxeo de paga.

"Depende de los entrenadores"

Keb Baas dice: “Depende de los entrenadores, apenas te ven cualidades, te mandan al profesionalismo. Allí muchos se estrellan, les falta madurar físicamente, mentalmente, y sobretodo boxísticamente”.

“Puedes toparte con peleadores de 25 o 30 años que son maduros, fuertes, mañosos, te pueden lastimar. Y si tú apenas estás comenzando, pues te pueden hacer cambiar tu carrera”.

Henry Vidal, a quien Beristáin apodó alguna vez “Cholaincito” porque era el alumno predilecto de “Choláin” Rivero, coincide y agrega que “incluso la misma formación física y genética del peleador".

"A veces tu cuerpo está madurando, tus huesos van en el desarrollo. No es lo mismo pelear con alguien que ya tiene diez peleas profesionales o más, y uno que está debutando”.

Incluso en Yucatán no ha tenido en muchos años peleadores que sean aspirantes siquiera a los procesos olímpicos precisamente porque desde los 16 años ya los están tentando para irse al profesionalismo.

“De preferencia que hagan su ciclo olímpico. Y mira, si no quieren pensar en ese proceso, que lo hagan hasta una buena carrera, con 18 o 19 años. Ahora, a los 18 ya se boxea sin careta sin playera, con vendaje profesional, así se hace el boxeo elite. Esto les permite estar mejor preparados si quieren ser profesionales”.

Hijo de tigre…

¿Llevarás a tu hijo Guillermo a esos planos?

“Estamos en esa parte, vamos a tratar de ir paso a paso, sin prisas. Esto no es de llegar primero. Tiene mucho que aprender todavía”, dice el exmonarca mundial.

Y Henry cierra esta primera parte señalando los avances de peleadores como Guillermo, como el “Zurdito” Garrido y Pablo Herrera.

“Tenemos un muy buena camada, ya está desarrollándose y ha dado resultados. Es cosa de llevarlos con calma”.

Camada que promete

Los resultados de los que habla Vidal son una plata de Garrido, del Estadio Salvador Alvarado, en el Festival Olímpico de Oaxtepec, donde se midió con la crema y nata del país en los 69 kilos, y el oro en el regional de los Juegos Conade.

Keb, de 64, fue atracado en Oaxtepec, favoreciendo a un jalisciense en la segunda ronda, y también se coronó en Villahermosa en los regionales, y Pablo Herrera, un “chico” de Oxkutzcab que se quedó cerca del oro en la justa tabasqueña en los 91 kilos.

Una tarde de boxeo en el Gimnasio “Henry Vidal” en Francisco de Montejo: Carlos Cárdenas, Mario Cortes, Henry Vidal, Daniel Garrido, Jorge Barahona, Guillermo Keb y Gilberto Keb
Una tarde de boxeo en el Gimnasio “Henry Vidal” en Francisco de Montejo: Carlos Cárdenas, Mario Cortes, Henry Vidal, Daniel Garrido, Jorge Barahona, Guillermo Keb y Gilberto Keb (Foto de Ramón Celis)

“Si lo ves… hay de donde trabajar. No queremos ese brinco todavía. Que sea paso a paso”, admite.

Este tema tiene para mucho. Y podrán no estar de acuerdo todos, menos en una tierra que tanto brillo tuvo y ahora llora recordando sus grandezas y añorando ídolos.

“Zurdito” Garrido, flanqueado por sus manejadores Mario Cortés y Henry Vidal Gijón
“Zurdito” Garrido, flanqueado por sus manejadores Mario Cortés y Henry Vidal Gijón (Foto de Ramón Celis)

Accidente en la vía Ticul-Sacalum con saldo de un motociclista lesionado

El alcalde de Mérida, Alejandro Ruz Castro, visitó la granja de Pedro Sosa Canul, en la comisaría de Komchén

Impulso al sector agrícola en comisarías de Mérida