in ,

Para crecer, encuentra el sentido de tu vida

Si fuera mujer, 2021 se llamaría Valentina. Y esto es porque, a pesar de que 2020 fue un año difícil, nos dejó muchas enseñanzas y de una u otra manera nos hizo encontrar entre el dolor, la incertidumbre y la angustia el valor suficiente para seguir adelante, asegura Oralia Canepa Martínez. 

“En este arranque de año, uno de los principales propósitos que debemos plantearnos es vivir sin miedo para situar nuestros pensamientos en el escenario donde siempre hemos deseado vernos”, propone la experta en coaching empresarial y personal.

El 31 de diciembre sentimos una sensación de alivio, como si con el final de 2020 termináramos una etapa agotadora y por el simple hecho de iniciar el calendario salieran de nuestras vidas los problemas. Como si se nos permitiera comenzar de cero una nueva etapa, señala.

El principio del comienzo

“Disponerte a escribir una página en blanco en tu vida es una buena forma de afrontar lo que viene y dejar atrás lo ocurrido.  Es mirar en perspectiva, salirte de la caja, verte desde afuera y plantearte nuevos retos”.

Tras recordar que el inicio de año es una oportunidad de cerrar ciclos y empezar a desarrollar una perspectiva positiva que te permita afrontar sin miedo incluso los días más complicados, Oralia sugiere que vayas contracorriente y en lugar de lamentarte por los malos momentos que tuviste en 2020, te tomes un tiempo para recordar esos 365 días de tu vida y pensar en las cosas buenas–pocas o muchas- que seguramente también ocurrieron.

Para ayudarte en esa reflexión, te propone cinco preguntas:       

1. ¿Qué aprendí en 2020?

2. ¿Qué cambió en mi vida personal para el año que comienza?

3. ¿Tengo metas qué perseguir este año?

4. ¿Qué haría diferente en 2021 si la situación por la epidemia se prolonga más meses?

5. ¿Qué cambiaría en mi vida profesional, en mi trabajo, en mi empresa?

“Toda experiencia en la vida genera aprendizaje y crecimiento después de una reflexión profunda.  La pandemia nos está  dejando de herencia un crecimiento en lo individual y lo colectivo que nunca hubiéramos logrado si no nos hubiéramos detenido por completo”, dice Oralia, directora de Canepa Consultores, firma de asesoría empresarial y familiar (www.canepaconsultores.mx).

Pausa necesaria

En opinión, aunque estamos pagando un costo muy alto, no solamente en el aspecto económico, sino también en el emocional y moral, muchas veces con la pérdida dolorosa de un ser querido y en otras con el deterioro de nuestra propia salud, teníamos que hacer esta pausa.

“El Covid-19 nos ha exigido resistencia física, mental y familiar, ha puesto a prueba nuestros límites. Pero también nos ha dado muestras de solidaridad y compromiso, como los innumerables trabajadores –médicos y enfermeras, dependientes de tiendas de comestibles, los recolectores de la basura- que se arriesgan para que todo siga funcionando y todos los que han seguido las medidas de seguridad, como quedarse en casa, usar cubrebocas, respetar la distancia física”.

La resistencia al encierro se convirtió en resiliencia y ésta a su vez se transformó en valor y fortaleza, porque pensamos que ahora sí todo lo podemos alcanzar, que es cuestión de tiempo, que ya hemos llegado lejos y vemos una luz de esperanza con las vacunas que están siendo aplicadas a cada vez más personas en el mundo.

Somos más resistentes

“Dios ha sido bondadoso con nosotros. A algunos nos ha permitido no contagiarnos; a otros, padecer la enfermedad y salir adelante, y a unos más a sobrevivir a la pérdida de uno o más seres queridos”, medita. “Pero a todos la enfermedad nos ha hecho engrosar la piel, resistir más, comprendiendo y aceptando que hay realidades que no podemos cambiar”.

Sin embargo, por más difíciles que sean estos tiempos, los testimonios de quienes han sobrevivido al Covid nos muestran que seguramente nos espera un mejor mañana.

Nuevas oportunidades

En este escenario, Oralia te invita a que pienses con detenimiento ¿qué cambio para ti el año pasado?  

Tienes que ver el futuro como una oportunidad y una ventana para poder crecer, en todo sentido”, señala.

Para ayudarte a reforzar la actitud positiva que te llevará a perseguir con pasión tus objetivos, la experta propone que escribas un diario personal y comiences con cuatro reflexiones:

¿Qué quieres transformar en tu vida este año?

“Basta de estar buscando pretextos para que no ocurra lo que tú anhelas que suceda. Los sueños se hacen realidad sólo si tú te lo propones y te esfuerzas para que las cosas sean. ¿Cuántas veces te has planteado metas y has logrado tus objetivos porque pones en marcha las acciones para hacerlos realidad?”.

Escribe de qué te sientes agradecido y por qué.

Hazlo durante 30 días, así tendrás un libro del agradecimiento para hacer soleados los días siguientes con tus propios testimonios.

Detalla los propósitos de este año.

Comienza con el más sencillo. En ocasiones, alcanzar los objetivos más sencillos motiva la persecución de las metas de mayor alcance o de más antigüedad que no has podido cumplir.

Identifica tu vocación.

Oralia Canepa Martínez experta en coaching empresarial y laboral
Oralia Canepa Martínez subraya que la reflexión es necesaria antes de fijar los objetivos personales

 “Muchos tenemos el enorme privilegio de dedicarnos a lo que realmente disfrutamos en la vida. Con los años, las personas nos vamos transformando en nuestros intereses personales y éstos a su vez nos ayudan a que vayamos cumpliendo nuestro plan de vida y carrera. 

"La búsqueda de la actividad profesional a la que nos dedicaremos es el resultado de este plan. Tienes que dedicar  tiempo a esta reflexión. Busca en tu interior qué actividad te gusta realizar y con la que contribuyes al beneficio de otros directa o indirectamente.  Encuentra el sentido de ser parte de una gran comunidad".

Como ejemplo, Oralia comparte algo de su propio trabajo y comenta que se siente agradecida por la posibilidad de ayudar a familias empresarias a planear su futuro hacia una sucesión generacional segura, equitativa y justa.

“En el coaching me siento afortunada de poder contribuir a que los directivos y miembros de la siguiente generación o socios de empresas puedan abrir nuevas perspectivas, transformar, mover y mejorar sus vidas profesionales y personales”.

Tu razón de ser

Todos tenemos una misión en la vida. Recuerda siempre que el mundo necesita de tus talentos, por lo que es necesario que sigas tu verdadera vocación, señala Oralia, quien insiste en que te hagas la pregunta: ¿qué tarea hago con pasión y con ella ayudo a los demás?…

“Si eres maestro, colaboras en la formación de nuevas generaciones; como empresario, generas riqueza para el crecimiento de una comunidad; si eres médico, salvas vidas y asistes en los momentos más difíciles a los seres humanos; si eres estudiante, tienes la gran responsabilidad de formarte con los más altos estándares para servir a los demás con tus conocimientos… Y así los ejemplos pueden seguir. Todos tenemos esa gran razón de ser, todos somos alguien”.

Todos tenemos un propósito en la vida, una motivación superior a cualquier pandemia y que nos permite salir adelante siempre con las miras más altas”

Oralia Canepa Martínez, especialista en coaching

La pandemia ha sido una prueba que estamos superando como raza humana con creces, continúa. Ya no somos los mismos de hace un año, somos más maduros, más fuertes, más valientes.

Te podría interesar: Herramientas para hacer de 2021 un año magnífico

“Identifica qué te mueve para hacer de eso tu razón de vida, ten el coraje y la honestidad de preguntarte qué te hace sentir libre, creativo, productivo, en equilibrio y armonía con el mundo y contigo mismo”, continúa.

“¿Cuál es tu razón de ser?, búscala dentro de ti, siéntete orgulloso de ti, de tu trayectoria, de quién eres y trabaja lo que en conciencia quieras cambiar, no te detengas, la vida es muy breve y acuérdate que no hay tiempo que perder, muévete, que sólo tú lo puedes hacer realidad”.

Entonces 2021 no solamente te ofrece una nueva ocasión para transformarte, sino también la oportunidad que estabas esperando en 2020 y que ha llegado para ti. “Recuerda, esto es para el que quiere vivir la vida sin miedo, con alegría, con un plan, con un objetivo y con una razón de ser”, finaliza la consultora (oraliacanepa@gmail.com

Casi 400 casos de Covid-19 en Yucatán

La percepción de inseguridad, al alza